Suscríbete
Internacional

La seguridad digital en Francia no es de fiar

MyCercle acaba de publicar un estudio sobre las prácticas digitales de bufetes de abogados del país europeo. Éste destacó en que la gran mayoría de los cabinets todavía utilizan muy poco internet para comunicarse con sus clientes y lo hacen de una manera muy poco segura.

2 Mayo, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

seguridad digitalPixabay
Una encuesta publicada en Affiches Parisiennes, realizada entre una muestra de 1.840 estudios jurídicos, correspondientes a 13 colegios de abogados, exhibió que la tasa de quienes tienen un sitio web alcanzó a 9 de cada 10 de los despachos de más de 10 abogados. Estas tasas son menores que las que muestran entidades de tamaño comparable en otras áreas.
 
De acuerdo con el estudio de MyCercle, los sitios web son “ventanas convencionales para tranquilizar a los potenciales clientes. La parte dinámica se compone generalmente de un formulario de contacto y la información legal proporcionada por proveedores especializados o raramente por la propia firma. Solo 1 empresa sobre 100 ofrece en su sitio funcionalidades reservadas a los clientes”.

Un déficit de la seguridad

Según la investigación, “aunque la mayoría de las oficinas siguen utilizando los registros en papel, las conversaciones con los clientes se realizan cada vez más en forma digital, pero la gran mayoría de las veces se hace de manera insegura, como los correos con archivos adjuntos expuestos a la piratería”. Sólo 1 cabinet francés de cada 100 estaría equipado con áreas de acceso seguro para el cliente. “Este retraso es incluso para las firmas de más de 100 abogados. Sólo 1 gran oficina francesa está equipada, contra 7 anglosajonas del mismo tamaño que operan en en el país y que están bien equipadas”, dicen desde MyCercle.
 
“Hasta ahora, la atención de la profesión se ha centrado casi exclusivamente en el intercambio de recursos entre los abogados y los tribunales, probablemente el más seguro de Europa, en lugar de los intercambios de recursos entre abogados y sus clientes. Por lo tanto, la seguridad general del ecosistema legal francés parece frágil”, explica el estudio.

Espacios digitales dedicados

Las cifras promedio ocultan la diversidad y el dinamismo de la pequeña proporción de empresas que ofrecen un intercambio seguro de información con los clientes.
 
Según la investigación, hay un gran espacio de interacción digital, que va desde la posibilidad de que el cliente se informe, como cuando realiza consultas en línea o busca modelos de contratos, hasta cuando obtiene una orientación específica. Las nuevas tecnologías también permiten la optimización de los intercambios de documentos relacionados con su especialidad, dentro de los profesionales de una oficina, pero son múltiples las acciones que hoy se realizan electrónicamente.
 
Estas tendencias se ven reforzadas por poderosos motores de cambio. Los clientes deben tener la confianza de que la seguridad digital siempre se irá aumentando. Y las nuevas ofertas parecen ofrecer aquello: garantizar la seguridad y la comodidad en las transacciones comerciales.
 
 
*Colaboración en la traducción del francés al castellano: Nicolás Alarcón L.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn