fbpx
martes, 3 de agosto de 2021

internacional

Brexit: el futuro del fútbol en la nueva realidad de Reino Unido

Abogados del Reino Unido analizaron las nuevas normas que se implementarán a este deporte tras la implementación del Brexit en un webinar organizado por Sports Law Institute.

- 24 febrero, 2021

Desde el 31 de enero de 2020 Reino Unido ya no forma parte de la Unión Europea. El Brexit ha afectado, entre muchas otras cosas, la relación comercial que tenía la isla con el resto de Europa. Con la cuenta regresiva casi al límite, ambas partes llegaron a un acuerdo el 24 de diciembre de 2020 para mantener algunos de los puentes legales en materia de seguridad, comercio y trabajo.

El fútbol después del Brexit

En medio de la vorágine de esta separación cabe preguntarse: ¿qué pasa con el fútbol? La Premier League, máxima categoría de este deporte en Inglaterra, también verá algunos efectos del Brexit en su funcionamiento. La liga que más dinero invierte en fichajes en Europa se enfrentará a nuevas reglas para contratar jugadores extranjeros. Lo que antes afectaba solo a futbolistas de fuera de la Unión Europea, ahora lo hará con todos.

De este tema conversaron los abogados John Shea, asociado senior de Lewis Silkin y Carol Couse, socia de Mills & Reeve en el webinar El fútbol después del Brexit, organizado por Sport Law Institute y moderado por Toni Roca.

El sistema de puntos

Para regular la entrada de futbolistas a Inglaterra, la Football Association (FA) y el Ministerio del Interior acordaron una serie de criterios llamados Governing Body Endorsement Rules (GBE), que establecen una suerte de sistema de puntos con los que a partir de ahora se evalúa la idoneidad de cualquier futbolista extranjero que desee fichar por un club británico.

“Los objetivos son tener un sistema que deje entrar a los futbolistas de alta calidad y que pueden contribuir al desarrollo del futbol profesional al nivel más alto”, señala Carol Couse sobre este mecanismo.

Antes de que un criterio como éste sea aprobado por el Ministerio de Interior, existe un proceso consultivo entre las ligas y la federación. Couse comenta: “Hay posturas enfrentadas entre ambas, la FA quiere proteger la selección nacional y garantizar el desarrollo del talento nacional en las academias, mientras las ligas, sobre todo la Premier, quieren garantizar que la liga siga siendo una de las mejores del mundo y que sus clubes puedan fichar a los mejores jugadores”.

El sistema de puntos no es algo nuevo, pues ha habido un sistema similar operando en el fútbol inglés durante muchos años. La diferencia es que antes del Brexit solo se aplicaba a jugadores de fuera de la unión europea, debido a las leyes de ésta sobre libertad de circulación. “Los jugadores y entrenadores de los países de la Unión Europea tenían derecho automático a entrar y trabajar en Reino Unido, por lo que los clubes podían fichar libremente”, comenta John Shea.

Sin embargo, el gran cambio es que con el Brexit la libertad de circulación ha terminado y, por lo tanto, los clubes sólo podrán fichar jugadores de la Unión Europea si califican bajo el nuevo sistema. Un jugador puede calificar automáticamente sobre la base base del porcentaje de partidos que ha jugado con su selección; de lo contario, un jugador deberá alcanzar 15 o más puntos basados en criterios como número de minutos que ha jugado en su liga y competiciones continentales, además de la calidad del club vendedor y la liga en que se encuentra dicho club, su posición y hacia dónde ha progresado en competiciones continentales.

“Este nuevo criterio se evalúa durante el periodo de 12 meses anterior a la fecha de la solicitud, salvo a lo que respecta a los minutos disputados con la selección para los que la evaluación es de un periodo de 24 meses”, señala Shea.

¿Qué pasa si un jugador no cumple con la norma?

Para los jugadores fichados y que no logran los 15 puntos o más para obtener el permiso GBE existió una serie de excepciones durante el último mercado de pases, comenta Shea. Es decir, los clubes pueden fichar a un jugador que no cumpla con los requisitos y buscar una excepción, o cederlo a un club de otra liga.

Carol Couse acota que, en teoría, “un club puede fichar a un jugador antes de tener el GBE, y simplemente autoriza al jugador a trabajar en Inglaterra. El contrato laboral no se ve afectado por el GBE desde un punto de vista jurídico”.

Pero incluso sin el permiso de trabajo, el club es de igual manera responsable de pagar el sueldo del jugador durante la vigencia del contrato. “En este tipo de casos una estrategia común es fichar a un jugador que no cumple con los requisitos y cederlo inmediatamente a un club europeo hasta que tenga la experiencia para regresar, pero con la normativa de FIFA para restringir el volumen de préstamos en el futuro, vamos a ver qué consecuencias hay en esta política de los clubes ingleses”, indica Couse.

Jugadores que ya vivían en Inglaterra

Una de las ligas más competitivas del mundo debe buscar talento en otros mercados. Desde 2000 a la fecha, los equipos ingleses han ganado en 4 ocasiones la Champions League, el mayor torneo de clubes del mundo, siendo el último de estos clubes el Liverpool, en 2019. Los planteles de la Premier League están formados por jugadores de múltiples nacionalidades, algunos de los cuales llevan años jugando en la liga inglesa, ¿se verán estos afectados por los cambios en las reglas que conlleva el Brexit?

Para John Shea, los jugadores que hayan llegado al Reino Unido antes del 31 de diciembre de 2020 no necesitan permiso de trabajo, pero dependiendo del tiempo que llevan en el país se les aplica una de las dos categorías del sistema de migración. “Los jugadores que han vivido continuamente por 5 años o más como Juan Mata, por ejemplo, son elegibles para el estado permanente, mientras que los que han vivido menos de 5 años, como Ferran Torres, sólo pueden solicitar el estado pre permanente”, comentó el abogado.

El estado permanente permite al jugador vivir y trabajar en el Reino Unido indefinidamente y eventualmente solicitar la ciudadanía británica, el estado pre permanente permite al jugador permanecer hasta que haya alcanzado el umbral de 5 años, al alcanzar ese tiempo podrán actualizarse al estado permanente.

 
También te puede interesar:
Las nuevas normas de FIFA sobre maternidad
Esports: la necesidad de un estándar regulatorio en Latinoamérica
El fútbol moderniza sus reglamentos

 

artículos relacionados


Podcast Idealex.press