fbpx
viernes, 27 de noviembre de 2020

universidades

Académicos tras la pantalla, clases en tiempos de coronavirus

Plataformas institucionales, Zoom, Google Classroom, Teams y otras más, son las distintos softwares que utilizan los profesores para poder dar sus cátedras durante el confinamiento.

- 8 abril, 2020

Samuel Osorio / Sofía Martin

En el imaginario colectivo, el profesor universitario es esa persona que está allá lejos, frente a la pizarra, dictando cátedra, estereotipo que se hace aun más potente cuando se piensa que las clases son en una facultad de Derecho.

Sin embargo, la prohibición de aglomeraciones y el confinamiento que ha producido el Covid-19, obligó a las distintas escuelas de Derecho a migrar de clases presenciales a una modalidad online, lo que ha significado para algunos profesores un cambio sustancial en la forma de enseñar.

En la Universidad Diego Portales (UDP), la adaptación incluyó una disminución del tiempo de la clase, reduciendo la exposición del profesor a 50 minutos y otros 20 para actividades. Ester Valenzuela, académica de la facultad de Derecho y directora ejecutiva del Centro Iberoamericano de Derechos del Niño, relata que la universidad supo responder a la contingencia y ponerse al día en la utilización de nuevas tecnologías.

“Nos capacitaron a docentes y alumnos en la plataformas Canvas, pero de todas formas algunos profesores optan por utilizar otras para hacer las clases más dinámicas. Por ejemplo yo utilizo Canvas para el almacenar los contenidos y Zoom para dictar las clases; hay otros profesores que utilizan Google Classroom porque les es más fácil de usar”, detalla.

Pablo Cornejo, profesor de derecho civil y derecho internacional privado de la Universidad Alberto Hurtado, relata que las clases aún no comienzan formalmente y que la facultad se encuentra en un periodo de marcha blanca para la adaptación de académicos y estudiantes. “La universidad realizó una reunión virtual donde nos explicó el funcionamiento del sistema Teams y sus herramientas, así como tips para que los estudiantes tengan acceso a las presentaciones, las pizarras virtuales. La idea es que se puedan almacenar las clases para los que no tienen un acceso continuo a ellas”, explica.

La utilización de Teams por sobre otras plataformas se debe, añade, a la compra de licencias y la vinculación de éstas con las cuentas institucionales de profesores y alumnos, evitando así las restricciones de tiempo de las versiones gratuitas.

En la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), pese a su modalidad online, las clases tienen que realizarse en el horario predefinido para su modalidad presencial; sin embargo, hay algunos profesores que las han adaptado con la finalidad de lograr una mayor participación y atención de los alumnos.

Carlos Correa, profesor de derecho procesal de la UAI. Explica que la mayoría de los profesores se encuentra realizando las clases desde sus hogares con los materiales que alcanzaron a sacar de la facultad, después de que un profesor diera positivo para Covid-19.

“Idealmente estamos tratando de dar las clases utilizando la plataforma Zoom. Yo personalmente estoy usando otra modalidad. Estoy grabando cápsulas de 10 minutos aproximadamente por unidades en un programa llamado Loom el cual tiene la ventaja es que me deja proyectar la pantalla, lo que lo hace que sea más interactivo y así las subo a la Webcurso de la Universidad, para que todos tengan acceso al material”, detalla Carlos.

“Yo no le encuentro sentido hacer una clase expositiva de dos horas, los alumnos se ponen a ver otras cosas o van al baño con la ventana oscuro. Es muy difícil mantener la atención así, y por eso creo que la mezcla de cápsulas y lecturas hacen que sea un trabajo más provechoso, la idea es que logren un trabajo autónomo”, explica Correa.

Clases coronavirus Tumisu, PixaBay

Manteniendo el modelo

Como en el resto de las universidades, la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile se encuentra con clases online, sin embargo las clases se están siguiendo con la planificación normal y no con una transformación, sólo una adaptación de lo que es presencial a lo online, mediante la utilización de la plataforma Zoom y la intranet propia de la Universidad, U-cursos.

La profesora María Francisca Elgueta que imparte pedagogía jurídica y metodología de la investigación jurídica, explica que: “Es una migración parcial que tiene que ver con la urgencia que estamos viviendo con la pandemia. Nuestra idea es aportar sustancialmente para no disminuir la calidad de nuestros procesos formativos. Desde el punto de vista general, nos estamos familiarizando y enfrentando diversas dificultades como la conectividad, el dispositivo con el que contamos y el contexto en el que vive cada estudiante en general como para poder participar activamente de las clases. Por otro lado los profesores tienen el dilema de cómo hacer una docencia correcta, adaptarnos es un proceso, entendiendo que no es un sistema virtual , no estamos pensando en una educación virtual, que es bastante más complejo que migrar simplemente e intentar hacer las clases, tiene una lógica bien distintas a la cual aún no contamos con las capacidades, por el momento solventamos la participación mediante la realización de encuestas, trabajo en grupos y otras opciones.”

Con experiencia

En la Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), tener que recurrir a clases online no es nuevo, pues las implementaron vez tras el estallido social de octubre del 2019: incluso lograron rendir los exámenes de finalización de semestre con esta modalidad, alcanzando “resultados óptimos”, según el profesor de derecho civil, Álvaro Vidal.

Actualmente llevan tres semanas de clases con el horario correspondiente a la modalidad presencial y las están realizando por Google Leeds y Zoom, plataformas contratadas por la PUCV. “La asistencia en un primer momento fue baja, pero ya cuento con un porcentaje de alumnos que supera a los que llegan a clases presenciales. Por otro lado las clases son prácticamente idénticas que a la presencial y para asegurar de que exista una participación real en ellas, están prohibidas las preguntas por el chat de la plataforma, así los alumnos están obligados a participar en la videollamada”, relata Vidal.

Álvaro, que también es profesor de postgrado en la PUCV, relata que dentro del magíster que imparte la experiencia online ha sido mucho mejor que con pregrado, debido a que el perfil de ellos es diferente, “su participación es infinitamente más activa, al ser profesionales generan debates, se muestran más por cámara y se vislumbra una disposición distinta para con las clases”, explica.

 
También te puede interesar:
Clases de inglés legal online
Remotamente cerca: abogados desde casa

artículos relacionados

Podcast Idealex.press