fbpx
lunes, 24 de junio de 2024

columnas

Real Estate ecosocial: desafíos del futuro

“En este contexto, invertir en obras o viviendas sustentables puede generar una serie de beneficios para los inversionistas. En primer lugar, certificarse en construcción sustentable puede brindar un mayor valor reputacional a la empresa. Los clientes y empleados valoran cada vez más el compromiso con la sostenibilidad, lo que puede dar como resultado una mejor satisfacción de los clientes y una mayor retención de talento”.

María Paz Aguirre - 7 julio, 2023

Todos los años la International Bar Association celebra su Conferencia de Real Estate y este año la hicieron en Santiago de Chile. Esta instancia, como es habitual, reunió a profesionales del sector inmobiliario de diferentes países con el propósito de dialogar sobre la situación actual del mercado y los desafíos que enfrenta. No resultó sorprendente que los problemas relacionados con la inflación, las altas tasas de interés, la dificultad en el financiamiento de proyectos, la escasez de materiales y las adversidades regulatorias fueran los temas recurrentes en las discusiones.

María Paz Aguirre María Paz Aguirre

Entre las múltiples materias que se plantearon en la conferencia, un asunto interesante fue el desafío regulatorio en los proyectos inmobiliarios y cómo se aborda la normativa jurídica para promover la construcción sustentable o eco-amigable en la infraestructura pública y privada. En esta línea, una colega de Dinamarca describió el skatepark del Parque Rabalder en la ciudad de Roskilde, construcción que no solo es una pista de skate y patinaje, sino que también se diseñó para canalizar las aguas lluvias a través de una serie de canales y piscinas que almacenan el exceso de agua durante las fuertes precipitaciones. Los daneses nos dieron una lección sobre cómo tratar un problema urbanístico con una solución ingeniosa, sustentable y altamente valorada por la comunidad.

En Chile, existen normas como la Ley 19.300 sobre bases del medio ambiente que definen el concepto de desarrollo sustentable. Además, se han promulgado recientemente leyes (N° 21.450 en 2022 y N° 21.558 en 2023) que incentivan la construcción sustentable en los planes reguladores urbanos, lo cual representa una novedad en la institucionalidad chilena. Este cuerpo normativo tiene como objetivo principal fomentar la integración social en la planificación urbana mediante la construcción de viviendas de interés público en zonas con buenos estándares de urbanización, pero también contienen disposiciones relevantes en materia de sustentabilidad.

La Ley 21.558 modifica el artículo 183 de la Ley de Urbanismo y Construcción chilena para permitir que los planes reguladores establezcan “condiciones adicionales de urbanización o equipamiento, así como condiciones asociadas a obras que contribuyan al cuidado ambiental y consideraciones ambientales del desarrollo sustentable en relación a la mitigación y adaptación al cambio climático”.

Si bien en teoría puede ser atractivo, surge la pregunta de por qué un inversionista privado debería destinar fondos en obras de infraestructura o proyectos inmobiliarios de este tipo, especialmente considerando las problemáticas que enfrenta actualmente el sector. La respuesta, sin duda, no es sencilla, pero la sustentabilidad urbana en la construcción es un concepto que ha llegado para quedarse y que debe ser considerado más allá de los costos iniciales. Una vez que el sector de la construcción supere la crisis, sería interesante que lo hiciera desde esta perspectiva.

¿Pero qué beneficios puede traerle a un inversionista certificarse en construcción sustentable? En la actualidad, los temas ambientales, sociales y de gobernanza corporativa (ESG) tienen un impacto significativo en las relaciones comerciales, el consumo y la generación de nuevas oportunidades de negocios y desarrollos tecnológicos. Las nuevas generaciones de jóvenes ya incorporan la conciencia medioambiental en sus hábitos de consumo.

En este contexto, invertir en obras o viviendas sustentables puede generar una serie de beneficios para los inversionistas. En primer lugar, certificarse en construcción sustentable puede brindar un mayor valor reputacional a la empresa. Los clientes y empleados valoran cada vez más el compromiso con la sostenibilidad, lo que puede dar como resultado una mejor satisfacción de los clientes y una mayor retención de talento.

A su vez, la búsqueda de medidas de eficiencia energética en los proyectos sustentables puede llevar a un menor consumo y costos de energía para la empresa. Esto se traduce en ahorros a largo plazo y un aumento en la rentabilidad de la inversión. Asimismo, la construcción sustentable tiende a generar un mayor valor económico de los activos y los inmuebles certificados como sustentables suelen incrementar su demanda y valoración en el mercado, lo que beneficia a los inversores en términos de rentabilidad y posibles plusvalías.

En conclusión, la construcción sustentable es una tendencia que llegó para quedarse en el sector inmobiliario. Aunque existen desafíos y dificultades para invertir en este tipo de proyectos, los beneficios a largo plazo son significativos. En un mundo donde la conciencia medioambiental y los aspectos ESG tienen un impacto creciente en los negocios, apostar por la construcción sustentable es una decisión inteligente que puede generar retornos positivos tanto a nivel financiero como en términos de responsabilidad social y ambiental.

En los días que llueve en Santiago, recuerdo el skatepark para canalizar las aguas lluvias de Dinamarca y de cómo esta innovación puede ser la clave para repensar la forma de planificar las ciudades y los proyectos inmobiliarios.

María Paz Aguirre Marfull es asociada senior y directora del Área de Real Estate de Chirgwin.
También te puede interesar:
Se realizarán las primeras Jornadas Nacionales de Derecho Inmobiliario en Chile
Abogada especialista en derecho inmobiliario se integra como asociada senior al estudio VUA
Derecho inmobiliario, más criterio y más conocimientos

 

artículos relacionados


podcast Idealex.press