fbpx
viernes, 15 de octubre de 2021

internacional

La soterrada pugna de los bancos, abogados y la justicia en España

Relación laboral entre abogados externos que trabajan para call centers de entidades bancarias son reconocidas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tal como pasó con los trabajadores de delivery.

- 20 septiembre, 2021

Claudio Soto
Desde España

Primero fueron los llamados riders. Ahora son los abogados. Como un verdadero mazazo cayó en las instituciones bancarias y financieras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (España) de fallar a favor de 141 profesionales del derecho que trabajaban en régimen de externos para la multinacional sueca Transcom, donde asesoraban jurídicamente a los bancos Santander, Sabadell, Inversis, CaixaBank y Deutsche Bank a través de un servicio de call center.

Según develó Diario El País, se trata de abogados y abogadas que se desempeñaban como “autónomos” (independientes) y que fueron reconocidos en el fallo del Tribunal de la capital española, con una relación laboral “en las mismas condiciones que las del resto de sus compañeros asalariados”. Es decir, disponían de una jornada laboral perfectamente establecida por la empresa, ocupaban un mismo sitio en sus instalaciones, utilizaban los computadores de los que les proveían y empleaban una aplicación propia de la empresa para ejecutar su trabajo.

Ante esta situación -reveló el matutino- uno de los letrados puso sobre aviso a la Inspección de Trabajo, y tras meses de diligencias, esta elevó un acta de sanción por más de seis millones de euros al constatar estas irregularidades entre los años 2013 y 2017. El TSJM determinó mantener el castigo pecunario.

¿Al Supremo?

Ante el recurso elevado por la compañía frente a esta multa, la Tesorería General de la Seguridad Social presentó una demanda de oficio que también fue recurrida, hasta llegar finalmente al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Lo más probable –indicaron fuentes conocedoras de la soterrada pugna que hasta aquí no había visto la luz pública- Transcom tendría la expectativa de trasladar el caso al Tribunal Supremo, como medida dilatoria para retrasar la ejecución de la sanción.

Tal como ocurre en distintos continentes, a pesar de que en un inicio los bancos disponían de sus propios departamentos jurídicos al interior de la organización, con el paso de los años los servicios se externalizaron, lo que derivó a subcontrataciones como las de Transcom.

La multinacional sueca –dice la crónica de El País- ofrece el servicio de atención telefónica para consultas legales, entre otras, y en los últimos años había conseguido firmar contratos con las principales entidades financieras del país.

artículos relacionados


Podcast Idealex.press