fbpx
sábado, 24 de octubre de 2020

reset

Yo trabajo desde la casa

Colin Nissan es un escritor freelance que colabora para The New Yorker. Allí publicó la experiencia de no tener que ir a una oficina a trabajar, sino que hacerlo desde la casa. Cualquiera que haya tenido este ritmo de trabajo, se sentirá totalmente identificado.

- 14 febrero, 2017

 
Telefonista del 911: 911, ¿cuál es su emergencia?
 
Robert: Hola, yo…uh…trabajo desde la casa.
 
Telefonista: OK, ¿hay alguien más con usted, señor?
 
Robert: No, estoy solo.
 
Telefonista: ¿Y cuándo fue la última vez que vio a alguien más? ¿Eso fue hoy?
 
Robert: Uh, mi esposa…esta mañana, creo.
 
Telefonista: ¿Alguien más?
 
Robert: No lo creo. Bueno, al cartero, pero eso fue a través de la cortina. No sé si eso cuenta.
 
Telefonista: Me temo que no. (Pausa). Le voy a pedir que abra las cortinas, ¿Ok?. Acérquese y dejemos que entre un poco de luz.
 
Robert: ¿Cuánta luz?
 
Telefonista: Un poco está bien.
 
Robert: Ok. (Pausa). Lo hice. (Pausa). Está luminoso. Se siente tan brillante.
 
Telefonista: Eso es bueno. Así es como se debería sentir. (Pausa). ¿Necesito que me cuente que está usando, ok?
 
Robert: Tú sabes… solo ropa normal.
 
Telefonista: ¿Ropa de calle o ropa de casa?
 
Robert: Espera, déjame revisar. (Pausa). Pijama. Estoy usando mi pijama. Podría jurar que me había cambiado de ropa… pensé que estos eran jeans.
 
Telefonista: Está bien, señor. Cálmese.
 
Robert: Espera, esto ni siquiera es una polera. ¡Es solo mi piel!. Maldición.
 
Telefonista: Entonces, es solo el pantalón del pijama. ¿Podemos asumir que usted no se ha duchado hoy?
 
Robert: No lo sé.
 
Telefonista: Necesito que camine hasta el baño y vea si su toalla está mojada. ¿Está bien? ¿Puede hacer esto por mí?
 
Robert: Eso creo.
 
Telefonista: Estupendo.
 
Robert: Estoy caminando hacia allá. (Pausa). Estoy aquí. Estoy en el baño. Veo mi toalla.
 
(Se escucha un sollozo amortiguado)
 
Telefonista:
¿Señor?
 
Robert: Está seca.
 
Telefonista: Bien, está bien. Vamos a devolvernos donde estaba la luz, ¿está bien? Camine hacia la luz. (Pausa). ¿Cuál es su nombre, señor?
 
Robert: Robert.
 
Telefonista: Hola Robert, soy Cherise.
 
Robert: Hola Cherise.
 
Telefonista: Hizo lo correcto al llamar hoy, Robert. Voy a mandar ahora a algunas personas a su casa para que vayan a ayudarle, ¿está bien? Y yo me quedaré con usted en el teléfono hasta que ellos lleguen. ¿Me entiende?
 
Robert: Eso creo.
 
Telefonista: Ahora, Robert, ¿ha comido algo hoy?
 
Robert: Sí. Muchas veces.
 
Telefonista: ¿Está comiendo algo ahora, Robert?
 
Robert: Pongo cosas en mi boca muy seguido.
 
Telefonista: Está bien, ¿puede decirme qué ha comido hoy?
 
Robert: ¿Te refieres a todo?
 
Telefonista: Sí.
 
Robert: No sé exacatamente. O sea, empecé con el desayuno antes de que mi esposa se fuera a trabajar… huevos revueltos con tostadas y café… y después, creo, quizás, comí un bowl de cereal cuando ella se fue.
 
Telefonista: ¿Eso es todo?
 
Robert: Como una hora después… Comí un plátano con mantequilla de maní.
 
Telefonista: ¿Rebanó el plátano?
Robert: No, lo metí entero dentro del frasco, porque nadie estaba mirando. (Pausa). Nadie mira.
 
Telefonista: Así que, ¿ningún plato, ni nada?
 
Robert: No.
 
Telefonista: ¿Y eso fue hasta el almuerzo?
 
Robert: No.
 
Telefonista: ¿Qué más comió?
 
Robert: Me hice una quesadilla…otro bowl de cereal, creo… y algunos pretzels, los planos, los que son como papas fritas. Los amo.
 
Telefonista: Esos son buenos. (Pausa). ¿Y luego de eso almorzó o ese fue el almuerzo?
 
Robert: (Pausa). Recuerdo jamón… mucho jamón.
 
Telefonista: ¿En un sandwich?
 
Robert: No. No en un sandwich. Solo rebanadas de jamón. (Pausa). También hubo unas… cucharadas de cobertura de chocolate, dos o tres…pimentones verdes, creo, y yogurt. Un gran pote de yogurt. Durazno.
 
Telefonista: OK. Robert, entiende de que lo que describió no es realmente un almuerzo, ¿cierto?
 
Robert: Es un almuerzo. ¡Cuando no hay reglas, es almuerzo, Cherise!
 
Telefonista: ¿En algún mometo untó el pimentón verde en el yogurt de durazno?
 
Robert: Probablemente. Lo siento.
Telefonista: Está bien. (Pausa). Ahora, Robert, ¿terminó hoy algo de tu trabajo?
 
Robert: No lo creo. Se suponía que tenía que hacer una plataforma para una reunión y yo… yo empecé… Empecé la plataforma.
 
Telefonista: ¿Y luego se detuvo?
 
Robert: Internet tiene cosas divertidas para hacer… así que las hice. (Pausa). Creo que toqué algo de guitarra, también… oh, y separé todas las monedas de 10 centavos de mi alcancía de vueltos, lo que tomó un tiempo.
 
Telefonista: ¿Por qué hizo eso?
 
Robert: Tengo cuatrocientas setenta y nueve monedas de 10 centavos.
 
Telefonista: (Pausa). ¿Algo más?
 
Robert: Luego me quedé pegado viendo un video de YouTuve sobre suricatas.
 
Telefonista: ¿Un documental?
 
Robert: Sí. (Pausa). Y luego, eso me llevó a… otros videos…que no eran documentales…no es importante.
 
Telefonista: ¿Comenzó a mirar pornografía?
 
Robert: Sí.
 
Telefonista: ¿Fue desde las suricatas directo a la pornografía?
 
Robert: Eso es correcto, sí.
 
Telefonista: (Pausa). ¿Y cuánto tiempo estuvo mirando videos?
 
Robert: Eso no importa, porque hago mi propio horario…¿sabes? (Pausa). Cherise.
 
Telefonista: Entiendo. Ahora, como no hizo nada de trabajo, ¿piensa que pudo haber ejercitado hoy?
 
Robert: No recuerdo… Es posible, creo.
 
Telefonista: ¿Puede mirar alrededor de la casa y contarme si ve alguna señal de que haya ejercitado? ¿Zapatillas, shorts, alguna máquina de ejercicio? Cualquier cosa.
 
Robert: Uh… No veo nada, no lo creo. (Pausa). Espera, veo un mat de yoga.
 
Telefonista: Oh, Ok, bien.¿Es su mat de yoga?
 
Robert: No.
 
(Suena un gemido histérico)
 
Telefonista: ¿Robert? Necesito que se quede conmigo, ¿está bien? La ayuda debería llegar en breve, y voy a necesitar que los deje pasar. ¿Puede hacer eso?
 
Robert: Ok.
 
Telefonista: Mencionó una reunión antes. ¿A qué hora es su entrevista hoy, Robert?
 
Robert: 4:30.
 
Telefonista: Ok, bueno, la ayuda llegará par que tenga la plataforma lista, se duche y se vista.
 
Robert: Es solo una videoconferencia.
 
Telefonista: De todas formas. Y ellos le ayudarán a ordenar, antes de que su esposa llegue, ¿está bien, Robert?
 
Robert: Gracias.
 
Telefonista: Pero, hasta que ellos lleguen, no más comida y no más videos de suricatas, ¿Ok?
 
(Silencio)
 
Robert: Trabajo desde la casa.
 
Telefonista: Shh-shh-shh…Sé que lo hace.
 
 
*Para leer el original, hacer click aquí.

artículos relacionados

Podcast Idealex.press