Suscríbete
Sin categoría

Caso Cascadas: un llamado a invertir en prevención

  Patricio Véliz   Cada cierto tiempo el mercado se remece con alguna noticia que involucra a empresas y que no tiene relación, como sería esperable, con el éxito o fracaso de algún negocio en particular, sino con acciones o conductas que se imputan a sus dueños o controladores, sus directores, ejecutivos, auditores, corredores, etc., […]

12 Septiembre, 2014 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 
Patricio Véliz
 
Cada cierto tiempo el mercado se remece con alguna noticia que involucra a empresas y que no tiene relación, como sería esperable, con el éxito o fracaso de algún negocio en particular, sino con acciones o conductas que se imputan a sus dueños o controladores, sus directores, ejecutivos, auditores, corredores, etc., fundadas en la vulneración de las normas que regulan el mercado.

Plagio del El Mercurio - Idealis Reports side by side

Los que vieron este artículo

también visitaron:

Aún no resuelto el caso La Polar en todas sus aristas, nos encontramos con un conjunto de sanciones aplicadas por la Superintendencia de Valores y Seguros, en el contexto del denominado caso Cascadas, a un grupo de 8 personas y una corredora de bolsa.
Se trata de una resolución contra la cual caben recursos ante el mismo regulador y los Tribunales de Justicia, instancia ésta que de seguro será requerida para emitir el veredicto final. Sin embargo, desde ya cabe destacar algunas particularidades del caso: i) Se trata de las multas más altas aplicadas en la historia de la Superintendencia (UF4.010.000), sólo comparables con las aplicadas en el caso Chispas, a los denominados “gestores clave” de lo que se conoció como “el negocio del siglo” (UF2.220.000). ii) Apunta a una temática especialmente sensible en nuestro mercado y que deriva de la alta concentración de la propiedad y control de las empresas que lo conforman, esto es, su vulnerabilidad frente a los conflictos de interés y al potencial impacto del ejercicio de los derechos de los controladores en perjuicio de los minoritarios. En este punto en particular, ha señalado la Superintendencia que el máximo accionista de las Sociedades Cascada, Julio Ponce, controló sin contrapesos su Gobierno Corporativo, lo que habría derivado que en dicha instancia no se cumplieran a cabalidad los deberes de cuidado y lealtad que cabe exigir a sus directores en la defensa del interés social, que en este caso habría sido sacrificado, según el pronunciamiento de la Superintendencia, en beneficio del controlador.
Como un anticipo de lo que vendrá, ya se escuchan voces indicando que la autorregulación de las empresas, que ha propiciado la Superintendencia, por ejemplo a través de la NCG341, no es suficiente.
Otros, como el Presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago ha destacado el efecto disuasivo que podrían tener estas sanciones, al manifestar a la prensa su convicción de que “todo el mundo va a ser mucho más cuidadoso después de observar este tipo de multas”, tema que de seguro será tomado por nuestros legisladores para proponer el incremento de sanciones en casos como estos, de modo que al menos superen los eventuales beneficios obtenidos por los infractores; o, también, para la creación de nuevos y más severos tipos penales, que apunten, por la vía de la amenaza del garrote, a prevenir estas situaciones.
Con todo, cuando decanten las aguas es esperable y deseable también que las empresas se focalicen en la prevención de hechos de este tipo; y que, pensando en el éxito de estas acciones, ello no sea únicamente una estrategia reactiva, sino el fruto de una  real y lógica convicción de que invertir en ello es finalmente “rentable”. La conducta ética y de cumplimiento de las reglas del mercado es una garantía de sustentabilidad de las compañías.
La sociedad hiperconectada de hoy, nos dice que los efectos reputacionales de este tipo de hechos son enormes.
No es casual que en mercados más desarrollados exista una gran preocupación por estos temas y que se valore especialmente la prevención como  parte inseparable de la gestión de riesgos de cumplimiento de las empresas.
Los programas de ética y compliance apuntan, entre otros, a garantizar el correcto funcionamiento del gobierno corporativo y la adecuada protección de los derechos de los minoritarios, tema especialmente valioso en un mercado de tan alta concentración como el nuestro.

 

___________________________________________________________

24Patricio Veliz es abogado de Fermandois & Cía., titulado en la Universidad Católica de Chile. Máster en Derecho de la Empresa de la Universidad de Los Andes. Con antelación se desempeñó, entre otros, como Gerente Legal de la Empresa Nacional del Petróleo; Abogado Jefe de Cemento Polpaico S.A.; Director Suplente de esta última compañía; Abogado y Secretario del Directorio del Metro de Santiago; Fiscal de la Red de Televisión de la Universidad de Chile, hoy Chilevisión; y profesor invitado en la U. Andes, en la cátedra de Sociedades y Gobiernos Corporativos.

 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn