Suscríbete
Internacional

¿Qué es el “Tablero Penal”?

La herramienta pone a disposición pública cifras desagregadas desde enero de 2010 a la fecha. De paso aclara el uso de la llamada puerta giratoria en el otorgamiento de prisiones preventivas.

16 Agosto, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

tablero penalPoder Judicial de Chile

Ya no son sólo los discursos de inicio del Año Judicial, ni la información de causas a las que tienen acceso los abogados, o las actividades puntuales de sus autoridades. A partir de ahora, el Poder Judicial chileno sumó una nueva herramienta estadística de información ciudadana.
 
Se trata del llamado Tablero Penal, que contiene información clasificada y desagregada de los últimos 5 años de labor jurisdiccional en ésta área, siempre tan sensible para la opinión pública, los medios de comunicación y las propias autoridades.
 
La herramienta, explicaron en la Corte Suprema, tiene por objeto transparentar la labor de los tribunales y permite visualizar desde cualquier computador o dispositivo móvil, ingresos y términos de causas, clasificación por tipo, materia, duraciones de juicios, entre otros desde enero de 2010 a la fecha.
 
El ministro del máximo tribunal Lamberto Cisternas explicó al presentar el instrumento que el motivo de dar a conocer las cifras “se inscribe dentro de la idea de transparencia, de acercamiento a la comunidad y dentro de la idea de una apertura completa hacia la ciudadanía”.

¿Puerta giratoria?

Los números corresponden a los datos ingresados al Sistema Integrado de Apoyo a la Gestión Judicial (SIAGJ). Para este primer semestre, se judicializaron, es decir ingresaron a los tribunales, un total de 288 mil 567 causas.
 
Entre los datos más relevantes que entrega el análisis, se cuenta que de la totalidad de prisiones preventivas que solicitaron los fiscales entre enero y junio, los jueces de Garantía acogen un 87,57% (10.301), siendo rechazadas solo un 12,43% (1.548). Con ello, se desvanece el eterno mito de la llamada “puerta giratoria”, esto es que los tribunales no concedían la más gravosa de las medidas cautelares personales que contempla en Código Procesal Penal, lo que permitía el retorno de imputados nuevamente a la calle.
 
“Cuando uno encuentra una buena frase, un buen slogan lo ocupa y ese ha sido un buen eslogan para decir que los delincuentes entran y salen (…) esta imagen de la puerta giratoria queda bastante puesta en su lugar, porque ya sabemos que no es una puerta giratoria automática, sino que es un sistema que refleja el funcionamiento de los tribunales de acuerdo con la ley y muchas veces está cargada de una apreciación política o está cargado de anhelo de la comunidad de que todo sea castigado de la manera más drástica posible”, señaló el ministro Cisternas.
 
El reporte estadístico da cuenta de las medidas cautelares (distintas a la prisión preventiva) que son decretadas por los jueces. En ese sentido, las más frecuentes son presentación ante la autoridad o firma (19.104); prohibición de acercarse al ofendido (16.194) y arraigo (12.465).
 
Durante el primer semestre, los juzgados de Garantía han realizado 75.851 controles de la detención y 31.319 formalizaciones programadas. Además, se han declarado ilegales un total de 1.839 detenciones.
 
En cuanto al término de causas, 78.537 terminan con sentencia condenatoria, 11.824 sentencias absolutorias, 114.538 con sobreseimientos definitivos, entre otras razones. Además se contabilizan requerimientos monitorios, decisión de no perseverar, no inicio de investigación, no perseverar, etc.
 
Si bien las cifras son estables en los últimos años, las causas que terminan en juicio oral en lo penal han tenido un importante aumento. Por ejemplo, en 2010 solo un 1,72% de las causas llegaba a juicio oral (9.086), mientras que el 2015 la cifra llegó a un 2,46%, es decir, 7.108 casos.
 
Consulta el Tablero Penal aquí.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn