Suscríbete
Mercado Legal

La paradoja australiana: a la vanguardia contra el bullying, pero más desconfiados de su efectividad

Un reciente estudio de la International Bar Association demostró que aunque la implementación de políticas para combatir el acoso laboral y sexual en el trabajo es superior en este país respecto de la media mundial, las denuncias y las suspicacias sobre sus resultados también lo son. No se trata de ambientes más agresivos, dicen los expertos, sino de que el problema se está recién tomando en serio.

27 Mayo, 2019 Comparte en:
La paradoja australianaFreepik
Alex Jarvis

Debiera ser un resultado positivo, pero no lo es tanto. Según un reporte de la International Bar Association (IBA), publicado hace unos días, la industria legal australiana está “por delante de la media” en lo que se refiere a la lucha contra el acoso laboral y sexual, con un 66% de los encuestados asegurando que en sus trabajos estas políticas existen, comparado con el 53% a nivel global. A esto se suma otra cifra: 37% de estos lugares efectivamente cuentan con planes de prevención, varios puntos más arriba del 22% del índice total.

Lo irónico es que son precisamente aquellos que se desempeñan en lugares donde hay preocupación por enfrentar estas malas conductas donde es más probable que alguien haya reportado algún incidente, según un artículo de Jerome Doraisamy, publicado en el medio Lawyers Weekly.

Otra suspicacia: aunque más de la mitad (58%) de los abogados australianos aseguró tener confianza en los responsables de manejar estas denuncias, dicha cifra es más baja de lo que muestran los resultados globales, donde el 65% sí confía. Pese a ello, lo común es que quienes alguna vez debieron realizar algún reclamo lo hicieran a través de canales internos.

Se trata de una “percepción paradojal”, indica el estudio “The Us Too? Bullying and Sexual Harassment in the Legal Profession” (“¿Nosotros también? Intimidación y acoso sexual en la profesión jurídica”), señalando como una de sus principales conclusiones que los países donde es un “tema de actualidad”, habiéndose tomado medidas para abordarlo, son los que “a menudo poseen tasas particularmente altas de bullying y acoso sexual”.

Asunto de visibilidad

Con esta paradoja en desarrollo, ¿qué concluyen los especialistas? La IBA señaló que su hipótesis frente a estos resultados es que dichas tasas “pueden aumentar temporalmente en los próximos años, a medida que la profesión legal busca un cambio positivo”. Esto, agregan, se puede deber a “un aumento de la percepción subjetiva de quienes pueden ser víctima y una mayor disposición a reportar, en vez de un crecimiento efectivo en la frecuencia de dicha mala conducta”.

Siguiendo la misma línea, los investigadores creen que las cifras “significativamente altas” de bullying y depresión en la industria legal australiana se pueda deber a sus avanzados procesos de capacitación interna y a la existencia de políticas en el lugar de trabajo focalizadas en combatir estas situaciones, visibilizando la realidad.

Las cifras en Australia

En comparación con el 55% de mujeres y 30% de hombres a nivel global, los abogados australianos indicaron haber sufrido bullying en su trabajo en un 73% y 50%, respectivamente. De ellos, el 47% y el 13%, en cada caso, aseguró haberlo reportado, de acuerdo a otro artículo publicado en Lawyers Weekly.

Respecto del acoso sexual, como era de esperar, las mujeres llevan la delantera: 47% de abogadas y 13% de abogados aseguraron haberlo experimentado. Al igual que en el índice anterior, la cifra es alta en comparación con los resultados globales, donde los números son de 37% para mujeres y 7% para hombres.

¿Quiénes contestaron? Para esta encuesta, el mercado australiano se compone de abogados de firmas jurídicas (58%), gobierno (13%), colegios de abogados (12%), abogados in-house (9%) y un pequeño porcentaje del Poder Judicial, según define la propia IBA.

 
También te puede interesar:
Romances en las firmas ¿cómo actuar?
Brechas de género: una deuda pendiente de los estudios jurídicos
Pepsi lanzó un programa de pasantías legales

Comparte en: