fbpx
Suscríbete
Internacional

Financiamiento para conservación ambiental: la experiencia mexicana

El Fondo Mexicano de Conservación de la Naturaleza (FMCN) participó en el seminario “Modelos de financiamiento y conservación de la naturaleza” celebrado por el Centro de Estudios Públicos (CEP) donde se examinaron opciones que el país puede usar para financiar sus proyectos medioambientales.

10 Enero, 2020 Comparte en:
Felipe Riffo

Este miércoles se realizó en el Centro de Estudios Públicos (CEP) de Chile el seminario “Modelos de financiamiento y conservación de la naturaleza” donde Lorenzo Rosenzweig, expresidente del Fondo Mexicano de Conservación de la Naturaleza (FMCN), presentó el funcionamiento de esa organización como posible modelo que el país puede copiar de su par latinoamericano en materia de financiamiento de conservación ambiental.

El FMCN es una organización privada sin fines de lucro, que fue pensado durante la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de 1992, cuando fundaciones internacionales como World Wildlife Fund y autoridades ambientales de México acordaron la necesidad de una entidad autónoma que tuviera la capacidad de financiar por plazos largos procesos de conservación de la biósfera.

El Global Environment Facility (GEF), el gobierno de Estados Unidos y el mexicano aportaron 2 años después en 1994 la suma inicial de más de US$ 30 millones. Esto dio el puntapié inicial para esta organización que ha financiado hasta el día hoy 2069 proyectos medioambientales dentro de México así como US$ 168,8 millones invertidos en conservación.

Rosenzweig explicó durante el seminario los detalles del funcionamiento de este fondo, que se divide en 2 tipos de recursos. El primero son los “recursos patrimoniales”, que se mantienen invertidos en acciones y valores para generar un flujo. También existen los recursos “extinguibles”, que son los destinados a gasto.

Este modelo de administración permite que el fondo financie grandes proyectos medioambientales, al mismo tiempo que puede disponer de un capital base para mantener a la organización. El GEF es quien mayor aporta dentro de los recursos patrimoniales (39%), mientras que diversas fundaciones internacionales conforman gran parte de los extinguibles (46%).

Fuente: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, Samuel Osorio | idealisLex

Fuente: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza.

Parte del éxito de este fondo en México se debe a que ha tenido una intervención mayor a la esperada en una materia que finalmente afecta la economía nacional; en palabras de Lorenzo Rosenzweig “ya no funciona trabajar sólo desde la filantropía, sino que tienes que incidir en los procesos productivos actuales, en las economías primarias”.

La situación chilena

En Chile no existen fondos ambientales y uno de los factores más influyentes, de acuerdo a los participantes en el encuentro, es que la filantropía ambiental no es reconocida como tal por el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Así, el SII asume como gasto rechazado los dineros entregados por este concepto e impone a tales donaciones un 40% de impuesto.

Laura Cussen, encargada del área de financiamiento de áreas protegidas del Ministerio de Medio Ambiente chileno, y Sebastián Torrealba, diputado de la República y miembro de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, se encontraban en el seminario del miércoles y buscaban discutir sobre la viabilidad de un modelo parecido al mexicano para el caso chileno.

Ambos destacaron la necesidad de un sistema de fondo ambiental que considere tanto al Estado, como a las empresas y a la sociedad civil como actores relevantes que cooperen en conjunto. Para el diputado Torrealba, todos los problemas que tenemos respecto al medio ambiente “son imposibles de solucionar por un solo ente de la sociedad y el caso mexicano lo demuestra”.

El mensaje final de Lorenzo Rosenzweig —Fondo Mexicano de Conservación de la Naturaleza— sobre la mantención económica del medioambiente en Chile fue optimista, el cree que “En Chile está perfecto para hacer un leapfrog y demostrarle al mundo que puede haber un modelo de desarrollo completamente diferente, donde sea una economía regenerativa la que impulse al país”, permitiendo así que el crecimiento económico de la nación y la conservación del medioambiente vayan de la mano.

También te puede interesar:
Third Party Funding o Financiamiento de litigios
Singapur: el país que incentiva la exportación de tecnología legal
Fintech: beneficios y riesgos

Comparte en: