fbpx
jueves, 18 de abril de 2024

internacional

Legalización de cannabis en Alemania abre preguntas

Especialistas advierten que mayores restricciones en la posesión y cultivo pueden traer aparejado un aumento del mercado negro, contrariando los objetivos previstos al momento de aprobar la norma.

- 7 marzo, 2024

El Bundestag o Cámara Baja del Parlamento alemán, aprobó el 23 de febrero la legalización de la posesión y consumo de hasta 50 gramos de cannabis. Votaron a favor los diputados de los partidos socialdemócrata, verdes, liberales y la izquierda, y, en contra, la oposición demócrata cristiana junto a los ultraderechistas de Alternativa por Alemania.

El proyecto de ley, presentado en abril de 2023 por el ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, proponía avanzar en el proceso de legalización del consumo de cannabis, permitiendo la creación de “clubes sociales” o la posibilidad de autocultivo. No obstante, Alemania lo permite con fines medicinales desde 2017, siempre y cuando su consumo tenga justificación médica.

legalización del cannabisTomás Basso

Tomás Basso, abogado litigante y socio fundador de Grupo Legal Green, estudio jurídico orientado al cannabis medicinal, dice: “La ley no hace más que formalizar y delimitar estas conductas, que han demostrado ser actividades legítimas, sin daño a la salud pública e incluso pueden ser beneficiosas”.

Para él, ello iría de la mano con los estándares internacionales que hoy regulan la materia, como la Comisión de Estupefacientes de la ONU, que eliminó el cannabis de la Lista IV de la Convención Única de Estupefacientes de 1961, donde figuraba junto a opioides adictivos y letales como la heroína, tal como hoy ocurre en Chile con el artículo 1 del Reglamento de Drogas, añade.

De acuerdo a un artículo publicado en el sitio web de radio Cooperativa, aspectos a destacar de esta ley serían que se crea una “alternativa” al mercado negro, a la vez que aumenta las penas para los traficantes que venden cannabis a menores de edad. También se considera positivo que la norma prevea “campañas para concienciar a los adolescentes del peligro especial que conlleva el consumo mientras el cerebro todavía está en crecimiento”.

Sin embargo, la iniciativa no ha estado exenta de controversias, ya que tanto la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) y la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) han solicitado que se detenga la legalización prevista del cannabis, y, que se informe al público sobre los riesgos de esta sustancia, puesto que consideran que legalizar el cultivo privado, la posesión y el consumo para todos los adultos “provocaría un aumento del consumo de cannabis” y que “no aliviaría la carga del sistema judicial ni frenaría el mercado negro”, se lee en un artículo publicado por el medio español Newtral.

legalización del cannabisMijail Villagra

El ingeniero comercial de la Universidad de Chile y director de estudios de la Fundación Eutopía, Mijail Villagra, apunta hacia las consecuencias que podrían tener las restricciones, y sostiene: “Las cantidades de consumo o las restricciones de potencia o de contenido de THC, pueden ser una limitante importante en cuanto a satisfacer la demanda y alcanzar el objetivo de mejorar la protección de la salud y fortalecer la educación de prevención. Por ejemplo, el consumo de un consumidor habitual puede ser más que 50 gramos por mes, y al no estar permitido el acceso a una mayor cantidad de gramos, los usuarios buscarán satisfacer esa demanda por otras vías, lo que eventualmente podría crear una especie de mercado gris o mercado negro”.

Héctor Moncada

Por otra parte, Héctor Moncada, gerente de desarrollo del laboratorio orientado al cannabis, Hidrolab, estima que como primera etapa “el autocultivo es una buena medida para atacar al tráfico ilegal y comenzar a blanquear el mercado del cannabis”.

El problema radicaría en que el autocultivo no resuelve el narcotráfico ni lo elimina completamente: “Competir contra el mercado negro es difícil, porque los costos para todo el proceso de producción y certificación de calidad son muy altos, pero necesarios si se quiere entrar en el mercado blanco. De hecho, existen alrededor de 9 parámetros residuales para analizar el cannabis en laboratorios especializados, entre los que destacan micotoxinas, metales pesados, pesticidas, solventes residuales, terpenos, potencia, humedad o propiedades. Cada parámetro a examinar tiene un valor altamente costoso”, explica.

La espada de doble filo de las restricciones

La nueva ley alemana comenzaría a hacerse efectiva a partir del mes de abril de 2024, permitiendo a los mayores de 18 años el cultivo privado con un máximo de hasta 3 plantas para autoconsumo, y 50 gramos en un espacio privado, si se trata de flores secas.

En relación con las cantidades permitidas, Tomás Basso señala: “Al establecerse un límite, se siguen castigando conductas relacionadas con esta droga, que, en ciertos casos clínicos, requerirían el uso y consumo de cantidades superiores a las ya indicadas y aprobadas”.

José Fernández Cruz

El límite de edad para acceder al consumo y cultivo es otro de los elementos a analizar. El profesor de derecho penal de la Universidad Austral de Chile, José Fernández Cruz, advierte que la restricción a los menores de edad para poder consumir o adquirir el cannabis, puede convertirse en un problema para el gobierno y su objetivo de aplacar el mercado negro, ya que ellos representan una parte importante de la tasa de consumo: “Al no poder acceder de forma legal al producto, inevitablemente recurrirían al mercado negro”, dice, y añade que esto no significa que la edad legal deba ser reducida, pero hay que tener presente que sí podría generarse un conflicto frente a los objetivos que se pretende alcanzar con la ley.

Los clubes

Al igual que en el caso de los cigarrillos, como medida de protección a grupos vulnerables, se prohibió el consumo en lugares que estén a menos de 100 metros de entradas a colegios, parques infantiles o centros deportivos. Otra restricción relativa al espacio público, es que sólo será legal portar una cantidad de hasta 25 gramos y que no se podrá fumar, sino después de las 19.00 horas.

Además, desde julio será legal la creación de “clubs” para mayores de edad que tengan residencia habitual en Alemania, los que podrán tener hasta 500 miembros con la posibilidad de cultivar el cannabis, pero no de forma comercial, sino que con un enfoque colectivo y para intercambio entre socios para consumo privado. Por otra parte, de manera retroactiva serán eliminados los antecedentes penales de quienes hayan sido condenados por posesión o autocultivo por cantidades de hasta 25 gramos.

Consultado respecto de qué efectos podrían generar las restricciones para acceder al cannabis mediante el autocultivo o clubes cannábicos, Fernández dice: “Cultivar requiere de una inversión de tiempo e insumos, en tanto para participar de un club cannábico generalmente se solicita una membresía y ser parte del proceso de cultivo. Puede que consumidores no tengan la posibilidad de cultivar, ni tampoco tengan un mayor interés en participar de un club, por lo que podrían recurrir al mercado ilegal para conseguir el cannabis”.

Sin embargo, añade, lo anterior dependerá mucho de la “cultura de la jurisdicción”, ya que en Alemania podría existir una cultura cannábica en la que sea viable la participación colectiva y “una sociedad civil organizada”.

El gobierno alemán planea llevar a cabo una evaluación luego de 18 meses de la entrada en vigencia de la ley, con el objetivo de poder analizar los impactos y consecuencias en la salud de niños, adolescentes y jóvenes.

 
También te puede interesar:
Cómo ha evolucionado la normativa de apuestas en Alemania
Firmas de la región: la igualdad de género en entredicho
La ABA agrega un nuevo requisito a sus políticas de acreditación
 

artículos relacionados


podcast Idealex.press