fbpx
martes, 29 de septiembre de 2020

internacional

Lenguaje claro: la experiencia canadiense

El Gobierno de Canadá puso a disposición ciudadana un sitio web con manuales y recomendaciones acerca de cómo aplicar los principios de lenguaje sencillo en general, en la escritura legal y gubernamental.

- 12 marzo, 2020

César Contreras Manzor

El gobierno de Canadá publicó, en su sitio web oficial del gobierno, manuales y recomendaciones de cómo escribir claramente, pensado siempre en el lector. Los textos están escritos en ingles y francés en formato pdf.

Los documentos son elaborados por distintas instituciones como: la Universidad de Ottawa, el Consejo de Tribunales Administrativos de Canadá, el Consejo de Alfabetización de los Territorios del Noroeste, el Gobierno de Ontario y el Consejo de Alfabetización de los Territorios del Noroeste.

Los temas tratados son: un cuestionario sobre lenguaje sencillo, una guía para su promoción, un manual titulado “escriba para su lector”, una hoja informativa de escritura clara, herramientas de auditoría en lenguaje sencillo y herramientas para ayudar a escribir en lenguaje sencillo.

En el siguiente link podrás encontrar los documentos que el gobierno de Canadá promueve: Writing resources—Plain language

Además, tiene la particularidad de permitir un link para sugerir más documentos sobre el tema y un vínculo a recursos útiles para una redacción clara y eficaz.

Confianza y calidad de vida

Fabiola Klatt-Menares

Fabiola Klatt-Menares es una abogada chilena, titulada de la Universidad de Chile, residente en Canmore, Alberta, Canadá, quien en 2013 vivió en Australia donde escribió el ensayo “Law, contracts and tyranny of the minority” donde hablaba del lenguaje legal simplificado, el derecho a la justicia y la igualdad ante la ley.

Para Fabiola, “Canadá es un país que busca prevenir posibles problemas, por tanto, trata de solucionarlos por adelantado”.  Aduce a la existencia de ciudadanos de diversas culturas e idiomas, la necesidad de las autoridades por promover una redacción sencilla de documentos, especialmente de aquellos que contienen información que todos los ciudadanos deberían entender. Inglés y francés son los idiomas oficiales.

“Al nacer como país multicultural —colonia británica, ex-colonia francesa y diferentes grupos indígenas— las autoridades se vieron en la incertidumbre de gobernar personas con diferentes idiomas y culturas desde el comienzo de la Confederación en 1867.  Posteriormente, existió una enorme inmigración por parte de Alemania, Noruega, Holanda, Suecia, China, Polonia, Rusia, entre otros, volviendo Canadá un país tremendamente multicultural”, cuenta.

“Hoy, se menciona que muchos canadienses tienen inglés o francés como segunda lengua —Fabiola es una de ellas— para promover la redacción sencilla de contratos y formularios entendiendo que si los contratos son fácilmente comprendidos, serán fácilmente cumplidos, se evitarán el exceso de conflictos judiciales y el excesivo costo estatal que ello implica”, relata.

Continua, “si los formularios para postular a la residencia o ciudadanía están escritos en lenguaje claro las personas podrán ahorrar dinero y hacer el trámite ellos mismos sin la necesidad de abogados inmigratorios, lo mismo sucede con el pago de impuestos”.

“Con la promoción del lenguaje claro, tanto el Estado como el ciudadano común ahorran dinero, tiempo y malos entendidos. De esta manera la confianza de la población en el Estado es mayor y la calidad de vida mejora”, concluye Fabiola Klatt.

 

También te puede interesar:
Modernización del lenguaje jurídico ¿una necesidad?
Lenguaje claro: cómo acercar el Estado a la ciudadanía
Lenguaje claro, el último desafío para el mundo jurídico

artículos relacionados

Podcast Idealex.press