Suscríbete
Mercado Legal

Un abogado empático obtiene mejores resultados

Características como la inteligencia y la determinación son fundamentales, pero habilidades blandas como la empatía, también. No sólo individualmente, sino a nivel de la industria legal, el foco ha ido girando paulatinamente hacia el cliente.

15 Marzo, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

puzzle-81457_1280Pixabay

 
Si pudieras construir a un abogado perfecto, ¿qué características le darías a tu creación? ¿Inteligencia? Probablemente. ¿Creatividad? Quizás. ¿Atención a los detalles? ¿Determinación? ¿Integridad moral? Todas estas son características deseables en un abogado, pero las que deberían resaltar en importancia no son las que frecuentemente se asocian con los abogados, teoriza David Perla, presidente de Bloomberg Law, consultora para firmas de abogados en una columna de opinión para el sitio Above The Law.
 
Una de estas cualidades es la empatía. Sin embargo, no se trata de una habilidad que permita a los abogados ser más inteligentes o razonar mejor. En ese sentido, no tendría mucho que ver con la práctica legal, aunque sí beneficiaría, por ejemplo, a una compañía que fabrique productos, al repensarse desde la perspectiva del cliente.

Los beneficios de ser empático

Entonces, ¿qué obtiene un abogado al desarrollar la empatía? “Será mejor en su trabajo”, dice simplemente Perla. La industria legal ha venido despertando lentamente a este conocimiento, mutando en forma gradual hacia una visión que pone al cliente, en vez de al abogado, en el centro de las cosas. Y es por ello que años atrás las firmas organizaban sus sitios web por áreas legales (como los abogados piensan), pero ahora lo hacen por industria, que es como los clientes piensan.
 
Pero mirado desde el punto de vista individual, cada abogado también puede trabajar en su empatía y ganar con ella, pues -según el autor- construirá relaciones más fuertes con sus clientes: será capaz de entender sus metas, sus miedos y sus necesidades a un nivel de profundidad que los hará mucho mejores profesionales.
 
Y, por supuesto, deberá tomarse el tiempo para “conectarse” con los clientes, lo que le permitirá destacarse entre los demás.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn