fbpx
jueves, 4 de marzo de 2021

internacional

Kamala Harris: de implacable fiscal a vicepresidenta de Estados Unidos

La abogada de 56 años asumió su nuevo cargo la semana pasada y dada la edad de Joe Biden, se perfila como una de las principales competidoras de la próxima carrera presidencial. Conozca aquí los pasos de la ahora ex-senadora por California antes de llegar a la Casa Blanca.

- 27 enero, 2021

20 de enero de 2021, 10:40 horas. Ese momento será recordado por años en Estados Unidos. A esa hora, con la mano izquierda en la Biblia, Kamala Harris juraba y se transformaba en la primera mujer vicepresidenta de Estados Unidos.

Como si esto fuera poco, también es la primera afroamericana y la primera persona con ascendencia asiática que ocupa dicha posición. Con esto, la estrella en ascenso del partido Demócrata quedó en la pole position para, en 4 años más, pensar en reemplazar a Joe Biden como inquilino de la Casa Blanca.

Desde que el actual Presidente de Estados Unidos la eligió como compañera de fórmula, Harris ha estado en el centro de la atención, lo que incluso llevó a la revista Time a elegir a las nuevas autoridades como “Persona del Año 2020”.

Asimismo, y dado el equilibrio de fuerzas en el Senado entre republicanos y demócratas, será la actual vicepresidenta la encargada de dirimir cualquier empate durante las discusiones, lo que llevó al New York Times a calificar a Harris como el “voto 51” para Joe Biden.

Contra los banqueros

Según informó BBC, Kamala Harris estudió Ciencias Políticas y Economía en la Universidad Howard, considerada el “Harvard de los afroamericanos”. Luego, entró a estudiar Derecho y se tituló en la Universidad de California, Hastings.

Cuenta el medio británico que, al titularse, decidió convertirse en fiscal y su primer trabajo fue en la oficina del distrito del condado de Alameda en California, para luego ser elegida como la fiscal de distrito en San Francisco. Luego, en el año 2003, se transformó en la primera mujer y la primera afroamericana en ocupar el cargo de fiscal de California.

Según detalla el diario La Tercera, durante su gestión generó un programa donde las personas condenadas por delitos de drogas pudieron obtener un diploma de escuela secundaria y encontrar empleo. Además, durante la crisis financiera de 2008, la fiscal Harris enfrentó a los gigantes de Wall Street, con el objeto de evitar que las familias endeudadas perdieran sus casas a raíz de las hipotecas.

La primera pero no la última

Luego de su brillante carrera como fiscal -donde cumplió dos mandatos- Kamala Harris decidió entrar a la política y el partido Demócrata la nominó como su representante por California, donde el año 2017 se transformó en la segunda mujer afroamericana en ser senadora.

De acuerdo a diversos medios, al asumir, Harris prometió defender a los inmigrantes de las políticas del gobierno de Donald Trump y, por su pasado como fiscal, se ganó la fama de ser una de las interrogadoras más duras del Congreso.

Incluso en 2019, intentó ser parte de la primaria presidencial de su partido pero declinó su campaña por falta de dinero en favor de quien, a la postre, se transformó en su compañero de fórmula: Joe Biden.

En ese año, cuando comenzaba su breve y truncada aventura presidencial, Harris dio una entrevista a CNN donde le preguntaron sobre qué significaba ser la primera en muchos aspectos de su vida. “Mi madre solía decirme: Kamala, puedes ser la primera en hacer muchas cosas, pero asegúrate de no ser la última”, respondió la vicepresidenta.

Activismo adolescente

Según numerosas publicaciones en la web, Kamala Harris nació en Oakland, California y sus padres fueron Shyamala Gopalan y Donald Harris. La madre, oriunda de India, fue una científica especializada en el cáncer de mamas y el progenitor fue economista y catedrático de la Universidad de Standford donde llegó a trabajar desde su natal Jamaica.

Aún cuando sus padres se separaron a los 12 años, Kamala Harris siempre estuvo involucrada en diferentes causas. Su adolescencia, cuentan diversos medios, la pasó acompañando a sus padres en marchas sobre derechos civiles ya que estos se conocieron en uno de los centros del activismo de los sesenta: la Universidad de California, Berkeley.

Según cuenta el sitio La Vanguardia, luego de la separación, ella y su hermana pasaron varios años viviendo en Canadá y mientras su madre colaboraba con el gobierno canadiense, Kamala Harris encabezó una manifestación para que los niños pudieran jugar en el pasto. ¿El resultado? Lo logró.

La historia dirá cómo le irá, administrando junto a Joe Biden, la democracia estadounidense.

También te puede interesar:
Corte Suprema: el convidado de piedra en las elecciones en Estados Unidos
El giro conservador de la Corte Suprema de Estados Unidos
Las semejanzas de la crisis política de EE.UU. con la historia de América Latina

artículos relacionados

Podcast Idealex.press