fbpx
martes, 22 de septiembre de 2020

universidades

Magíster en Derecho UC y el modelo remoto: “La aceptación ha sido muy buena”

Desde la mirada de su Director, nos adentramos en los engranajes del Magíster en Derecho de la Universidad Católica, su funcionamiento en tiempos de pandemia, alumnado y financiamiento.

- 12 agosto, 2020

Magister UCMiguel Ángel Fernández

Miguel Ángel Fernández, doctor en Derecho.

El abogado, académico, doctor en Derecho y miembro del Tribunal Constitucional Miguel Ángel Fernández González no se pierde. En la tarea de poner de relieve aquello que destaca al LLM de la Universidad Católica de Chile, programa del que es director, menciona al menos dos ejes, probablemente los que más valor ofrecen a cualquier intercambio académico en el mundo: los profesores, que son líderes en sus ámbitos, y los alumnos, nacionales e internacionales, que se manejan con altos estándares.

Cada estamento, académicos y estudiantes, experimenta hoy un nuevo y gran desafío: seguir adelante, con las mismas exigencias que un programa de postgrado como éste impone, pero en pandemia. El Covid-19, que llegó a cambiarlo todo en el contexto global, ha sido en este caso una oportunidad.

En régimen, el Magíster cuenta con alrededor de 300 estudiantes, repartidos en seis menciones. Eso permite que anualmente unos 80 profesores se desenvuelvan, formando nuevas generaciones de posgraduados en Derecho. Según datos del propio director, la edad media de sus alumnos está entre los 26 y los 32 años. De ellos, el 90% trabaja, de modo que una clave esencial ha sido ofrecerles flexibilidad, que les permita combinar el ejercicio profesional y el estudio.

Cada alumno, explica el director, diseña su propia malla, para lo que se le ofrecen entre 10 a 15 ramos por mención, es decir un total de 70 cursos al semestre, con solo dos piezas obligatorias: Ética y Razonamientos. Fernández asegura que con esta “completa libertad” la carga del Magíster “no se hace imposible de llevar”.

La llegada del Covid-19 a Chile encontró a Miguel Ángel Fernández y al Magíster en Derecho con el año 2020 completamente jugado: “Cuando esto comenzó, nuestros procesos estaban cerrados y los alumnos eran los que eran. Ya estaban matriculados, ya habían tomado ramos. De hecho, alcanzaron a asistir un par de semanas de forma presencial”.

El desafío fue acomodarse y, en ese sentido, la Universidad Católica habría desarrollado protocolos prontamente. Fernández recuerda ahora que, a nivel de posgrados, la transformación hacia un modelo 100% remoto les tomó alrededor de una semana y media. Dado que a estas alturas es aún imposible especular sobre los plazos de recuperación de normalidad, la UC ya ha determinado que el mayor porcentaje de sus actividades, por este año al menos, seguirá a distancia.

¿Funciona realmente un modelo remoto? Fernández afirma: “En general la aceptación ha sido muy buena. Los profesores han demostrado un compromiso bastante generoso con el programa”. Melissa Guzmán, encargada de la Unidad de Admisión del Programa, complementa: “Los profesores se han puesto a completa disposición de los alumnos”. Según el director de Magíster, están preparados para continuar como hasta ahora: 100% online y con los mismos profesores, con los horarios e idéntica programación. Pese al Covid-19 y sus restricciones, la vida académica sigue.

artículos relacionados

Podcast Idealex.press