fbpx
domingo, 3 de marzo de 2024

internacional

Cómo ha evolucionado la normativa de apuestas en Alemania

Se trata de la economía más grande de Europa, pero en donde la regulación es más nueva y restrictiva. Ello, dicen los operadores, sólo le allana el camino a operadores ilegales, sin protección para el jugador en línea.

- 19 diciembre, 2023

En enero de 2023, el regulador federal alemán de la industria de las apuestas se hizo cargo de un mercado dominado por operadores ilegales, tras años de retrasos y controversias.

De acuerdo a lo consignado en el sitio web igamingbusiness.com, la legalización de los casinos online y apuestas deportivas se esperaba hace largo tiempo. Cuando en 2008 el gobierno decidió regular el mercado del juego, la intención no era la liberalización, sino más bien un intento de prohibición, que terminó en una prohibición absoluta de las verticales online, norma que permaneció vigente hasta hace poco.

La incipiente regulación en Alemania —el Tratado Interestatal de Juegos es de 2021– creó un mercado integral de apuestas y juegos online por primera vez. Luego, a inicios de 2023, la autoridad regulatoria central (Gemeinsame Gücksspielbehörde der Länder – GGL) comenzó a trabajar.

El último cambio en la regulación había sido en 2020, cuando los reguladores levantaron el límite a las licencias para apuestas deportivas que restringía el mercado a únicamente 20 operadores.

En 2012, la Corte Europea de Justicia había declarado ilegales las leyes originales de apuestas deportivas. Tras la ley de 2020 y muchos meses discutiendo entre ministerios, se allanó el camino para un nuevo esquema de licencias de apuestas deportivas.

Bajo la presión de tomar enérgicas medidas contra el floreciente mercado negro en Alemania, así como de dictar una ley que fuera viable, los líderes estatales debatieron el Tratado Interestatal de Juegos de 2021.

Lo que se pretendía era completar el panorama con licencias para casinos y tragamonedas en línea. Sin embargo, los operadores informarían que todavía existen graves limitaciones respecto de los tipos de juegos y apuestas que pueden ofrecer.

¿Un gigante dormido?

La historia legal recién descrita podría servir para explicar por qué la economía más grande de Europa todavía tiene un mercado relativamente subdesarrollado, al menos en términos jurídico regulatorios.

Al comprararlo con Reino Unido, donde el mercado de apuestas online está valorado en cerca de € 12,05 miles de millones, el número legal en Alemania ronda los € 4,8 miles de millones en 2023, según las cifras que arrojan los impuestos a las utilidades.

Lo más sorprendente es que estamos hablando de una jurisdicción de 84 millones de habitantes, comparada con la población de Reino Unido, que llega a los 65 millones de personas.

El marco regulatorio de Alemania ha sido descrito por la Asociación Alemana de Apuestas Deportivas (DSWV) como “la más restrictiva en el mundo”.

Limitaciones y reclamos

En la actualidad, los operadores de casinos online o de apuestas deportivas solicitan una licencia a la GGL, la que les permita operar legalmente en cualquiera de los estados de Alemania.

Desde firmas especializadas en gaming law dicen que el proceso es bastante fluido y transparente para los clientes, pero que la rigurosa normativa sobre publicidad todavía presenta dificultades, además de que algunas licencias contienen condiciones que ni siquiera son parte de la ley.

Por ejemplo, no puede haber publicidad online y televisiva entre las 21.00 y las 6.00 horas. También hay restricciones de desplegar clips deportivos en los anuncios y una prohibición de trabajar con personalidades del deporte y otros influencers.

En otro orden de cosas, la GGL tiene un catálogo de apuestas permitidas, lo que restringe el alcance de lo que se puede ofrecer y, alegan los operadores, sofoca la innovación. Es el caso de los esports, que en Alemania no son considerados un deporte.

En el rugby, deporte que está ganando popularidad en Europa continental, se puede apostar durante los Juegos Olímpicos, pero no durante el Campeonato de Europa ni durante los juegos nacionales, mientras que en el fútbol, los amistosos también suelen estar descartados, a menos que involucren a Alemania.

También ha habido reportes de que LUGAS (Länderübergreifendes Glücksspielaufsichtssystem), el sistema de monitoreo para operadores de apuestas deportivas mediante un software que almacena de forma anónima los datos de los clientes, ha fallado varias veces durante los principales eventos deportivos, dejando a los regulados sin poder procesar apuestas cuando más probable es que obtengan ganancias.

Desde la industria reclaman por la falta de un esquema de licencias para los proveedores B2B y los desarrolladores de juegos, con lo que cada juego tiene que se licenciado individualmente para cada operador, aunque ya haya sido aprobado para otro, lo que llevaría a que un mismo juego deba ser revisado y obtener autorización múltiples veces, en una modalidad que no ocurriría en ningún otro país de Europa.

También reclaman la “necesidad urgente” de una acción política sobre los juegos de casinos online, como blackjack, la ruleta y baccarat, porque no existe una manera legal de ofrecer estos juegos en ningún estado de Alemania.

Asimismo, se reclama por los interesados que mientras más complicado e ineficiente sea el proceso, más se fortalecen el mercado negro y las apuestas ilegales. Estos operadores ya tendrían la mitad del mercado alemán a su merced, con lo cual en cada segundo hay un apostador en línea que está jugando en una plataforma sin ninguna protección.

 
Éste es un extracto traducido libremente del artículo original en inglés, titulado “German gambling: Can the market be saved?”, publicado en el sitio web IGB, el 14 de diciembre de 2023. Léelo completo aquí.

 
También te puede interesar:
Gambling lawyers: expertos en juegos de azar y entretenimiento
Casas de apuestas vs el SII: ¿golazo o fuera de juego?
Tribunales y reguladores mantienen a los casinos online en la mira
 

artículos relacionados


podcast Idealex.press