fbpx
miércoles, 25 de noviembre de 2020

internacional

La incerteza del virus genera stress

El presidente del Instituto de Salud Mental de la Abogacía difunde algunos consejos: “Separa lo que está bajo tu control de lo que no lo está”.

- 13 marzo, 2020

S.M.L.

Manel Atserias Luque, presidente del Instituto de Salud Mental de la Abogacía, comentó hoy en LinkedIn que mientras estaba en Londres, se mantenía pendiente de lo que ocurría en España respecto del Covid-19.

“En este tipo de situaciones, lo último que uno debería hacer es entrar en pánico. La ansiedad y el estrés ante esta incertidumbre son muy malas consejeras”, escribió.

Y luego compartió el artículo “Taking Care of Your Mental Health in the Face of Uncertainty” de Doreen Marshall —sicóloga y Ph.D.—, actual Vice President of Programs de la American Foundation for Suicide Prevention.

Un extracto del texto explica que en tiempos como los actuales, nuestra salud mental puede sufrir: “No siempre sabemos que está sucediendo. Puede que te sientas más nervioso de lo normal, enfadado, indefenso o triste. Puedes notar que estás más frustrado con los demás o quieres evitar completamente cualquier recordatorio de lo que está pasando”.

Maneja la incerteza

Frente a la preocupación por el virus, aquí van algunas sugerencias para manejar la incertidumbre y el stress que te puede generar:

1. Separa lo que está bajo tu control de lo que no lo está. Hay cosas que puedes hacer, y es útil centrarse en ellas:
– lávate las manos
– recuérdale a los demás que se laven las suyas
– toma tus vitaminas
– limita tu consumo de noticias (“¿Realmente necesitas saber qué está pasando en un crucero en el que no estás?”).

2. Haz lo que te ayude a sentirte seguro. Esto será diferente para cada cual y es importante no compararse con los demás.
Está bien si has decidido que lo que te hace sentir seguridad es limitar la asistencia a grandes eventos sociales, pero asegúrate de que ese aislamiento se base en la posibilidad de contraer la enfermedad, en vez de que quieras apartarte porque estás experimentado una depresión.

3. Sal a la naturaleza, incluso si estás evitando las multitudes. Puedes dar un paseo por el barrio; si el sol brilla, tomas una dosis de vitamina D, y te hará sentir bien tomar un poco de aire fresco. El ejercicio también ayuda a la salud física y mental.

4. Desafíate a ti mismo a permanecer en el presente. Tal vez tu preocupación se agrave, no sólo estás pensando en lo que está sucediendo actualmente, sino que también te proyectas al futuro.
Cuando te encuentres preocupado por algo que no ha sucedido, vuelve suavemente al momento presente.
La recomendación es:
– observar las vistas
– poner atención a los sonidos y sabores
– enfócate en experiencias sensoriales en tu momento inmediato y nómbralas
Participar en actividades de mindfulness (atención plena) es una forma de ayudar a mantenerse sereno cuando las cosas se sienten fuera de tu control.

5. Mantente conectado y busca más apoyo si lo necesitas. Habla con amigos de confianza sobre lo que sientes. Si estás particularmente ansioso, busca apoyo de un profesional. No tienes por qué experimentar en soledad tu preocupación, cuando un alguien con experiencia y formación te puede apoyar.

En definitiva, si sientes ansiedad por el virus o detectas que está agravando el stress con el que ya convives, enfócate en aquello que sí estás en condiciones de administrar y si te ves sobrepasado, pide consejo profesional.

artículos relacionados

Podcast Idealex.press