fbpx
viernes, 25 de septiembre de 2020

editorial

Quiénes somos y para dónde vamos

“¿Por qué tenemos que seguir cual líder de secta a la RAE? Si tienes entre 30 y 40 años, por favor, ¡por favor! no te compres un Meche ni un BMW…”

- 1 enero, 2020

La industria parece dictar quiénes debemos ser: un alguien colectivo que solía ser la elite exitosa de raíces aristocráticas o —siempre como excepción— meritocráticos aceptados por el establishment, a costa de sacrificar identidad y gustos. O de ser los raros.

Dando por descontado que tenemos inteligencia y bien desarrollada, se nos exige mucho más: hablar en público de corrido, sin repetir ni equivocarnos; ser serios [sin importar lo aburridos que podamos serle a nuestra audiencia]; vestirnos con estilo y marca; no decir lo que pensamos o, al menos, jamás en público.

También debemos cumplir con cierto decoro: ¿para qué parecer humanos si podemos ser diosas y dioses? Continuamos con códigos de conducta decimonónicos.

¿Somos felices así? A nadie le importa. Ni siquiera a nosotros.

Algunas preguntas:
— ¿por qué tenemos que seguir cual líder de secta a la RAE? Si en muchos países decimos elite (en francés) ¿por qué nos obligan a escribir élite? ¿se puede saber? ¿bumerán en vez de bumerang? ¿beis en vez de beige? ¿por qué tenemos que leer que una mujer alcohólica firmó su carta suicida como “Mary La Sangrienta” en vez de Bloody Mary? ¡¿me están…?!

— ¿por qué no podemos crear una letra compuesta o tomar prestada una de otro idioma para hablar de plural en femenino Y en masculino a la vez? Los tiempos cambian, fíjate tú. Si el Poder Judicial crea Derecho a diario, ¿no podremos ponernos creativos los que decidimos no ser jueces?

— ¿por qué Derecho no puede ser también un posgrado y durar 3 años? ¿es que ningún sociólogæ, ingenieræ o profesoræ será capaz de convertirse en un buen abogadæ?

— ¿por qué si ningún abogadæ en su sano juicio aceptaría que su cliente firme un contrato llaves en mano o a suma alzada, por qué —por qué— el Estado obliga en sus pliegos de licitación a ello?

— ¿por qué los abogados hombres tienen que usar corbata para mostrar respeto?

— ¿por qué no podemos crear nuevas instituciones, como otra policía uniformada?

— ¿quién dice cuál es la rentabilidad esperada de un proyecto, tanto así, que hay quienes prefieren no emprender o, si se meten en algo, son capaces de vender su alma por mantener y subir las utilidades?

— ¿por qué nos regimos por dogmas que sólo nos atan?

Sigamos con nuestra identidad: si tienes entre 30 y 40 años, por favor, ¡por favor! no te compres un Meche ni un BMW. Cómprate un Jeep, un Mini, un auto eléctrico. Si quieres algo caro, incluso puedes seguir la onda de Pablo Chill-E y comprarte un Bentley. Pero, de verdad, con tu carro no le demuestras nada a nadie. Se tú, un tú original.

No es necesario un 1 de enero para reflexionar sobre quiénes somos y para dónde vamos.

It don’t matter where you bury me
I’ll be home and I’ll be free
(“All My Tears”, Ane Brun)

 
Sofía Martin Leyton
Directora
Idealex.press

artículos relacionados

Podcast Idealex.press