fbpx
domingo, 29 de noviembre de 2020

columnas

Fintech y recaudación de impuestos

“Al hacer manipulable grandes cantidades de información, se pueden crear promedios más certeros, y detectar así evasiones de manera más simple. Esta confianza y simplificación…”

fintech y recaudaciónMatías Aránguiz
Joaquín López y Matías Aránguiz

La reforma tributaria, Ley 21.210 de 24 de febrero de 2020, promete ser un incentivo al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. La reforma opta por un régimen 100% integrado y con un impuesto reducido de primera categoría de 25% aplicable a empresas con ingresos menores a 75 mil UF durante los últimos 3 años de facturación. La reforma también trae cambios relevantes a grandes empresas, fijando un régimen semi-integrado y una tasa de 27%, entre otras medidas.

Si bien es un paso adelante, no menciona ningún tipo de modernización en cuanto a controles de recaudación. En Chile, los montos de evasión en casos como Penta y SQM, fueron sólo una muestra de una pequeña parte de la evasión tributaria que existe en ese país.

En 2018 la recaudación tributaria correspondía a un 21,1% del PIB. En torno al 20% se ha mantenido la recaudación como porcentaje del PIB, independiente del continuo crecimiento que Chile tiene desde el 2002, lo que no coincide con otros países de la OCDE, en la que el promedio de recaudación como porcentaje del PIB es de 34,3% para el 2018.

Ello significa que Chile estaría recaudando casi 14 puntos porcentuales menos que el 3 promedio, esto en términos de nuestro PIB, significa que Chile no recauda hipotéticamente USD $42.000 millones.

fintech y recaudaciónJoaquín Lópe

Dentro de la recaudación fiscal el IVA representa aproximadamente un 50%, lo que equivale a US$27.500 millones, pero el IVA tiene una tasa de evasión de 20%, es decir, por la sola evasión del IVA se dejan de recaudar US$ 5.000 millones.

Hoy, muchos mercados han optado por el uso de pagos electrónicos, los cuales hacen más fácil y rápidas las transacciones. Este es un ejemplo más cercano al consumidor común, pero representa una oportunidad de desarrollo en muchas materias: una de ellas, la tributaria.

Una parte esencial de este desarrollo incluye el manejo de información de una manera más rápida, fácil, actualizada y, sobre todo, en mayor cantidad. Podemos verlo en países como Australia y Reino Unido, en estos las autoridades reciben información en tiempo real acerca de las respectivas nóminas de sueldos.

Otro ejemplo son Brasil y Rusia, los cuales tienen acceso inmediato a información de facturación de las empresas. Casos como estos demuestran el acceso a información más precisa, en un ámbito donde esta suele ser densa y menos trustworthy.

Además, la digitalización y el acceso a información adicional no solo ha permitido alivianar el peso para los contribuyentes comunes haciendo los procesos de declaración más simples (incluso pudiendo anticipar la declaración, teniendo la persona solo que comprobar la información, sino que, además, ayuda a las autoridades detectar fraudes tributarios más fácilmente.

El IVA tiene un alto porcentaje de evasión, principalmente mediante la subdeclaración de los débitos, es decir, se declaran menos ventas de las que se realizaron. Esta manera de evadir impuestos, de acuerdo con el SII, se repite tanto en los impuestos a la renta de primera categoría como en los impuestos personales. Un sistema que 6 pueda procesar este tipo de información, junto con información que le sirva de complemento para crear patrones, veremos que puede ser beneficioso en términos de aumentar la recaudación.

Singapur implementó en julio de 2017 Pay Now, una herramiento que permite peer to peer transactions, es decir, transacciones directas entre usuarios. En el caso Chileno, una plataforma similar a Pay Now por sí sola simplificaría la información correspondiente a pagos en los cuales puedan existir distintos tipos de fraudes.

En Singapur además existe GIRO (General Interbank Recurring Order), otra herramienta electrónica que permite a personas y empresas el pago electrónico de impuestos de manera directa desde la respectiva cuenta bancaria.

Estos sistemas permiten la centralización de grandes cantidades de información: de gran ayuda, especialmente cuando se trata de la detección de evasiones tributarias.

En manos de sistemas de detección de anomalías (o A.D en inglés), que analizando información detectan eventos o datos que difieren con la mayoria de la informacion que es procesada, estas diferencias o anomalías en los datos tienden a reflejar fraudes: en este caso, fraudes tributarios. Estos sistemas, según un artículo publicado en Applied Soft Computing en enero de este año, han probado ser altamente eficientes prediciendo fraudes de este tipo.

Podemos encontrar similitudes en la información que se va proporcionando, creando así un rango promedio de información o, en este caso, una proyección de los impuestos esperados para la empresa en cuestión y hacer más eficiente la fiscalización de fraudes.

El uso de nuevas tecnologías como las mencionadas va de la mano con uno de los pilares fundamentales para lograr reducir las evasiones tributarias: la confianza sobre el sistema tributario de un país.

Al hacer manipulable grandes cantidades de información, se pueden crear promedios más certeros, y detectar así evasiones de manera más simple. Esta confianza y simplificación del sistema tributario genera que las personas no se sientan desconfiadas o temerosas de un sistema confuso.

Es por estas razones que Chile debería sumarse a una modernización tributaria; una que esté a la vanguardia y pueda sacar provecho de tecnologías ya presentes, que permiten crear un sistema tributario simplificado en que la población pueda confiar, en el que las evasiones que generan grandes pérdidas en la recaudación del país sean detectadas más fácilmente y a la vez desincentiven estas mismas.

Un sistema tributario que implemente todos estos avances es parte de las medidas que Chile necesita para efectivamente demostrar el desarrollo que como país ha logrado después de todos estos años.

 
* Matías Aránguiz es Subdirector del Programa Derecho, Ciencia y Tecología de la U. Católica de Chile, coordinador Fintech de dicho Programa y candidato a doctor por la Universidad de Shanghai Jiao Tong University (China). Joaquín López es estudiante de Derecho UC y ayudante del antedicho Programa.

artículos relacionados

Podcast Idealex.press