fbpx
Suscríbete
Universidades

Eddy Morris: una mirada a la abogacía desde la ingeniería

El director del MBA de la Universidad ESAN entregó su visión sobre el escenario cambiante que están viviendo los abogados y los conocimientos que inevitablemente deben adquirir.

3 Octubre, 2019 Comparte en:
Eddy MorrisEddy Morris, Linkedin
Sofía Martin L.

Eddy Morris es director del MBA de la Universidad ESAN (Perú), y en agosto estuvimos conversando con él, en Lima. Queríamos conocer su mirada sobre el mundo legal y la relación entre los abogados, el mundo de los negocios y de la tecnología. Morris también dirige una Maestría en Project Management, tema de interés creciente en estudios jurídicos y consultores.

Entre sus reflexiones sobre transformación digital y modelos disruptivos, dio su visión sobre el uso de blockchain y “notarios informáticos”, pero también tuvo palabras respecto de lo que no puede desconocer un abogado hoy: innovación, pensamiento crítico, design thinking, organizaciones ágiles. Al buscar información sobre él en entrevistas en Youtube, destaca su concepto de “infopobres” versus “inforricos”, dependiendo de la capacidad de acceso a la información y al conocimiento que tienen las personas (ver minuto 8.52 del video).

“Los modelos disruptivos tienen un problema para lograr una regulación consistente, más aún con las fintech”, dijo.
“Tal vez un error fue hacer 2 modelos regulatorios: uno digital y uno no digital, cuando debería ser una combinación de ambos y no dos sistemas paralelos”, añadió.

La realidad cambiante

Eddy Morris también entregó una panorámica sobre ciberseguridad y delincuencia en el ámbito de las redes, materias que no se encontrarían debidamente reguladas y que abren una oportunidad de desarrollo profesional para los abogados.

Protección de datos es otro de los temas que abordó: “Tiene que existir una conciliación entre información sensible y transparencia, donde nos encontramos con las normas ISO 27.001 sobre seguridad y 37.001 sobre anticorrupción. La certificación obliga a que en los procesos se incorpore mecanismos para rastrear inconsistencias, por ejemplo. Y el área legal tiene que estar enterada”.

Tras el proceso de transformación digital del Estado, prosiguió, si sumamos a las generaciones X, Y y Z, son alrededor de 24 millones de personas en Perú, que requieren servicios de abogados y la atención de funcionarios públicos.

Por ello sería de tanta importancia que en esta profesión se trabajen “nuevas competencias”, haya un “manejo de documentos digitales”, se internalice la innovación, se desarrolle pensamiento crítico y se entienda el concepto de agilidad en las instituciones. Sumado a lo anterior, enfatizó, deberíamos trabajar el design thinking: “Ya no basta el conocimiento de lo que yo llamaría el core del abogado”, el mínimo que se espera que cualquiera conozca. Hoy la vara es más alta y cambia a diario.

También su opinión sobre las jerarquías, entendiendo que los abogados suelen desempeñar roles en la parte superior de la pirámide: “La responsable de la innovación en los procesos es la alta dirección, que tiene que impregnar a toda la organización de esta nueva cultura”.

La muerte de la muerte

México, destaca el académico, es el país de la región que más se ha acercado a una normativa sistémica para las Fintech y autorregulación de la industria.

En cuanto al país, detalla que hasta hace poco había 50, crecieron rápidamente a 70, y al momento de esta entrevista, la primera semana de agosto, “había 105 fintech en Perú”. “Y estas empresas requieren apoyo y respaldo legal”, añade, pensando en el mercado de los servicios jurídicos.

Antes de finalizar la entrevista, Morris se refiere a “la muerte de la muerte” y, aunque se trata de afirmaciones controvertidas y polémicas a nivel mundial, explica en algunas palabras la singularidad [tecnológica]; esa barrera que tras ser superada resultará en que la inteligencia artificial superará la inteligencia humana y se superará la muerte, cambiando la medicina desde un rol curativo a uno preventivo.

“Hoy los abogados deberían estar al día y entender todo ello, porque el ecosistema de los negocios va a ser el mundo digital”.

Comparte en: