fbpx
lunes, 14 de junio de 2021

mercado legal

El correlato científico del mindfulness

En la semana del 3 al 7 de mayo se desarrollará la Well-Being Week in Law. La salud mental de los abogados y estudiantes de Derecho ya es materia de investigación, desarrollo y práctica. Te invitamos a inscribirte en aquello que te interese.

- 29 abril, 2021

Entre el 3 y el 7 de mayo se desarrollará la Semana del Bienestar en Derecho (Well-Being Week in Law) que organiza el Institute for Well-Being in Law. La abogada Ingrid Benninghoff y representante del Capítulo latinoamericano de la Mindfulness in Law Society, tendrá a su cargo la difusión para América Latina de la jornada del día martes 4 de mayo, que se enfocará en el mindfulness para el mundo jurídico.

mindfulness científicoIngrid Benninghoff

El mindfulness o atención (también conciencia) plena es una práctica que viene marcando presencia cada vez con mayor notoriedad, tanto en la formación académica como en el ejercicio profesional del Derecho, en vista de los positivos resultados que ha demostrado aportar a las y los abogados del mundo entero.

La técnica alcanza mayor presencia en Occidente a partir de la década de los 70, precisamente como coadyuvante para mejorar la salud de las personas. Uno de los científicos más importantes en su aplicación y pionero en investigar sus efectos sobre el estrés, la ansiedad y otros trastornos de salud es Jon Kabat-Zinn, doctor en biología molecular del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Fuera de los libros que ha publicado a lo largo de su prolífica carrera como investigador científico, el doctor Kabat-Zinn es conocido mundialmente sobre todo por crear un programa de 8 semanas para reducir el estrés, basado en la meditación de la atención plena: el Mindfulness-Based Stress Reduction (MBSR) o programa de Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena (REBAP).

No hay que olvidar, tampoco, que en los años 70 fundó la Clínica de Reducción de Estrés, hoy convertida en el Centro de Mindfulness en Medicina, Salud y Sociedad (Center for Mindfulness in Medicine, Health Care, and Society), asociado a la facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts.

Esta clínica fue la primera en llevar la meditación al ámbito hospitalario para mejorar el pronóstico de recuperación de los pacientes a través del programa REBAP, que lleva décadas siendo aplicado y ha servido de modelo para otras implementaciones en centros médicos alrededor del mundo.

Además de los hospitales, Jon Kabat-Zinn ha llevado programas de meditación de atención plena a cárceles y empresas de alta exigencia laboral.

Efectos del mindfulness en la salud

Los abogados suelen manejar muchas presiones, con un costo emocional personal bastante alto. Ingrid Bennighoff es una activa consultora de mindfulness y tras crear meditation.law ha sido nombrada representante del Capítulo latinoamericano de la Mindfulness in Law Society. “Yo empecé en 2014 con la idea de poder administrar mejor y con menos estrés mi tiempo y de poder cumplir en los diferentes frentes que tenía como profesional y miembro de una familia. Al igual que a mis actuales alumnos, me costaba mucho al comienzo sentarme en silencio aunque fuera por 3 a 5 minutos”, recuerda de sus inicios.

Pero también es abogada y hasta el año pasado era business developer de la firma CMS. Ella conoce por experiencia propia el estrés que supone el ejercicio del Derecho: “Requiere, en sus inicios, reconocer que este ritmo nos está pasando la cuenta. No es fácil reconocer que estamos cansados o que andamos preocupados o irritables la mayor parte del día… de todos los días”, dice, apuntando al prejuicio de que si te sientes mal o si reconoces estar superado por las circunstancias, eres débil. “No por apostar al autocuidado dejaremos de ser agudos, productivos o seremos menos talentosos; de hecho, todo lo contrario”, asegura.

En sus primeras 3 décadas, por la Clínica de Reducción del Estrés pasaron más de 20.000 pacientes clínicos. En su evolución se ha visto, entre otras cosas, que la conciencia plena reduce el estrés, la ansiedad, los problemas del sueño, el pánico y la depresión; contribuye a regular la presión arterial y la frecuencia cardiaca; mejora la psoriasis y enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide, la enfermedad inflamatoria intestinal y el asma; y modifica la actividad cerebrales en el hipocampo y la amígdala. El primero gobierna la memoria y funciones cognitivas, mientras que la segunda nos hace responder ante el peligro.

Lo interesante de esta práctica es que logra modificar la interpretación que hace el cerebro de las cosas y por eso, también, ayuda a convivir mejor con patologías crónicas o dolorosas. El mindfulness propone tener conciencia de las diferencias entre una sensación dolorosa, por ejemplo, los pensamientos que nos inspira esa sensación y las reacciones emocionales que automáticamente surgen en nosotros ante ese dolor.

En este sentido, “no hay pastilla, medicamento ni tratamiento que pueda —desde afuera— hacer por ti el trabajo de introspección y autoconocimiento que te permitirá entender cómo funcionan tu mente y tu cuerpo y, con ello, aprender a responder tomando mejores decisiones, sin la carga emocional negativa que emana de las reacciones automáticas”, comenta.

Entrenando a tu cerebro

El mindfulness toma al cuerpo como eje central. “Estamos tan desconectados de nuestro cuerpo —y no me refiero a hacer ejercicio físico ni al culto estético—, que ignoramos por completo que es el recipiente de todo lo que nos pasa y es el termómetro más importante para entender nuestro comportamiento”, escribió en una columna en Idealex.press.

La mente estaría diseñada para pensar de manera automática y esta práctica de atención plena permitiría comprender cómo funcionan los patrones de pensamientos y cómo pueden identificarse.

Es muy importante dejar en claro, insiste, “que no se trata de influenciar los pensamientos, en el sentido de suprimir unos y permitir o acoger a otros. Sino que se trata de relacionarte de manera diferente con todos los pensamientos que surjan y entender que no son permanentes”.

Para ella, lo principal es trabajar la aceptación de la experiencia tal como es, evitando fundamentalmente 2 comportamientos: el apego y la aversión.

Hace 20 años que el mindfulness llegó al sector legal, cuenta, y los abogados y abogadas que practican la atención plena han reportado mejoras en su rendimiento, lo que a su vez ejerce una influencia positiva en sus casos, sus clientes, sus colegas, su comunidad, y les permite tomar mejores decisiones, con un mayor impacto.

 

artículos relacionados


Podcast Idealex.press