Suscríbete
Mercado Legal

Cómo ayudar a desarrollar tu práctica legal como un abogado LGBT

Ser un abogado LGBT no es tarea fácil. Aquí un consejero especialista en marketing da un par de consejos para que la tarea sea más llevadera.

22 Julio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LGBTPixabay

 
“Iniciar tu propia práctica legal no es un juego de niños”, dice Brian Honnigman, CEO de Honigman Media, una consultora de marketing, en una columna para la revista Forbes. “Pero puede ser más difícil aún si la industria no te recibe con los brazos abiertos por ser un profesional LGBT”, continúa en su reflexión.
 
Esta es una de las razones por las cuales la LGBT Bar y la Comisión de orientación sexual e identidad de género de la American Bar Association, publicaron un libro sobre el tema. Out and About: The LGBT Experience in the Legal Profession, para contar la historia de 55 abogados, académicos y juristas gays, bisexuales, lesbianas, y transexuales.
 
“He escrito acerca de los beneficios de certificar tu negocio como dueño LGBT, ¿pero es el mejor paso para incursionar e la industria legal si eres el dueño de tu propio estudio?”, se cuestiona el consultor. Por eso da algunos tips que aparecen descritos en el libro para ser un exitoso abogado LGTB en tus propios términos, para impactar positivamente a tu alrededor.
 
Estar visible para controlar tu narrativa. Probablemente tú vas a ser el primer abogado LGBT que otros profesionales conozcan, ya sea un potencial cliente o un juez de distrito. Una de las mejores maneras de establecer una impresión clara de ti mismo es salir a ellos con un enfoque claro y visible de lo que eres personal y profesionalmente.
 
Cuando estás alertando a los demás sobre ti mismo, alivias la confusión y evitas que otras personas cuenten una historia incorrecta de ti. Tanto si eres socio y fundador de tu propia firma o ejerces tu práctica de forma independiente, busca oportunidades adecuadas para contar a los otros sobre ti mismo. “Ser uno mismo en el ámbito jurídico puede ayudar a ser un ejemplo a seguir por otros gay, bi, trans o hetero”, dice Honnigman.
 
Únete a grupos y asociaciones profesionales amigables con los LGBT. Una forma de ser visible en u comunidad es unirse a una organización afiliada a LGBT. Es una buena forma de pararse en el mundo, sin tener que enfrentar lo que eres cada vez que entras a una reunión. También es una muy buena oportunidad para establecer contactos con otros profesionales del derecho, y potencialmente generar nuevos negocios con colegas y clientes que tienen ideas afines.
 
*Para leer la columna original, haga click aquí.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn