fbpx
sábado, 24 de julio de 2021

internacional

Brexit no afectará intercambios de información en materia de seguridad

Acuerdo entre las partes permitirá que las y los británicos continúen accediendo a dos bases de datos compartidas dentro de la UE para combatir toda clase de delitos, entre ellos, el terrorismo.

- 15 abril, 2021

Andrés Venegas / José Torres

A pesar de los roces y complejidades que ha significado la salida de Reino Unido de la Unión Europea, finalmente ambas partes concertaron mantener las relaciones y el intercambio de información después del Brexit, estableciendo dichas definiciones en el Acuerdo de Cooperación y Comercio que fuera ratificado el 30 de diciembre de 2020 y puesto en vigor desde el 1 de enero de este año.

Este convenio no sólo es relevante en su dimensión económica (ampliamente cubierta por la prensa), sino que también por el texto que aborda temas de seguridad.

En un inicio la preocupación de Reino Unido se centraba en la eventual pérdida del acceso a varios mecanismos de seguridad que operan en la comunidad europea, sobre todo en materias de intercambio de información, bases de datos y la participación dentro de la Europol. Sin embargo, el tratado logró mantener el acceso a algunos mecanismos de cooperación con la Unión Europea antes del Brexit.

Bases de datos e intercambio de información

En sus más de 1200 páginas en materia de seguridad, el Acuerdo de Cooperación y Comercio establece que Reino Unido podrá seguir accediendo a las bases de datos Passenger Name Record (PNR) y Prüm.

El PNR es el registro de información de pasajeros de los diferentes tipos de transporte que conectan a la Unión Europea y permite almacenar la información de pasajeros con el propósito de prevenir, detectar, investigar, perseguir el terrorismo o delitos graves.

Reino Unido podrá mantener la información recibida hasta por cinco años y conservar por hasta seis meses los datos individualizados de personas, como por ejemplo nombres de pasajeros y sus acompañantes de viaje, direcciones, números de teléfono, correos y sus contactos en caso de emergencia.

Por su parte, la base de datos Prüm comparte información relacionada con el ADN, huellas dactilares y registro de vehículos, con el fin de prevenir delitos, como por ejemplo de terrorismo.

 
También te puede interesar:
Regulatorio: Good by Londres, bienvenidos al Brexit
Brexit: el futuro del fútbol en la nueva realidad de Reino Unido
Problemas fiscales y de litigio en tiempos de Brexit

 

artículos relacionados


Podcast Idealex.press