fbpx
jueves, 4 de marzo de 2021

internacional

China se convertiría en la mayor economía en 2028

Tzu-Hsin Shen, abogado y socio de Eluchans Abogados, sostiene que el Covid-19 “no solo no va a alterar dicha tendencia, sino que va a generar el efecto acelerador del proceso de cambio”.

- 20 enero, 2021

El peso económico y político que tiene hoy China es indesmentible y lo que parecía ser una hipótesis lejana al parecer se hará realidad antes de lo esperado, pues superaría a Estados Unidos como la mayor economía mundial para el año 2028, esto en parte a que fue el único gigante económico que evitó la contracción global que provocó la pandemia del Covid-19 el año pasado.

Según informó Bloomberg, el subdirector del programa de economía y desarrollo global de Brookings Institution, Homi Kharas, indicó que este avance de China se da 2 años antes de lo que había estimado anteriormente, teniendo también como base que la economía de este país se proyecta que crezca un 8,2% en 2021, superando a todos sus pares.

Cabe señalar que los envíos de China en 2020, a pesar de las condiciones comerciales que provocó el Covid-19, aumentaron un 3,6%, ratificando su posición como el principal exportador del mundo.

En este contexto Tzu-Hsin Shen, abogado y socio a cargo de las áreas de práctica de derecho corporativo, M&A e inversión extranjera de Eluchans Abogados, comenta que a su juicio este era un panorama que ya se apreciaba antes de la aparición del coronavirus. De hecho, se podía percibir en la evidente presencia de empresas chinas en Latinoamérica, llenando de paso el “vacío” que produjo el retroceso de occidente en esta zona.

“La pandemia no solo no va a alterar dicha tendencia, sino que va a generar el efecto acelerador del proceso de cambio”, sostiene Shen.

Principal potencia económica

Para Tzu-Hsin Shen esta nueva posición de China en el mercado global no significa que se va a establecer un “nuevo orden mundial”, como tampoco una amenaza al mercado internacional ya establecido como se ha especulado en algunas ocasiones.

No obstante, lo que si se produciría es una transformación relevante en el “peso” de cada país en el mercado global, donde, según explica Shen, “lo más probable es que Estados Unidos siga teniendo el rol protagónico -mal que mal, sigue teniendo el control del circulante de mayor aceptación y la mayor cantidad de bases militares por el mundo-, pero seguramente ya no al mismo nivel de los últimos 30 años”.

Tzu-Hsin Shen

Respecto de las eventuales mayores posibilidades de que se incrementen las fusiones y adquisiciones por parte de empresas chinas en este 2021, sería probable —dice— que muchas de estas operaciones se ralenticen, aunque al interior de China se haya vuelto a una “relativa normalidad”.

“Cualquier persona que llegue a territorio chino, ya sean nacional o extranjero, debe guardar una estricta cuarentena, lo cual se traduce en un freno a cualquier iniciativa que implique un viaje al extranjero de parte de un gerente o ejecutivo chino. Y eso en materia de M&A significa también un obstáculo a los procesos de due diligence y negociaciones”, explica el abogado.

Por lo tanto, para Shen, es muy posible que este y el próximo año se cierren negocios que ya estaban en una etapa avanzada de sus transacciones. No obstante, “los proyectos que estaban aun en una etapa de negociaciones previas o tratativas preliminares, lo más probable es que se postergue un tiempo”.

Capacidad para adaptarse al entorno

El liderazgo que ha logrado la economía China en los últimos años, que la posicionan como el mayor exportador del mundo, se ha basado en el crecimiento de sus compañías en términos nacionales y globales tal como lo demuestran las estadísticas entregadas por Bloomberg.

Para entender este desarrollo impulsado por la cultura empresarial china, Tzu-Hsin Shen explica que a su juicio lo más relevante ha sido el rápido crecimiento que han tenido las compañías, como también su capacidad para adaptarse al entorno y mejorar su eficiencia. “Los cambios suceden muy rápido en China, por lo que los empresarios chinos han debido saber cómo adaptarse rápidamente a ellos, aprovechar las oportunidades y crecer en el mercado”.

En este contexto, el rol que cumplen las firmas legales en la cultura empresarial China es relevante, siendo los estudios internacionales o aquellos locales con visibilidad global los que corren con ventaja para hacerse cargo de los negocios.

Esto se produce porque “cuando una empresa llega a un mercado nuevo, tiende a buscar apoyo en las firmas rankeadas o aquéllas que cuentan con ciertas referencias de otras firmas con las cuales el cliente ya tiene relación profesional. Sobre todo en materia de grandes transacciones de M&A, en donde es necesario disponer de grandes cantidades de horas de abogados en un periodo corto”, afirmó Shen.

También te puede interesar:
Los gerentes legales ganan relevancia en China
Derechos reales y la codificación de China
Consejos para abogados que quieren establecerse en China

 

artículos relacionados

Podcast Idealex.press