Suscríbete
Internacional

El refuerzo del teatro en el ejercicio legal

Desde Argentina, “Abogados Al Teatro” imparte clases de actuación específicamente para los trabajadores del área legal. Según uno de los creadores de la iniciativa, Juan Brusa, quien además es actor, abogado y académico, el cruce entre el derecho y el teatro permite que los abogados que no tienen las habilidades suficientes para exponer frente a una audiencia puedan ejercitar y ser mejores profesionales.

27 Febrero, 2019 Comparte en:
Javier González

¿En qué se parecen un abogado y un actor? Ambos tienen que transmitir y comunicar una situación. En el caso del actor es ficción, y en el caso del abogado una situación real.

Es importante que los profesionales del área legal desarrollen una correcta colocación en la voz, tengan una buena dicción, un lenguaje corporal que se condiga con lo que se está diciendo, escuchar al otro atentamente sin ser distraído por los nervios, entre otros elementos.

Todo esto es posible aprender a través del teatro. Lo que hicieron Juan Brusa, actor, abogado y académico argentino de postgrado de la facultad de derecho de la Universidad Católica de Buenos Aires, y el actor y periodista argentino Facundo Martínez fue crear “Abogados al Teatro” iniciativa que consiste en impartir clases de teatro a abogados.

El proyecto tiene el objetivo de dar más confianza, naturalidad y seguridad al trabajador del derecho. “No importa cual es el nivel o edad del abogado, siempre puede mejorar en esta materia. Todos pueden ser mejorables”, explica Brusa.

De esta forma, el cruce entre derecho y teatro hace que abogados o estudiantes de derecho que tienen problemas con desenvolverse frente a un público, que son tímidos o simplemente no están conformes con su desempeño a nivel vocal o corporal puedan aprender y resolver estos problemas al momento de exponer.

“A veces, los nervios hacen que el profesional esté más preocupado de cómo se ve, a estar atento a lo que pasa a su alrededor. Si estoy en una audiencia de conocimiento de causa, por ejemplo, todo lo que estoy haciendo sucederá en la cabeza del juez. Entonces hay que usar los tonos de voz, ademanes y miradas de la forma más favorable posible, con el fin de poder comunicar lo que quieres comunicar”, cuenta Brusa.

Las clases constan de dos niveles. El primer nivel consiste en dos horas semanales durante dos meses. El segundo nivel, donde se profundizan algunas temáticas en un entrenamiento de carácter actoral, dura tres horas semanales en dos meses.

En cada sesión se parten con 30 minutos de materia teórica, donde se ven videos de abogados que aparecen en los medios de comunicación. Facundo y Juan notan algunas deficiencias de los que aparecen en las reproducciones, y les explican a sus estudiantes como se puede hacer mejor.

Después se trabaja en forma grupal, a través de ejercicios de relajación, improvisación y técnicas para la voz. “En la última clase, todos tienen que ir vestidos de abogado, como decimos nosotros, y tienen que hacer la presentación del texto que estuvieron preparando, que consiste principalmente en un alegato. Aquí tienen que poner en práctica todo lo que aprendieron en el curso” cuenta Brusa.

Según el profesor, llegan todo tipo de estudiantes, con necesidades distintas: “hemos tenido abogados con 30 años de experiencia, estudiantes que no han empezado a trabajar y tienen temor o inquietud a estos encuentros cara a cara con una contraparte o un juez. Siempre adecuamos los ejercicios a las necesidades de cada uno”.

Los creadores de Abogados al Teatro han sido contactados desde otros países. “Nosotros difundimos nuestro proyecto a través de las redes sociales. Por esta vía nos contactaron desde México para realizar talleres en el país. Intentamos crear clases de tal modo que en una semana se pueda avanzar en las temáticas que tocamos”. También han sido contactados desde el interior de Argentina, que durante el año visitarán.

Si estás en Argentina y estás interesado en participar en las sesiones, puedes contactar a los creadores del proyecto por Facebook o por Instagram.

 
También te puede interesar:
La cara jurídica de la educación
Estudio Muñiz publica libro sobre derecho de la moda en Perú
Derecho deportivo: los abogados tras el doping, las sociedades y los atletas

Comparte en: