fbpx
viernes, 17 de septiembre de 2021

columnas

Legal 500 trae cambios en sus submissions

“El investigador quiere acceder a información comprobable sobre si la firma realmente ha asumido un compromiso con sus clientes, si en vistas de ello está invirtiendo en o aprovechando las nuevas tecnologías e incluyen en este acápite la consulta sobre si la firma ha introducido políticas de facturación”.

Lorena Borgo - 8 enero, 2021

Legal 500Lorena Borgo

En noviembre pasado antes de que acabara el año, el directorio y rankeador de firmas legales Legal 500 publicó los formatos (Editorial Submission y Referees) y el anuncio de la fecha máxima de entrega (viernes 5 de febrero de 2021) para las firmas de América Latina que estén interesadas en participar en la investigación (35 jurisdicciones en total) que realiza dicha publicación anualmente.

Grande fue nuestra sorpresa cuando hace pocas semanas, al empezar a preparar la documentación con algunos clientes, nos encontramos con cambios sustantivos en el cuestionario, no sólo en lo que respecta a la inclusión de nuevas preguntas, sino al observar que el investigador está buscando ahondar en la información que recibe de los estudios de abogados, precisando y acotando la manera cómo ésta debe ser presentada.

Nos pareció muy positiva la nueva aproximación, pues somos de la opinión que los cambios siempre son buenos, mientras sean una respuesta a las demandas de la realidad, y en este caso, lo son.

A continuación, les presentamos un breve repaso de las principales novedades que encontramos en la plantilla y que consideramos que deben capturar la atención de los abogados que están interesados en que el radar de Legal 500 los identifique y no esperar el último minuto para llenar los formatos y enviarlos.

El investigador de Legal 500 ha dado este año un paso más allá del mero análisis de los casos representativos que elige presentar cada estudio. Hoy, en estos tiempos, quiere conocer con mayor detalle qué hace la firma para demostrar que realmente está destacando respecto de sus competidores.

Los cambios más importantes en el Editorial Submission para este 2022 son los siguientes:
1. inclusión de una nueva sección en el formato: Legal 500 ha incluido una novísima sección llamada ‘Iniciativas e innovación’. Siguiendo la tendencia actual de que los servicios, cualesquiera que sean, deben necesariamente estar centrados en el cliente —tendencia que nuestro mercado de servicios legales ha empezado a seguir tardíamente—, el editor de Legal 500 está solicitando este año la inclusión de información sobre las medidas que ha tomado la firma o que mantiene, y que se encuentran dirigidas a beneficiar a sus clientes. El editor quiere no sólo la mención de la iniciativa, sino que se mencione ejemplos y en qué medida han funcionado en la práctica.

Esta sección a su vez se divide tres subsecciones, que responden a una lógica que no nos es difícil de comprender, pues miran la relación de la firma con el cliente externo, con el cliente interno y con la sociedad:
– innovaciones tecnológicas o de sistemas – Respecto del cliente externo (aunque también interno, pues el editor querrá saber si estas innovaciones han contribuido con la eficiencia en la prestación del servicio)
– iniciativas socioculturales
– trabajo pro bono

Aquí destacamos que el investigador quiere acceder a información que pueda comprobarse (esto es importante), sobre si la firma realmente ha asumido un compromiso con sus clientes, si en vistas de ello está invirtiendo en o aprovechando las nuevas tecnologías e incluyen en este acápite la consulta sobre si la firma ha introducido políticas de facturación. También se interesa el editor sobre iniciativas que respondan a los requerimientos actuales de la sociedad, es decir, iniciativas que se centren en el desarrollo de las personas, tales como diversidad, inclusión, género y responsabilidad social (pro bono).

2. inclusión de resúmenes de los 3 casos más representativos para la firma: si bien es cierto, se mantiene la posibilidad de incluir, como todos los años, hasta 20 materias o casos transaccionales y no transaccionales, publicables o confidenciales por área de práctica, este año se está pidiendo que la firma presente un brevísimo resumen de los tres casos más representativos, no confidenciales, que ya están incluyendo en el Editorial Submission.

Esta novedad nos confirma que los investigadores tienen que analizar y procesar una altísima carga de información, motivo por el cual, será importante leer entre líneas el mensaje que nos están enviando: que lo que realmente necesitan es información muy precisa y clara.

3. la metodología: el editor de Legal 500 ha decidido esta vez incluir en la plantilla una explicación sobre la metodología que aplican en el análisis, tanto para las firmas como para los abogados individuales. Asimismo, se destaca un importante esfuerzo por lograr obtener la información que realmente necesitan para su análisis, es decir, se precisa en las diversas secciones cuál es la información que están requiriendo, para de esta manera poder emitir un juicio lo más objetivo posible.

Un ejemplo es la explicación precisa acerca de cuáles son los criterios para completar la información sobre abogados destacados (socios, consejeros o asociados). Asimismo, en la sección que corresponde a la autodescripción del área de práctica sometida al análisis, el editor, a diferencia de años anteriores, está solicitando que la firma profundice en la información sobre las capacidades del equipo y, de ser el caso, en la adquisición de nuevos clientes.

Un punto que no debemos dejar pasar es que ya el año pasado se solicitaba la inclusión de iniciativas que estuvieran enfocadas en los clientes, ya fueran para ahorrarle costos a ellos o para ser más eficientes. Este punto es importante, considerando que Legal 500 se autodefine como The Client’s Guide to the best Law firms, es decir, su público objetivo son las empresas que requieren asesoría legal externa.

Finalmente, a diferencia de otros años, pareciera que esta vez no es tan importante mencionar si la firma es parte de alguna alianza (o club) de firmas de abogados.

Si bien es cierto que el gran competidor de Legal 500 —Chambers and Partners— introdujo hace año y medio una sección para recabar información sobre presencia y participación dentro de las firmas en cuanto a género y a la comunidad LGQTB, Legal 500 está dando un paso más allá de las estadísticas para conocer de manera profunda qué está sucediendo en nuestros mercados legales.

* Lorena Borgo Hannach es abogada de la Universidad Católica de Perú y tiene un Master en Derecho Internacional Público en la Universidad de Münster, Alemania. Es socia de EdPe Consultants Perú y se dedica a asesorías de marketing, estrategia y comunicación para la industria legal.
Nota de la autora: La autora no tiene ningún vínculo comercial con publicación o directorio legal alguno.

 

artículos relacionados


Podcast Idealex.press