fbpx
viernes, 25 de septiembre de 2020

internacional

El stress laboral ya es reconocido por la OMS

La institución además especifica que el desgaste es provocado por contextos relativos al ámbito laboral por lo que no debe utilizarse para describir experiencias de otros ámbitos.

- 19 junio, 2019

Sofía Martin/ Fernanda Robles

El diario El País de España publicó a fines de mayo un artículo titulado “El ‘burnout’ toma peso en la lista de dolencias de la OMS“. Esta sintomatología que se ha vuelto muy popular, hoy en día, figurará en 2022 como un problema asociado al empleo o al desempleo en Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los factores lo producen son múltiples: sobrecarga, altas expectativas, desorganización o incluso falta de directrices claras por parte de los responsables de una empresa. El hecho es que todos conducen a que trabajador a sufra “burnout”, traducido en español como “Síndrome del trabajador quemado”.

¿A qué se asocia?: se caracteriza por un desgaste emocional, físico, bajo rendimiento, despersonalización de las tareas. En conclusión, estrés crónico producido por trabajo.

Según un artículo publicado por BBC news, “solo en Reino Unido 595.000 personas sufrieron por estrés en el lugar de trabajo en 2018”.

Work Organisation and Stress

El Institute of Work, Health & Organisations (I-WHO, dependiente de la Universidad de Nottingham) y la OMS publicaron el libro titulado “Work Organisation and Stress”, cuyos autores son los académicos Stavroula Leka, Amanda Griffiths y Tom Cox.

De acuerdo al texto, el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que trabajan. Por ello los investigadores se abocan a entregar consejos prácticos para que los empleadores, directivos y representantes sindicales usen esta “iniciativa educativa” sobre “gestión del estrés laboral”, que incluye estrategias de prevención y métodos de evaluación del riesgo.

Entre las causas

Según los resultados de distintas investigaciones, “el tipo de trabajo que produce más estrés es aquel en que las exigencias y presiones superan los conocimientos y capacidades del trabajador, hay pocas oportunidades de tomar decisiones o ejercer control y el apoyo que recibe de los demás es escaso”.

La mayor parte de las causas del estrés laboral estarían relacionadas con la forma en que se define el trabajo y el modo en que se gestionan las entidades.

“Work Organisation and Stress” también plantea que existen 9 factores perjudiciales denominados “peligros relacionados con el estrés”, estos son:
1. Características del puesto: tareas monótonas, aburridas y triviales, falta de variedad.
2. Volumen y ritmo de trabajo: exceso o escasez de trabajo, trabajos con plazos muy estrictos
3. Horario de trabajo: estrictos e inflexibles, jornadas de trabajo muy largas o fuera del horario normal, sistemas de turno mal concebidos
4. Participación y control: Falta de participación en la toma de decisiones, falta de control sobre los métodos de trabajo, ritmo, y entorno
5. Perspectivas profesionales, estatus y salario: Inseguridad laboral,promoción excesiva, actividad poco valorada socialmente, sistema de rendimiento injusto o poco claros, entre otros.
6. Papel en la identidad: indefinido, funciones contrapuestas dentro del mismo puesto, atender constantemente a personas y ocuparse de sus problemas
7. Relaciones interpersonales: malas relaciones con los compañeros, intimidación, acoso y violencia, trabajo aislado o solitario, ausencia de procedimientos establecidos para tratar de resolver problemas y quejas.
8. Relación entre la vida familiar y laboral: falta de apoyo, exigencias contrapuestas
9. Cultura institucional: mala comunicación, liderazgo inadecuado, falta de claridad en ls objetivos y en la estructura de la entidad.

Recomendaciones

Para los académicos Stavroula Leka, Amanda Griffiths y Tom Cox, una de las claves para disminuir la posibilidad de sentir estrés laboral se relaciona con la autonomía que tienen los trabajadores en su día a día. “Cuanto mayor sea el control que el trabajador ejerce sobre su trabajo y la forma en que lo realiza, y cuanto más participe en las decisiones que atañen a su actividad, menor será la probabilidad de que sufra estrés laboral”, plantean.

Según un artículo publicado por BBC news, Bruce Daisley, el vicepresidente de Twitter para Europa, Medio Oriente y África y quién además ha estudiado la cultura laboral, ofreció “6 claves para encontrar la calma interior en un mundo lleno de notificaciones, correos electrónicos y horas extra”.

1. Desactivar las notificaciones de tu correo electrónico
Bruce Daisley, plantea que “la mitad de las personas que revisan sus correos electrónicos fuera del horario laboral muestran signos de altos niveles de estrés”.

2. Tomar un descanso durante el almuerzo
Levantarse del escritorio y cambiar de ambiente durante los horarios de colación, es una alternativa que según el experto, te permitiría sentirte más a gusto con tu lugar de trabajo. Otra forma de reducir los niveles de ansiedad en el trabajo consiste en tomar pausas durante la realización de tareas exhaustivas.

3. “Modo monje”
Cal Newport, profesor de la Universidad de Georgetown (Washington, EE.UU.) y quién además escribió el libro Deep Work sugiere que sería beneficioso pasar al menos una mañana de nuestra semana en “modo monje”.

¿En qué consiste? Se trata de ir a un lugar silencioso, donde no haya ningún tipo de interrupciones, y adelantar allí unos 90 minutos de trabajo a modo de bloque, tal vez dos veces por semana.

4. Conversar más
Aunque parezca extraño afirmarlo, distintos estudios plantean que alentar a las personas a tener más conversaciones durante el trabajo podría ser beneficioso para las empresas, y es que se sugiere que este tipo de prácticas cotidianas incentiva la creatividad de las personas.

5. Descansar del mundo digital
Por lo menos, debes “permitirte un día sin tener contacto con el mundo digital. De esta manera lograrás desconectarte del trabajo durante el fin de semana y te sentirás más refrescado y renovado”.

6. Trabajar solo 40 horas semanales
También se deben usar los tiempos de descanso fuera del trabajo como un momento de distracción que permita revitalizar las energías para la siguiente jornada laboral.

También te puede interesar:
Bienestar y abogacía: ¿un negocio saludable?
Sexo, Compliance y Rock and Roll: the choice of the new generation
Abogados y salud mental: ¡ponte al día!

artículos relacionados

Podcast Idealex.press