Suscríbete
Universidades

Universidades extranjeras visitan Chile para ofrecer sus LLM

En los estudios Carey & Allende, Barros & Errázuriz, y en la Fac. de Derecho UC, seis planteles de Estados Unidos expusieron los elementos a tomar en cuenta al momento de postular, los programas a elegir, los costos y respondieron numerosas preguntas. Te interesará.

7 Octubre, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LLMCarey & Allende

Sofía Martin



Una vez al año prestigiosas universidades de Estados Unidos se dan una vuelta por Chile, Argentina, Perú y Colombia. Visitan estudios jurídicos grandes y una o más universidades, en días copados de presentaciones. El incentivo es que abogados latinoamericanos van cada vez en mayor número a cursar un Master en Derecho (LLM), cuyos precios de lista van entre los US$35.000 y los US$60.000.

Ayer fue el turno de Santiago y hoy le tocaba a Lima. A las 10.00 de la mañana del jueves partieron en las oficinas de Carey & Allende, en una charla abierta a abogados de otras partes. Seguían en la Facultad de Derecho UC y a última hora de la tarde visitaban Barros & Errázuriz.

Hubo representantes de Boston University, UCLA, Hofstra Law, Virginia School of Law, Emory Law y American University, quienes explicaron en qué consiste un LLM, cuáles son los beneficios de tomar un JD y qué se puede lograr estudiando para rendir el Bar Exam de algún estado.

En Idealis Lex Reports ya se ha debatido sobre la utilidad de cursar un LLM como factor que gatille un alza en las remuneraciones (leer columnas de Felipe Lavín y Alfonso Dittborn), pero si hubiera que resumir los elementos planteados por las universidades en la charla (que no sean venderse mejor ante futuros empleadores), se destacaba la mejor comprensión del Derecho en el sistema del Common Law y lograr comprender procesos legales complejos, buscando soluciones creativas.

¿Y tras finalizarlo? Un LLM te permitiría con reales oportunidades intentar ejercer la carrera en el exterior como consultor o derechamente rendir algún bar exam, en el estado que elijas, para lo cual tienes que tomar ramos especiales. “Muchos tienen la idea inicial de estudiar para ello, pero cuando ven la carga académica deciden no hacerlo”, contó uno de los expositores.

El inglés necesario para un LLM

Tanto la charla como la sesión posterior de preguntas y respuestas fue íntegramente en inglés. Salvo la American University, que sí tiene algunos cursos en castellano, todas las clases son en ese idioma.

En Carey & Allende las preguntas fueron numerosas y una de ellas tenía que ver con el manejo del inglés: la respuesta fue “si fuiste capaz de entender lo que hablamos tan rápido y eres capaz de formular una pregunta con respecto a ello, no te preocupes, estás bien”.

John Riccardi, de la U. de Boston, matizó: también son muy, pero muy importantes las habilidades de escritura. Ese plantel cuenta con un programa especial de inglés legal.

Sin embargo, todos dijeron que si el puntaje en el TOEFL o en el IELTS —las únicas pruebas internacionales aceptadas— no es tan alto, hay flexibilidad. “Los tests son altamente imperfectos”, dijo uno de los exponentes. Pero mientras más alto es tu puntaje, menos cursos especiales tendrás que tomar, advirtieron.

La experiencia del anfitrión

¿Por qué estas 6 universidades aterrizaron en Carey & Allende (C&A)? fue la pregunta. “Porque desarrollamos un programa de ‘Personas & Desarrollo de Carrera’, que incentiva a que nuestros abogados mantengan su red de contactos Alumni, programas de estudio y pasantías en el extranjero”. Y fue por esa vía que les llegó la solicitud de varias universidades norteamericanas para este evento.

El interés de esa oficina es que sus miembros más jóvenes tengan la mayor información posible sobre las opciones de posgrados en el extranjero “y así apoyarlos cuando decidan realizar un LLM”. Es más, aseguran, actualmente monitorean el mercado legal respecto del porcentaje de abogados que realizan cursos de posgrado y C&A estaría ubicado por sobre el promedio.

Luis Felipe Arze, socio del estudio, cuenta que el programa de “People and Performance”, como lo llaman en inglés, fue diseñado hace unos dos años, y en él se han estructurado con precisión los cargos, competencias, carrera, requisitos para llegar a socio, plazos y más: “Es transparente, es justo, se verbaliza y se comunica a todos”.

Además, añade, están siempre desarrollando capacitaciones y perfeccionamientos, como cursos de inglés, de economía y diversos temas de negocios. Y entre ellos, estas visitas de universidades extranjeras.

Cuando un abogado quiere irse a estudiar un posgrado, que se le mantiene el cargo y que se le espere, así como la eventualidad de un cofinanciamiento, se relacionan con el plan de carrera que tenga: “Se revisa caso a caso y está previamente acordado con el equipo de Personas & Desarrollo, así como con el socio responsable del área”, dicen.

En todos los casos hacen un seguimiento de la adaptación y de los avances del abogado estudiante durante su estadía en el exterior.

* La próxima semana te contaremos cuáles fueron las recomendaciones sobre el proceso de postulación, financiamientos y becas, tipo de LLM a elegir y consideraciones prácticas.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn