Suscríbete
Internacional

Investigadores privados apoyan el trabajo de abogados

Icons es una empresa especialista en investigaciones privadas en Chile, que trabaja para abogados y sus estudios. Su gerente cuenta que los servicios más demandados son las investigaciones corporativas, y la localización de personas y bienes raíces.

18 Mayo, 2017 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
ICONS

¿Te has encontrado con un caso donde tu cliente necesita encontrar al tipo que lo estafó, pero éste está inubicable? ¿Tienes una sentencia a tu favor, pero necesitas saber si hay bienes o alguna cuenta para embargar? Si sigues el conducto regular de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras para encontrar una cuenta corriente con o sin fondos, te demorarías de 3 a 6 meses, tiempo en que el estafador o tu contraparte ya habrá hecho desaparecer hasta el último centavo. ¿Hay alguna otra forma de acelerar el proceso?

Verónica Cordero, con estudios de perito criminalística, se asoció con ex funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), que ya llevaban cierto tiempo como investigadores privados. Juntos formaron la empresa Icons, encargada de hacer investigaciones para abogados, estudios de abogados y algunas personas particulares.

El equipo, conformado por 7 personas más ayuda freelance, se especializa en investigaciones empresariales, corportativas y comerciales, además de investigación informática, ciber-bullying, ciber-acoso y amenazas. También realizan búsqueda y localización de personas, patrimonio, bienes inmuebles y vehículos.

“Llevamos tiempo trabajando con abogados”, dice Verónica Cordero, gerente de Icons, quien contesta a continuación las preguntas de Idealex.press para conocer más a fondo su trabajo.

— ¿Quiénes son sus clientes?
“Nuestros potenciales clientes son abogados. Nuestro trabajo les ayuda a resolver causas pendientes, mediante servicios de investigación para notificaciones, levantamientos patrimoniales, cruces societarios y ubicación de vehículos, normalmente en juicios civiles. En el fondo, buscamos información que a ellos les es casi imposible obtener solos y se las damos verificada”.

— ¿Cómo obtienen ustedes la información?
“A través de nuestros enlaces. La mayoría de mis colegas son ex funcionarios de la PDI, que nos facilitan un montón de información. Son alianzas: “yo te doy información, si tú me das la tuya; tú me prestas tu base de datos y yo te presto la mía”, y nos vamos pasando datos. Toda nuestra información es actualizada y si bien se supone que es reservada, la podemos obtener porque confiamos en que el abogado que la solicita sabe perfectamente cómo usarla. Y eso a nosotros nos tranquiliza profundamente”.

— ¿Qué es lo que más les piden los abogados?
“Además de la ubicación de personas, la mayoría de los requerimientos que nos hacen incluyen investigaciones empresariales, corporativas y comerciales. Por ejemplo, si una empresa quiera hacer negocios con otra, quiere saber con quiénes se está asociando o si han hecho algo ilegal. Nosotros hacemos un cruce societario, informamos quiénes son todos los participantes en una compañía, desde el representante legal hasta quienes sólo tienen acciones”.

— ¿Por qué podría ser recomendable contactar a investigadores privados?
“Muchos abogados que hoy contratan nuestros servicios lo hacen porque la economía ha ido decayendo en el país y eso siempre hace subir la morosidad. Las empresas de factoring nos consultan mucho por sus clientes antes de aprobarles una operación, adicionalmente al análisis que ellos mismos hacen. La ubicación de personas es otra de las diligencias que el retail solicita con mucha frecuencia, para lograr cobrar deudas”.

— ¿Cómo el trabajo que ustedes realizan facilita el de los abogados?
“Nuestra meta es entregar el trabajo listo para que el receptor judicial vaya al domicilio y encuentre el resultado. Ese es el objetivo del cliente, del abogado y del receptor judicial”.

— ¿Cómo lo hacen con el tema de las confianzas?
“Los estudios de abogados siempre tienen casos delicados y nosotros somos muy cuidadosos con la información. Todos los datos que nos proporcionan nuestros enlaces se borra, y la información que se le entrega a los abogados solamente es visible para ellos. Vamos a sus oficinas, les hacemos un informe y le mostramos las evidencias, pero éstas se quedan con nosotros. Hay confianza mutua”.

— ¿Hacen trabajos para particulares?
“Rara vez. Cuando pasa suele ser sobre comportamiento conyugal, pero estamos siempre respaldados por abogados y cuidándonos de que seguimientos y fotografías siempre se hagan en lugares públicos. También tenemos servicios de seguridad y de escoltas”.

— ¿Cuánto cuesta una investigación?
“Los precios van desde las 8 UF (unos US$ 320) en adelante, pero tenemos aranceles especiales para quienes nos contraten varios casos”.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn