fbpx
domingo, 24 de octubre de 2021

internacional

Jordi Ferrer, experto en derecho digital sobre el pasaporte Covid: “puede provocar elementos de discriminación negativa”

A pocas semanas que entre en vigor en la Unión Europea el certificado verde, más conocido como “pasaporte Covid”, el vocal integrante de la comisión digital del Colegio de la Abogacía de Barcelona, analiza el impacto de la medida en la movilidad y seguridad de las personas.

- 21 mayo, 2021

csoto@idealex.press 

Jordi Ferrer, es socio director de Ciberlaw Consulting, una de las más reputadas firmas españolas en derecho digital. Es máster en Tecnologías de la Información y Propiedad Intelectual y durante más de 25 años ha trabajado asesorando a entidades públicas y privadas. En 2001, especializa su actividad profesional al entorno digital como consultor en Derecho Digital y de las TIC. Es además experto en cumplimiento normativo, privacidad y ciberseguridad, académico de la Universidad Ramón Llull y codirector del Master en Derecho Digital de la UB-IL3. 

En el programa “Agenda Macro” de Idealex.press aborda los alcances de la herramienta tecnológica que se trabaja de manera piloto en España y otros 10 Estados miembros de la UE y aboga, sobre todas las cosas, por la seguridad en el tratamiento de los datos. “No deberían salir del entorno de protección de los propios estados de la Unión Europea”, afirma. 

-¿Qué es el certificado verde digital, más conocido como pasaporte Covid y qué significa para la movilidad de las personas? 

El pasaporte pretende ser una solución tecnológica que debe implementar unas mesuras de seguridad técnicas y jurídicas que permitan garantizar la libre circulación de los ciudadanos europeos. En el Tratado de Constitución de la Unión Europea hay una serie de principios y uno de ellos es el que establece la libre circulación de las personas. Es una solución para los diversos planteamientos que alían entre los países de la Unión Europea, es decir, que vamos a unificarlos, vamos a crear una herramienta debido a la situación pandémica, que los ciudadanos que reúnan una serie de consideraciones puedan circular libremente, sobre todo en el entorno de la navegación aérea. Ese es el objetivo del pasaporte Covid: intentar garantizar la libre circulación de las personas. 

-En términos muy simples esto es un documento con código QR que podré llevar en mi teléfono móvil o en papel… 

Están las dos posibilidades. La posibilidad de un pasaporte integrado al smartphone de la persona, o bien, para aquellos que no tengan esta disponibilidad, en soporte papel. Lo que va a ofrecer es una información muy limitada pero relevante respecto si esa persona ha sido vacunada, y por, sobre todo, con qué vacuna ha sido inoculado y en qué fechas. Eso es lo que constará en el pasaporte Covid. 

Comienza la temporada de vacaciones en Europa y Bruselas acordó el miércoles reabrir las fronteras exteriores a viajeros procedentes de terceros países que hayan sido vacunados con alguno de los fármacos autorizados en la UE.  ¿Podrán, por ejemplo, ciudadanos latinoamericanos acceder a esta herramienta digital? 

En principio, el pasaporte Covid estará a disposición de la ciudadanía europea, y también, la previsión es que sea un instrumento que permita acreditar la situación de cumplimiento vacunal con otras personas que no sean de la ciudadanía europea. En caso que no se disponga de este pasaporte existen otras formas de circular por territorio europeo en el caso que se venga de otras partes del mundo. En este caso, la posibilidad de pasar con lo que sería una PCR acreditada en los últimos 3 días, y en su caso hacer un confinamiento, es una de las posibilidades. Pero claro, ahí se está limitando mucho lo que sería la circulación de las personas y en su caso la necesidad de tener que pasar por una PCR muy reciente para poder entrar, por ejemplo, en territorio español. 

-¿Quién es dueño de los datos y cómo van a operar entre los distintos países? 

Aquí bajo mi punto de vista profesional, en el que me he especializado en derecho digital y en privacidad y protección de datos personales, hay uno de los núcleos de los cuales podemos mantener discrepancias con lo que sería el funcionamiento del pasaporte Covid. Que quede claro, yo soy un gran defensor de la utilización de la tecnología, y ante una situación pandémica como la que hemos tenido, intentar solucionar la situación con los medios del siglo XIX, no es de lo adecuado. Estamos en el siglo XXI y hemos de utilizar tecnologías acordes a las que tenemos actualmente para intentar que las personas tengan un entorno más funcional.  

En esa tecnología que se va a utilizar, al fin y al cabo, vamos a hablar de un sistema con una base de datos en la cual se va a incorporar información de las personas –básicamente su nombre, fecha de nacimiento, la fecha de la primera vacuna y si es necesario, la fecha de la segunda vacuna y la tipología de la misma- el responsable será en todo caso el Estado, o en este caso, la configuración de la Unión Europea. Cada estado va a ser responsable de los datos de sus propios nacionales, y eso va estar en un sistema compartido por los 27 países miembros de la UE. Todos tienen la misma consideración. ¿Quién es el responsable? Los Estados. No puede haber nadie más responsable de esa información.  

La entrevista completa a Jordi Ferrer en Youtube/Idealex.press 

 

También te puede interesar:
Director del CEJA: “Hemos visto tendencias de los poderes políticos a invadir atribuciones y tratar de cooptar a los poderes judiciales”
Defensor Nacional (s) de Chile: “Se ha afectado el derecho de las personas a ser juzgadas dentro de un plazo razonable, prudente y breve”
Ex Fiscal Nacional de Chile, Sabas Chahuán: “Creo que la figura de cabildos al interior es un error”
Presidente de la Corte Suprema (Chile): “La Reforma Procesal Civil es más que apremiante”

artículos relacionados


Podcast Idealex.press