fbpx
domingo, 29 de noviembre de 2020

cine

“El juicio de los 7 de Chicago”: justicia para ciudadanos de primera y segunda clase

El largometraje es uno de los recientes estrenos de Netflix, que revive el proceso judicial que se llevó a cabo entre 1969 y 1970 en EE.UU. contra un grupo de protestantes que se manifestaron para terminar con la guerra de Vietnam.

- 5 noviembre, 2020

“Cuando vino a Chicago, ¿deseaba un enfrentamiento con la policía?”, pregunta el abogado Richard Schultz, personaje encarnado por Joseph Gordon-Levitt, mientras Abbie Hoffman, que es interpretado por Sacha Baron Cohen se toma un momento para pensar. El fiscal insiste y le lanza “me preocupa que debas pensarlo” a lo que el acusado responde contundentemente: “Dame un momento, ¿quieres amigo?”, nunca había sido juzgado por mis ideas”.

Este es es uno de los diálogos más potentes de El juicio de los 7 de Chicago, uno de los recientes estrenos de Netflix que revive el proceso judicial que se llevó a cabo entre 1969 y 1970 en EE.UU. contra un grupo de protestantes que se manifestaron para terminar con la guerra de Vietnam. El elenco es potente y a los ya mencionados Gordon-Levitt y Baron Cohen, se unen Eddie Redmayne, Mark Rylance, Frank Langella, Yahya Abdul-Mateen II y Michael Keaton, entre otros.

La película es escrita y dirigida por Aaron Sorkin, quien desde el primer momento plasma en pantalla el complejo momento social y político que vivía Estados Unidos en esa época, bajo el gobierno del republicano Richard Nixon por la guerra y la discriminación racial.

Fueron años complejos que marcaron profundamente al país y que resume muy bien el diálogo del actor Yahya Abdul-Mateen II en la piel del cofundador del Partido de la Panteras Negras, Bobby Seale: “Martin (Luther King) está muerto. Malcolm (X) está muerto. Medgar (Evers) está muerto. Bobby (Kennedy) está muerto. Jesús está muerto. Ellos lo intentaron pacíficamente, nosotros vamos a intentar algo diferente”.

Y es que en el trato que se le da a Seale se grafica la segregación racial que vivía aquel país, donde los afroamericanos no tenían el mismo acceso ni igualdad ante la ley. Es así, como en un momento del largometraje podemos presenciar cómo el líder de Las Panteras Negras es reducido y amarrado a su silla, ante el público del tribunal que estupefacto miraba esta escena sin poder hacer nada.

El resto de los acusados, todos blancos, no recibían el mismo trato, pero estaban lejos de ser tratados sin sesgos por el juez que interpreta de manera excelente Frank Langella, quien entrega muestras claras de dirigir un juicio político que le podría costar 10 años en la cárcel a los imputados tras sus manifestaciones.

“Las instituciones de nuestra democracia son cosas maravillosas que ahora mismo están pobladas por gente terrible”, explica el Abbie Hoffman de Baron Cohen, dejando en evidencia lo que en esos años se pudo haber considerar una violación al Estado de Derecho.

La película no sólo posee notables actuaciones, sino que también tiene la virtud de conectar con el público de una forma muy clara al traer al presente un hecho que puede ayudar a contratar los dificultosos momentos que viven diferentes sistemas democráticos de occidente, donde el acceso e igualdad ante la justicia siguen siendo claves para construir una sociedad sana.

Revisa el trailer a continuación:

 
También te puede interesar:
Il processo: Guerra vs. Barone
5 series sobre crímenes que debes ver

 

artículos relacionados

Podcast Idealex.press