Suscríbete
Internacional

Nuevo protocolo de armas en Argentina

Polémica ha causado la nueva regulación que permite a las fuerzas de seguridad hacer uso de armas de fuego “cuando resulten ineficaces otros medios no violentos”. A pesar de que la mayor parte de la ciudadanía está de acuerdo, diversas organizaciones se han manifestado en contra del nuevo reglamento.

12 Diciembre, 2018 Comparte en:
Álvaro Vergara

Un fuerte debate se ha generado en Argentina luego de que la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, publicara la semana pasada la resolución 956/2018 que modifica el Reglamento General para el empleo de las armas de fuego por parte de los miembros de las fuerzas de seguridad, y que aplica para la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria.

El nuevo reglamento afirma que, en el caso de los policías, “se hará uso de las armas de fuego cuando resulten ineficaces otros medios no violentos”, en casos como “en defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves” y “para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas”.

La medida también aplica para detener a quien “represente peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad”, y “para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente”. “Ahora (los agentes) podrán tirar cuando antes no lo podían hacer sino cuando el delincuente disparaba”, justificó la Ministra de Seguridad, según consigna La Tercera.

“Ante el necesario empleo de armas, los funcionarios de las fuerzas federales de seguridad deberán identificarse como tales intimando de viva voz a cesar la actividad ilícita”, se lee en el texto.

Explica además, que se exceptúa de este requisito a “aquellas situaciones donde dicha acción pueda suponer un riesgo de muerte o de lesiones graves a otras personas, cuando se pusiera indebidamente en peligro sus propias vidas o su integridad física, o cuando resultare ello evidentemente inadecuado o inútil, dadas las circunstancias del caso”.

En contra del protocolo

La nueva regulación fue rechazada por distintas organizaciones de Derechos Humanos. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, lo consideró “nefasto” y acusó de Bullrich de “legalizar la muerte”, según señala El País.

Asimismo, la Correpi, ONG que trabaja contra los excesos policiales, dijo que el nuevo reglamento “es un resumen de las principales excusas utilizadas por miembros de las fuerzas de seguridad en su defensa cuando son juzgados por el fusilamiento de personas”. Amnistía Internacional Argentina también se sumó a las críticas y llamó al gobierno de Macri a revisar la polémica resolución, ya que representaría una violación a los principios internacionales de derechos humanos.

El protocolo no sólo ha sido rechazado por organismos humanitarios y dirigentes opositores, sino que también ha dividido a la coalición del gobierno del Presidente Macri. Desde el oficialismo, la diputada Elisa Carrió no ocultó sus críticas: “A mí me parece que esta reglamentación firmada por la ministra Bullrich viola los derechos humanos fundamentales. Nosotros no vamos a ir al fascismo”, dijo.

La ciudadanía está de acuerdo

Según un sondeo de la consultora Management & Fit (M&F), la mayoría de los argentinos está de acuerdo con el nuevo protocolo de armas. Los datos muestran que el 59,2% de los encuestados coincide con la medida, frente al 39,6% que la rechaza. En esa dirección, el 46,2% de los consultados considera que esta medida mejorará la situación de seguridad actual, frente al 33,5% que cree que empeorará.

 
También te puede interesar:
Justicia restaurativa: otra de las nuevas tendencias en materia penal
Paz Ciudadana: victimización cae, delitos violentos y denuncias aumentan
Mensajes de WhatsApp como medio de prueba

Comparte en: