Suscríbete
Universidades

Las 5 mejores facultades de Derecho de España por grado

Con una metodología que incluyó cuestionarios a profesores, e información de infraestructura, planes de estudios, tasas de abandono, número de investigaciones y decenas de factores, se confeccionó este listado. Revísalo aquí.

12 Octubre, 2018 Comparte en:
Sofía Martin L.

En España existe un “Ranking de Universidades españolas por Grado”, que publica el diario El Mundo.

Sin perjuicio de que existan otros listados de gran prestigio, que no concuerden en los planteles más destacados, la presente nota presenta los resultados de la edición 2018 de este ranking, que recogió los 50 grados (carreras) “más populares” entre los estudiantes y las 5 mejores universidades donde cursarlos.

Para entender la información, no hay que olvidar que la Unión Europea quiso implementar un sistema comparable de estudios de grado (o pregrado, como se denominan en varios países de Latinoamérica), master y doctorado. El fin era que tanto el estudio como el trabajo pudieran medirse y transferirse entre los distintos países miembros del acuerdo, permitiendo movilidad europea e internacional.

El nuevo sistema —que no ha estado exento de críticas— suponía que se generaría una garantía de calidad de las titulaciones e instituciones universitarias, y se conseguiría así el acceso a la universidad de cualquier persona, con independencia de sus posibilidades económicas, explica un artículo del diario Expansión, en 2015.

Este repensamiento de la educación universitaria se llamó el “Plan Bolonia”, por la “Declaración de Bolonia” que firmaron 29 países en 1999, y que tenía como objetivo el establecimiento para 2010 de un “Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)”.

En definitiva, la carrera de Derecho tenía 5 años de duración, consistía en una licenciatura, y tras los estudios, si el graduado quería ejercer en tribunales, debía colegiarse, pagar la correspondiente membresía y quedaba disponible para ser llamado a prestar servicios trabajo no remunerado por un período.

Con el Plan Bolonia, para poder ejercer como abogado en España, se debe estudiar un programa de “grado” de 4 años, que entrega el título de “Graduado en Derecho” y, obligatoriamente, cursar con posterioridad el Master de Acceso a la Abogacía, cuya duración es de un 1 año con clases teórico-prácticas, más 6 meses de prácticas externas tuteladas. Ahora bien, si el graduado no pretende ser “abogado”, no necesita cursar el Master y puede presentar una oposición (concursar, postular) a un cargo público.

Las mejores Facultades de Derecho de España por Grado 2018

La clasificación, dice el sitio web, es fruto de un análisis pormenorizado con criterios preestablecidos, la opinión de 2.000 profesores y de otros estudios externos, como rankings internaciones e informes de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), organismo autónomo que tiene a su cargo los procesos de orientación, evaluación, certificación y acreditación del sistema de educación superior español.

En su versión 2018, el listado destacó como las 5 mejores Facultades de Derecho de España a las siguientes:

Universidad Autónoma de Madrid
Universidad Carlos III de Madrid
Universidad Pompeu Fabra
Universidad Ramón Llull
Universidad de Navarra

Los criterios

Los parámetros que incidieron en la elaboración del ranking son:

1. Cuestionarios a profesores: 40%

En una encuesta voluntaria, anónima y aleatoria, los académicos valoran cuáles son los mejores centros para impartir sus asignaturas; los puntos fuertes y débiles de la universidad; y reseñan las principales líneas de investigación de los departamentos.

2. Datos de la propia universidad: 50%
Las universidades, en su mayoría, aportan los datos que se enumeran a continuación. Cuando no ha sido posible hacerlo, se analizan de modo más general a través de las memorias de las instituciones, en cuanto son documentos públicos.

Demanda universitaria
– número de alumnos. Da la medida de la dimensión de un centro y de su demanda
– nota de corte y plazas previstas para ese curso

Recursos humanos
– proporción de estudiantes en relación al personal docente y de investigación
– gasto corriente por alumno matriculado: esfuerzo presupuestario y recursos invertidos

Recursos físicos
– puestos en aulas / nº de alumnos: grado de ocupación de las clases y disponibilidad
– puestos en laboratorios / nº de alumnos: correcto equipamiento y cantidad de espacios destinados a la enseñanza práctica
– puestos en bibliotecas / nº de alumnos
– número de ejemplares en biblioteca: dotación de las bibliotecas universitarias
– número de puestos en aulas de informática / nº de alumnos: incorporación de nuevas tecnologías
– tipo de conexión a internet

Plan de estudios
– número de créditos y planes de estudio: revela la composición, estructura y duración de cada plan
– número de créditos prácticos / teóricos: importancia de la docencia práctica en el plan de estudios
– oferta optativa de la titulación: esta variable posibilita conocer la flexibilidad curricular
– créditos prácticos en empresas: la formación práctica obligatoria complementa decisivamente el aprendizaje del alumnado
– docencia: metodología y su importancia, adaptación a los nuevos parámetros del Espacio Europeo de Educación Superior, posibilidad de que el alumno evalúe al profesor

Resultados
– tasa de abandono: este indicador de rendimiento académico expresa el fracaso en términos de abandono de la titulación
– tasa de graduación: mide el número de titulados en relación con el de matriculados
– duración media de los estudios: analiza la eficiencia productiva de una institución en relación con los alumnos graduados
– tasa de participación de profesores en proyectos de investigación
– producción de doctores: mide el número de tesis leídas cada año, en relación con los matriculados en cursos de doctorado

Información de contexto
– número de proyectos de investigación en curso: la cantidad de producción investigadora revela excelencia
– número de idiomas ofertado / facilidad para estudiarlos
– programas de estudio en el extranjero: los acuerdos internacionales fomentan la movilidad estudiantil y el aprendizaje
– precio por crédito: la formación debe estar en consonancia con el precio, sobre todo en el caso de las universidades privadas
– cómo ha afrontado la Facultad el cambio al Espacio Europeo de Educación Superior

Otros indicadores: 10%
Además de la información de la institución académica y sus docentes, se tienen en cuenta otros estudios externos, como resultados en rankings internacionales, informes de la Aneca o resultados de informes de universidades españolas, entre otros.

Comparte en: