fbpx
jueves, 26 de noviembre de 2020

editorial

Mercadona busca un abogado

“En el caso del abogado penalista y procesalista, la retribución anual bruta es de 22.904 euros”.

- 29 octubre, 2020

Mercadona es un supermercado español, muy conocido y que tiene precios que, en general, se consideran más bajos que los de la competencia.

En septiembre, el medio digital Invertia publicó una nota que tituló “Mercadona busca un abogado, un responsable de almacén y personal de supermercado“.

Ya era llamativo que en el artículo el abogado fuera un cargo más, cuyo llamado podía ser presentado junto con puestos de trabajo en teoría menos calificados, pero lo que realmente capturaba la atención, era lo que venía bajo el subtítulo “Sueldo y requisitos mínimos”.

Mercadona ofrece un sueldo de 1.338 euros brutos mensuales del personal de supermercado. El personal de supermercado de fin de semana tiene un sueldo mensual estipulado de 669 euros para 20h. En el caso del abogado penalista y procesalista, la retribución anual bruta es de 22.904 euros. El puesto del responsable de almacén cuenta con un sueldo anual bruto de 45.812 euros.

Desde la academia, la prensa especializada y la industria legal privada se reclama constantemente la falta de información para analizar el funcionamiento del mercado. Porque datos como las remuneraciones sirven a un doble propósito: el primero es contribuir al estudio de la abogacía como objeto de análisis en sí, cuyo mérito viene dado por tratarse de una ciencia social que permite a las personas ejercer sus derechos, exigir las obligaciones de otros y acceder al sistema judicial en sus distintas etapas y sedes.

El segundo es mejorar las oportunidades laborales de los abogados, pensándolos como un colectivo de individuos más que en su rol de dadores de empleo, aun cuando la transparencia de la información debería permitir una simetría que, a su vez, debería incidir en un enriquecimiento del proceso de oferta y demanda de empleo.

Pero nada de esto va a ocurrir si se mantienen costumbres como la de ofertar un cargo, pidiendo cumplir ciertos requisitos, el envío de un currículum u hoja de vida y “las odiosas pretensiones de renta“, perpetuando el sistema de apuestas en que tiene que participar obligadamente quien busca trabajo.

Hacer pública la remuneración asociada al puesto que se ofrece debe ser la práctica habitual y, como siempre, si las grandes firmas y las grandes empresas toman la iniciativa, los demás actores del sector privado no tendrán más opción que sumarse.

 
Sofía Martin Leyton
Directora
Idealex.press

MercadonaSML

 

artículos relacionados

Podcast Idealex.press