fbpx
martes, 29 de noviembre de 2022

reset

Legítima defensa tiene todo lo que no enseñan las facultades de Derecho

El filme de 1997, protagonizado por Matt Damon y Danny DeVito, es una verdadera escuela, allí donde se pone a prueba la moral de los abogados y se ejerce el derecho más allá de los límites éticos.

- 16 noviembre, 2022

Claudio Soto
csoto@idealex.press

Antes de que Matt Demon se convirtiera en el imparable agente “Jason Bourne” o en el experto carterista Linus Caldwell en Ocean’s Thirteen, compartiendo roles junto a George Clooney y Bradt Pitt, el actor interpretó a un joven abogado (Rudy Baylor) que, buscando aprender y sustentarse económicamente después de haber egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Memphis, conoció de golpe todos los vericuetos de un sistema judicial que nada tiene de glamoroso. Es decir, la pura y santa realidad.

Se trata de la película ”Legítima Defensa” (The Rainmaker), de 1997, dirigida por Francis Ford Coppola y en el que comparte con un elenco de lujo: Danny DeVito, Michael Rourke, Jonathan Vincent «Jon» Voight, y Danny Glover, entre otros, y en donde debe enfrentarse al temible bufete de la Compañía de Seguros Great Benefits que durante años niega dineros a un joven de 22 años que sufría de leucemia y que su única posibilidad de vida era un trasplante de médula.

La historia

La película que parte como una comedia tonta, pero divertida, gracias a la gran actuación de DeVito, un ayudante legal que durante 6 años ha tratado de superar sin éxito los exámenes para graduarse como abogado, pero experto en la búsqueda de clientes en hospitales o bares, recaudación de pruebas y compañías aseguradores, se va transformando en una verdadera escuela de la calle, ahí donde se ejerce el derecho, lejos de la moralidad y ética que se enseña en las universidades.

El asunto es que Rudy —que además acaba de aprobar su examen del Colegio de abogados— nunca ha defendido ningún caso ante un juez y un jurado, y de la noche a la mañana se encuentra frente a un grupo de expertos legales que representan a Great Benefits, encabezados por Leo F. Drummond (Jon Voight), un reputado abogado que utiliza tácticas poco honestas y convincentes alegatos, para ganar sus casos.

Entremedio, conoce a Kelly Riker (Claire Danes), una joven golpeada a más no poder por su marido, y que ha sido ingresada en el hospital por una de las palizas que había recibido, y a la que intenta persuadir para que pida el divorcio. El problema es que en un violento encuentro, Rudy mata con un bate de béisbol al agresor de Kelly, quien a su vez declara a la policía que estaba sola y que mató a su marido en defensa propia. La justicia declina la opción de juzgarla.

A pocos días del término de los alegatos, Donny Ray, el chico de 22 años con leucemia, muere, dejando un video que convence al jurado para condenar a la Compañía de Seguros a una millonaria indemnización. Sin embargo, rápidamente y antes de hacerse efectivo el dictamen, se declara en quiebra, lo que lleva a Rudy Baylor a una enorme desilución de lo que representan los abogados y el sistema judicial, que no siempre como es visto, entrega o hace justicia.

La película está en la plataforma Netflix. Mira aquí el tráiler:

 
También te puede interesar:
Ética profesional, un poco de ironía y enseñanza del Derecho: algunas lecciones de “Better call Saul”
¿Intriga y justicia? El Informe Pelícano nos lleva al límite
Patología forense: los muertos hablan

 

artículos relacionados


Podcast Idealex.press