Suscríbete
Internacional

¿Cómo los abogados senior pueden ayudar a sus colegas a manejar el estrés?

Una coach y un abogado hablan sobre cómo los abogados que están más arriba en la jerarquía de un estudio legal, pueden ayudar a los socios menores o asociados en el manejo del estrés. La clave está en poder hablar del tema.

10 Mayo, 2017 Comparte en:

Cuando realmente valoramos algo, lo cuidamos.

Así empieza el artículo de la coach Zita Tulyahikayho y el barrister James Pereira que discute sobre cómo leer los portenciales signos del estrés laboral en nosotros mismos y en otros abogados. El artículo publicado en el sitio británico The Lawyer, es parte de una serie de temas relacionados con la salud mental de abogados en una sección llamada Loving Legal Life del sitio.

Y continúa:

La mayoría de la gente se preocupa de cuidar los artículos de alto valor. Un auto, por ejemplo. La mayoría, conduce con un cuidado razonable para evitar dañar su auto, y hay un entendimiento mutuo entre los conductores que no deben dañar los autos de los demás tampoco. Cuando las luces del tablero empiezan a parpadear, los conductores cuidadosos atenderán las necesidades de su auto – reabastecer el estanque de bencina, recargar el aceite, cambiar el líquido de los frenos, etc. – y los llevan sagradamente a la mantenciones por kilometraje cumplido para garantizar que los asuntos no vistos puedan evitarse antes de que se conviertan en problemas graves.

La gente no es automóvil. Somos más valiosos. Somos únicos. Pero como los coches, todos mostramos señales de advertencia que pueden ayudar a decirnos cuando no estamos andando como deberíamos. Pero no siempre, leemos estos signos en nosotros mismos, o en otros, ya sea porque estamos demasiado atrapados en nuestras vidas para verlos, o porque, cuando se presentan, elegimos leerlos de una manera que no percibimos su mensaje.

Para aquellos que sufren de estrés relacionado con su trabajo, los impactos son profundos. Pero los efectos van más allá del individuo: las organizaciones gastan recursos que se ocupan de que disminuya el estrés relacionado con el trabajo cada año. El Health and Safety Executive (HSE) estima que en 2016, el estrés relacionado con el trabajo representó más de un tercio de todos los casos de enfermedades laborales, y casi la mitad de todos los días de licencias- un total de 11,7 millones de días laborales perdidos.

Los abogados corren un riesgo especial: una entrevista realizada por la Law Society en 2014, a más de 1.500 abogados, reveló que más del 95% de los abogados sufrieron los efectos negativos del estrés, casi una quinta parte de ellos en niveles extremos o severos. Un estudio más amplio, también publicado en 2014 encontró además de los altos niveles de estrés, ansiedad entre la profesión.

Con esto en mente, leer las señales y detectar posibles problemas antes de que se conviertan en graves es una parte esencial de la lucha contra el bienestar. Entonces, ¿cómo podemos hacer esto?

El papel vital de los abogados senior

En primer lugar, y el fundamental, es que los abogados senior deben dar el ejemplo. Al estar en este cargo de “privilegio” es una obligación detectar el problema.

La profesión jurídica, al igual que el propio sistema jurídico, es estructuralmente jerárquica. Aquellos que quieren escalar suelen emular a sus mayores como una manera probada de tener éxito. La promoción se da a aquellos que muestran las cualidades probadas durante un tiempo. Y una de estas cualidades es la capacidad de sufrir estrés severo y simplemente seguir adelante con él.

Cualquier practicante o asociado que lea esto, debe preguntarse: ¿qué tan fácil habría sido hablar sobre el estrés laboral cuando comenzaba a trabajar? La respuesta seguramente es que no lo habría hecho por temor al estigma y por ser visto como un fracaso, dañando sus perspectivas de progresión profesional.

Esos miedos hoy son sentidos por los miembros jóvenes de la profesión tanto como lo fueron en años anteriores. Porque no se eliminan mediante la mera elaboración de una política de bienestar o la presencia de personal de recursos humanos amigable.

Si no sufriste estos problemas en el pasado, ¿aquellos que te ven ahora se sienten libres de hablar contigo? Porque así continúa el patrón destructivo del sufrimiento en silencio.

Por supuesto, la realidad es que cada abogado de alto rango de la profesión haya sufrido estrés y ansiedad en algún momento u otro y muchos todavía lo hacen hoy. Sólo se vuelven maestros en suprimirla. Pero tener la confianza para compartir su vulnerabilidad es un signo de fuerza en el liderazgo, no una debilidad.

Así que debes liderar con el ejemplo y hablar sobre tus presiones pasadas o actuales, comparte consejos sobre cómo lidiar y dar apoyo. De esta manera, otros sentirán que tienen permiso para buscar apoyo para sí mismos, y sabrán que están seguros de hacerlo.

Espíritu de la comunidad: ¿su organización vive sus valores?

En segundo lugar, en la medida de lo posible, todos deben asumir la responsabilidad. Al cultivar un genuino interés por el bienestar de cada uno, nos sentimos apoyados y por lo tanto somos más capaces de lidiar con situaciones estresantes cuando surgen y podemos recuperarnos de ellas una vez que han pasado.

Además, las relaciones más estrechas hacen que sea más probable que los primeros signos de estrés se disipen. Finalmente, al asumir la responsabilidad recíproca, aceptamos la responsabilidad colectiva de abordar las causas del estrés. Por lo tanto, es más probable que veamos más allá del individuo e investiguemos si hay cambios dentro de la organización o dentro de nuestro propio comportamiento que puedan mejorar el bienestar de nosotros mismos y de otros en el futuro.

Construir una red de seguridad

En tercer lugar, deben existir sistemas apropiados dentro del ámbito laboral y personal. Mentores y sistemas entre compañeros de trabajos que formen equipos de abogados juniors y senior. Éstos últimos deben ser designados como oficiales de bienestar para el apoyo y asesoramiento confidencial y guías para aquellos que sufren o creen que un colega sufre estrés y deben brindar el apoyo organizacional para que la educación sobre el bienestar entre los abogados y el personal sean importantes.

En cuarto lugar, la gente debe ser educada para poder detectar las posibles señales de estrés relacionado con el trabajo y para animarla a plantear los temas que le preocupan. Organizaciones como Lawcare y Business Healthy en Londres, proporcionan apoyo y recursos información. El Bar Council tiene ahora un conjunto de recursos de bienestar a su disposición a través de su sitio web, mientras que el Law Society creó su grupo de trabajo sobre el bienestar en 2016 y publica regularmente artículos sobre este tema. Estas iniciativas merecen publicidad y apoyo, y se debe alentar a utilizar los recursos que ofrecen.

Cuando realmente valoramos algo, lo cuidamos. Nada es más valioso que nosotros mismos y aquellos con quienes compartimos nuestras vidas. Al tomar medidas adecuadas, las posibilidades de que el estrés no se desencadene puede reducirse. Todos podemos beneficiarnos de la amabilidad de los demás.
 
* Este es una traducción de la nota titulada “How senior lawyers can help reduce stress in colleagues”, publicada en The Lawyer. Lee el artículo completo en inglés aquí.

Comparte en: