Suscríbete
Mercado Legal

Un abogado podría instruir a un cliente a eliminar los mensajes de redes sociales

Si bien la mayoría de las veces esta información se usa como base para la investigación en un juicio, cada vez se hace más común que los “posteos” ayuden a resolver un caso. Lee el análisis que hacen en Estados Unidos sobre el tema.

13 Marzo, 2017 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
redes socialesfreepik.com
P. Cavalli

En ningún otro momento de la historia, la comunicación ha sido tan rápida y abierta como ahora. Cambios en el gobierno ocurriendo en vivo en 140 caracteres, y vidas enteras siendo documentadas para el mundo digital; los medios de comunicación social han cambiado para siempre cómo la sociedad interactúa y se refiere a la privacidad.

Y lejos de sentarse al margen de esta evolución de la comunicación, los abogados se están encontrando a sí mismos luchando con una explosión de información almacenada electrónicamente, la mayor parte de la cual podría ser utilizada potencialmente como evidencia en litigios.

En el último Legal Week sobre redes sociales, el mensaje fue claro: los medios de comunicación social son una herramienta de doble filo, pero que todos los abogados deben entender y considerar al ejercer.

Aquí hay una mirada a las tres ramificaciones más importantes de la era de los medios sociales que deben enfrentar los abogados de hoy, según el sitio Law.com

1. Los medios de comunicación social deben ser utilizados para las investigaciones (con advertencias)

Los medios de comunicación social se han integrado tanto a la vida cotidiana, que no pueden ser ignorados por los abogados. Por eso, es requisito obligarotio llevar a cabo la investigación en internet (que en muchos casos incluye la revisión de redes sociales).

John Isaza, socio del estudio Rimon PC, señaló que en el caso de Johnson contra McCullough de la Corte Suprema de Missouri en 2010, el tribunal reprendió a los abogados por no realizar investigaciones en internet después de ciertas inconsistencias en las declaraciones del jurado, que condujeron a un juicio nulo.

La American Bar Association (ABA) también destacó la necesidad de realizar una investigación formal. Un documento publicado por la institución señala que “a menos que sea limitado por ley u orden judicial, un abogado puede revisar la presencia en internet de un jurado o jurado potencial, lo cual puede incluir anuncios de éste antes y durante un juicio”, en el caso del sistema procesal inglés.

Sin embargo, la American Bar Association añadió que “un abogado no puede comunicarse directamente a través de otro (individuo) con un jurado o jurado potencial”. Esta es una posibilidad real, señaló Isaza, en la era de los medios sociales.

Muchas asociaciones de abogados estatales y locales han seguido el liderazgo de ABA, restringiendo no sólo la comunicación con los miembros del jurado a través de las redes sociales, sino que también añadiéndolos como “amigos” en las plataformas de redes sociales.

2. Las redes sociales tienen ventajas sobre los datos de los usuarios al crear sus perfiles

Los canales de las plataformas sociales son a menudo herramientas de marketing esenciales usadas por muchas empresas de la industria y abogados. Sin embargo, sus beneficios para los usuarios tienen un costo.

Kevin Fumai, consejero delegado de Oracle, empresa de aplicaciones para la Nube y otros servicios, señaló que las plataformas de redes sociales están generando volúmenes de datos respecto a los mensajes de los usuarios y sus actividades en tiempo real.

“¿Te das cuenta de que cada click, cada movimiento, que haces en las redes sociales está siendo rastreado?”, preguntó.

Muchas plataformas de redes sociales, agregó, son legalmente capaces de usar los datos que recopilan de cualquier manera, porque han escrito sus términos de servicios lo más ampliamente posible para evitar el escrutinio regulatorio.

Dada la amplia influencia que estas plataformas tienen sobre los datos de los usuarios, Fumai aconsejó a los abogados que estuvieran atentos a “los datos que se están creando a través del uso de las redes sociales, y ​​cómo se usarán, de buena o mala manera”.

La mayoría de las veces, dijo, uno puede esperar que los datos sean aprovechados “para crear un perfil de quién eres, no específicamente, pero de alguien que es como tú, basado en tu comportamiento on line”.

Aunque gran parte de este perfil se utiliza con fines publicitarios, los abogados también pueden agregar mensajes manuales a las redes sociales, y así crear perfiles de personas para su uso en un tribunal o en una investigación.

Pero también ellos mismos pueden ser perfilados por cualquiera que visite su página, ya sean potenciales clientes o incluso atacantes cibernéticos que buscan recopilar información y evaluar las vulnerabilidades en línea.

“Se consciente”, advirtió Fumai: un post en redes sociales tiene el potencial de existir para siempre una vez que se subió a la web. “Y si no ves un post, éste aún existe y todavía se puede usar” para muchos propósitos.

3. Los abogados deben tomar medidas para preservar la evidencia en las redes sociales

Dada la relativa novedad de los medios de comunicación social, algunos abogados no recuerdan que su contenido es detectable.

Jerry Cohen, socio del estudio Burns & Levinson, citó un conocido caso de un abogado de Virginia que fue reprendido con una suspensión de cinco años y una multa significativa por asesorar a su cliente para borrar fotos de Facebook, antes de un juicio sobre la muerte de su esposa. Cohen explicó que tal acción es considerada destrucción de evidencia bajo las Reglas Federales de Evidencia.

Esto no significa, sin embargo, que en espera de un juicio, los clientes no pueden borrar los mensajes de las redes sociales o alterar su configuración de privacidad que restringe el acceso a dichas publicaciones.

“Las asociaciones de abogados de Filadelfia y Florida han dicho que un abogado puede instruir a un cliente a eliminar los mensajes de las redes sociales”, dijo Cohen, y que los abogados asuman medidas para preservar el contenido de otra forma.

La realidad chilena

La semana pasada se dio a conocer en el diario Las Últimas Noticias que los abogados de tres personas que fueron condenadas a penas de 13 y 15 años de cárcel por una serie de robos con intimidación en locales de Santiago, pidieron anular el juicio.

Para pedir la nulidad alegaron “pruebas ilícitas” y con ello se referían a que las fotografías de las caras y vestimentas de los imputados fueron extraídas de Facebook, y luego se usaron como parámetro de comparación con las cámaras de seguridad y cotejarlas con la declaración de las víctimas.

La petición de nulidad alegaba el quebrantamiento “del derecho a la inviolabilidad del hogar y toda forma de comunicación privada”.

Sin embargo, la Corte Suprema estimó que ese derecho no se vulneró, porque el contenido subido a la red social fue hecho público: “No puede considerarse privado y, por ende, no está protegido por la garantía constitucional”, determinó el máximo tribunal de Chile.

 

* Este es un extracto de la nota titulada “Discovery, Retention, Research: 3 Ways Legal Can Leverage Social Media Content”, publicada en Law.com. Lee el artículo completo en inglés aquí.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn