fbpx
viernes, 23 de octubre de 2020

columnas

Las deudas que nos va dejando el Covid-19

“Algunas medidas para ‘dar oxígeno’ a los contribuyentes han sido la prórroga de plazos para el pago de impuestos, el fraccionamiento de deudas tributarias, con una menor tasa de interés, y se ha reducido ligeramente la Tasa de Interés Moratorio…”.

Walther Belaúnde - 20 julio, 2020

deudas Covid-19Walther Belaúnde

La llegada del COVID 19 al Perú fue, como en la mayoría de casos, a través de personas que regresaban de viajes o llegaban al país de visita. Ante la rápida propagación del virus, el Gobierno estableció una cuarentena muy temprana, puesto que se habían registrado menos de 100 casos, que inició abruptamente el 16 de marzo de este año. Esta medida nos dio esperanzas acerca del control de virus, al poco tiempo además se implementó lo que llamamos un toque de queda (prohibición absoluta de salir de casa) a partir de las 6 p.m. y los domingos todo el día.

Lamentablemente, la realidad se llevó las esperanzas: las medidas adoptadas por el gobierno no impidieron que seamos uno de los países con más contagios y más muertes por Covid-19 del mundo.

No obstante que el número de casos de contagios y muertes continúa en ascenso, a partir del 1 de julio se han abierto la mayoría de las actividades económicas y se ha levantado la cuarentena en 18 regiones del país, manteniéndola en 7, debido al incremento de casos en ellas.

El reinicio de las actividades se dio de manera muy lenta a partir de mediados de mayo, avanzando por fases; sin embargo, la rigurosidad de los protocolos, su aprobación y otros requisitos generaron que se diese de manera muy lenta. El primer grupo fue muy reducido y abarcó actividades como la gran y mediana minería, ciertos proyectos de infraestructura, construcción. Durante el periodo anterior, esto es, desde el 16 de marzo hasta mediados de mayo, tan sólo podían operar algunas empresas esenciales para la alimentación y salud. Las personas sólo podíamos salir a comprar en taxi o caminando sin ninguna compañía, una persona por casa.

En tal contexto, se han venido dando diversas normas en diferentes materias, pero en esta columna nos enfocaremos en algunas medidas económicas y tributarias que se han dado hasta la fecha en el Perú, muchas de las cuales les están “dando oxígeno” a los contribuyentes mediante: i) la prórroga de plazos para el pago de impuestos, ii) la flexibilización de las normas para el aplazamiento y fraccionamiento de deudas tributarias, con una menor tasa de interés, y iii) se ha reducido ligeramente la Tasa de Interés Moratorio para deudas tributarias de 1.2% a 1% mensual, que sigue siendo alto.

En forma adicional, se han dictado algunas normas para facilitar el cumplimiento de obligaciones y la realización de trámites ante SUNAT, el Tribunal Fiscal y el Poder Judicial, como por ejemplo la creación de mesas de partes virtuales.

Asimismo se ha dictado ciertas normas que pueden beneficiar a ciertos contribuyentes, según se detalla a continuación:
– se ha extendido por un año el arrastre de pérdidas-para los que están acogidos al sistema a) del artículo 85 de la Ley del Impuesto a la Renta, el cual permite aplicar el total de la pérdida tributaria hasta en 4 años, el sistema b) permite el arrastre indefinido de la pérdida, pero se limita su aplicación al 50% de la renta imponible
– mayores tasas de depreciación para nuevos activos y construcciones
– la extensión del plazo del Régimen de Recuperación Anticipada de Impuesto General a las Ventas (IGV) para pequeños contribuyentes, asimismo se amplió a medianos contribuyentes. Este régimen permite la devolución del IGV en las compras de activos en la medida que la recuperación del crédito fiscal tome un periodo mayor a 3 meses
– se permitió una reducción importante en los pagos a cuenta del Impuesto a la Renta y la suspensión de los mismos, ello en función a los menores ingresos durante los meses que van hasta agosto de 2020. Las normas en Perú sólo permiten hacer reducciones en los pagos a cuenta a partir de agosto
– por lo demás se han dado facilidades y se ha modificado plazos relacionados a diversos trámites y procesos

En lo económico sin lugar a dudas lo que mas alivio ha dado a muchas empresas han sido los créditos garantizados por el Estado, el más importante es el denominado Reactiva Perú que permite que las empresas de toda envergadura obtengan créditos a tasas bajas para nuestro mercado, por un importe equivalente a hasta 3 meses de ventas del año anterior. El plazo para el pago de los créditos reactiva es de 3 años y puede incluir un periodo de gracia de hasta 12 meses.

La garantía del Estado, que libera los recursos monetarios es un porcentaje muy alto del monto prestado, siendo que las entidades financieras asumen un riesgo muy bajo que puede ir de 2% a 20%, las tasas de interés en promedio están alrededor de 2% anual, para determinar la tasa de interés se ha establecido un mecanismo de subastas a través de COFIDE (una institución financiera estatal) que lanza los montos a ser asignados y las entidades financieras proponen las tasas de interés que cobrarán, los montos se adjudican a los que ofrecen las tasas de interés más bajas.

En sus diversas versiones los créditos reactiva superarían los S/ 60 G , que equivale a unos US$ 17 G al tipo de cambio actual.

Entonces tenemos que las medidas que pueden dar alivio son aquellas que implican endeudamientos por parte de las empresas, más aun cuando las extensiones en el pago de impuestos vencen a partir de este mes en un cronograma muy apretado, que podría llevar a que una empresa deba hacer el pago de regularización del Impuesto a la Renta del 2019 y los pagos de impuestos de 2 meses en un plazo de 5 semanas, lo que llevará a muchas empresas a cubrir dichos montos con deuda de fraccionamiento tributario, reactiva u otras modalidades.
Con una caída proyectada del PBI de 12% el presente año, la quiebra de muchísimas empresas medianas y pequeñas, pérdidas de puestos de trabajo de más del 50%, es evidente que la reactivación será muy lenta, se estima que tomaría alrededor de 8 años para nivelarnos al 2019, con lo cual lo que mas nos va quedando a los que estamos sobreviviendo a este desastre son muchas deudas que se toman basados en la esperanza de salir adelante.

 
* Walther Belaúnde es abogado de la Pontificia Universidad Católica del Perú y es especialista en asesorías tributarias, además de tener experiencia en materias laborales, mineras y de energía. Es socio de Damma Legal Advisors.

 

artículos relacionados

Podcast Idealex.press