fbpx
domingo, 24 de octubre de 2021

columnas

Poder Judicial: innovación en período de pandemia

Hoy los desafíos de la judicatura están centrados en enfrentar la gran cantidad de causas acumuladas durante estos meses de pandemia, modernizar el procedimiento civil y el sistema de ejecución de penas.

Ricardo Guzmán S. - 5 abril, 2021

Poder Judicial innovaciónRicardo Guzmán Sanza

Actualmente atravesamos un momento complejo a nivel mundial. Nuestro país, como todos los del orbe, se ha visto afectado por altas cifras de contagio a causa de la propagación del COVID-19, viviendo momentos complejos desde el inicio la pandemia. Sin embargo, la necesidad de acceder a una mejor justicia no se detiene.

Por esta razón, desde que comenzó esta coyuntura, como Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ) hemos tomado una serie de medidas para seguir brindando un servicio eficiente a los tribunales y así proporcionar una justicia oportuna, cercana y de calidad a todas las personas.

Sin lugar a dudas, la pandemia nos obligó a innovar. Se crearon más de 12 mil cuentas de red privada virtual (VPN) para que los más de 12.000 funcionarios del Poder Judicial pudieran seguir trabajando desde sus casas; se dispuso de la tecnología necesaria para que actualmente se realicen diariamente más de 2.500 videoconferencias y más de 1.000 audiencias remotas.

La Oficina Judicial Virtual ha jugado un rol central en la atención a la ciudadanía, realizándose a través de ella el ingreso de más de cinco millones de escritos y tres millones de demandas anualmente; se implementó la firma electrónica avanzada, la reserva de horas en línea, las interconexiones con más de 60 instituciones del Estado y la implementación del sistema de traducción en línea para personas con discapacidad auditiva y extranjeros, a través de nuestra página web: www.pjud.cl

El 2020 fue un año de profundos cambios para la institución y para todas las personas que somos parte de ella. Una parte importante de nuestros integrantes (jueces, juezas, profesionales y funcionarios y funcionarias) tuvo que dejar sus puestos de trabajo, apagar sus pantallas, dejar detenidos sus calendarios y los pasillos silenciosos de sus tribunales para trabajar desde casa y reducir así el riesgo del contagio. Otro grupo, más reducido y con todas las medidas de seguridad, ha seguido trabajando de manera presencial.

Se implementaron nuevos servicios en línea como la plataforma ConectaPjud, que, actualmente, se encuentra operando en 51 tribunales y que suma más de 230.000 atenciones; se creó una guía de atención de tribunales en pandemia y se intensificaron nuestras atenciones a través de los canales remotos y redes sociales. Los buses de la justicia dejaron de recorrer las calles para atender de manera telefónica y en línea.

Pero esta transformación digital se lleva gestando desde hace años en el Poder Judicial. Desde 1990 que la Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ) se ha encargado de administrar adecuadamente los recursos humanos, físicos y financieros del Poder Judicial, labor que se ha realizado gracias al trabajo y compromiso de más de 1.000 personas, distribuidas en todo el país.

Es importante señalar que las acciones realizadas por la Corporación Administrativa del Poder Judicial durante el 2020 no solo estuvieron enfocadas en el ámbito tecnológico, sino también en las personas, quienes son nuestro principal activo: entregándoles todas las herramientas necesarias para su cuidado.

Además, brindamos el apoyo necesario para aquellas personas que no estaban familiarizadas con la tecnología y también a aquellos funcionarios y funcionarias que necesitaban ayuda y acompañamiento psicológico remoto para sobrellevar el teletrabajo y confinamiento.

El nivel de ejecución presupuestario durante el año pasado fue de un 99,78%, cifra que posicionó al Poder Judicial como una de las instituciones públicas más eficientes del país en la administración de recursos y logramos enfrentar con éxito los desafíos que nos impuso la pandemia.

En infraestructura, los trabajos no se detuvieron y sólo se adecuaron a la realidad sanitaria. Se inauguró la nueva Corte de Apelaciones de Rancagua, los nuevos juzgados civiles de Concepción y el moderno centro de justicia en Tomé. Hoy estamos trabajando en la construcción de la nueva y moderna sede de la Academia Judicial y una carpeta de más de 30 proyectos para los próximos cinco años.

La pandemia nos confirmó que hemos seguido el camino correcto en la modernización de la justicia y reveló que iniciamos una profunda transformación digital de nuestros servicios, que no se detendrá y ya estamos trabajando en la implementación de nueva tecnología como la inteligencia artificial y el uso de plantillas, que faciliten el trabajo de los tribunales.

Hoy los desafíos del Poder Judicial están centrados en enfrentar la gran cantidad de causas acumuladas durante estos meses de pandemia, modernizar el procedimiento civil y el sistema de ejecución de penas.

Nuestro trabajo rinde frutos en el presente, pero no podemos olvidarnos de lo viene. Recientemente se lanzó el plan estratégico del Poder Judicial 2021-2025, el cual establece los lineamientos que se abordarán dentro de la institución por los próximos cinco años.

Como Corporación Administrativa, nos centraremos en seguir innovando en las nuevas tecnologías, desarrollaremos proyectos de infraestructura diseñados para el uso de todas personas y con un enfoque destinado a cuidar el medioambiente. Todas las labores que ejecutemos, tal y como lo hemos hecho durante todos estos años, estarán destinadas al servicio de las personas y una mejor justicia.

 
* Ricardo Guzmán Sanza es el director de la Corporación Administrativa del Poder Judicial de Chile.

 
También te puede interesar:
Suprema fija criterios para remates de inmuebles en audiencias virtuales
Director de la Academia Judicial de Chile: “Nos hemos preocupado de responder a las necesidades del Poder Judicial”
Presidente de la Corte Suprema (Chile): “La Reforma Procesal Civil es más que apremiante”

 

artículos relacionados


Podcast Idealex.press