fbpx
miércoles, 3 de marzo de 2021

columnas

Ambar Partners: inflexión en la abogacía de los negocios en España

“Bajo el nefasto mantra del ‘yo ya te pago mucho’ ―no es cierto si dividimos el sueldo por el número de horas realizadas―, parece que esta forma de ejercer la abogacía está más que justificada. Y pobre de aquel profesional que ose decir algo que remueva conciencias…”.

Manel Atserias Luque - 4 febrero, 2021

AmbarManel Atserias Luque

A finales del año 2019, la abogacía tradicional de los negocios en España se levantó preocupada. Y no era para menos porque, tal como decía la noticia de un diario español, Axiom desembarcaba en España.

En aquel entonces, no sabíamos todavía en qué términos operaría la firma en el mercado legal español. Tuvimos que esperar unos meses para saber que el nuevo player se llamaría Ambar Partners y tendría autonomía plena respecto al gigante norteamericano de talento legal flexible y bajo demanda.

El hermano pequeño de Axiom estaba y está llamado a transformar gran parte de la industria legal de España y lo está consiguiendo. Lo digo con conocimiento de causa.

Terminar con la prepotencia de los grandes players

Recuerdo perfectamente el día de la puesta de largo. Estaba emocionado y esperanzado. ¿Por qué? Porque llevaba más de dos años al frente del Instituto de Salud Mental de la Abogacía y las conversaciones que había mantenido con decenas y decenas de abogados de despachos tradicionales reflejaban una tendencia muy preocupante en el ejercicio de la profesión: carga excesiva de trabajo, jornadas de más de 40 horas (inclúyase fines de semanas), imposibilidad de tener un descanso reparador, episodios recurrentes de intimidación y acoso por parte de compañeros y/o superiores. De estos últimos, por desgracia, conozco demasiados casos.

Bajo el nefasto mantra del “yo ya te pago mucho” ―no es cierto si dividimos el sueldo por el número de horas realizadas―, parece que esta forma de ejercer la abogacía está más que justificada. Y pobre de aquel profesional que ose decir algo que remueva conciencias… Es lo que tienen las evaluaciones unidireccionales (de rango superior a inferior).

No son casos aislados, sino que estábamos (y seguimos estando) ante un problema sistémico. Son historias apoyadas en datos. A nivel internacional, por ejemplo, los resultados del informe “¿Nosotros también? La intimidación y el acoso sexual en las profesiones jurídicas”, elaborado por el investigador Kieran Pender de la International Bar Association (IBA), fueron demoledores y generaron una enorme preocupación en el sector.

En España, el Estudio sobre la Salud y el Bienestar de la Abogacía Española (2019) del Instituto de Salud Mental de la Abogacía y el Informe Lawyers Burnout de la Asociación Humanizando la Justicia (2020) han confirmado lo que está ocurriendo en las abogacías de otras jurisdicciones (Australia, Canadá, Estados Unidos, Irlanda, Nueva Zelanda y Reino Unido): estos profesionales sufren unos niveles de estrés, ansiedad y burnout que son incompatibles con un ejercicio sostenible y saludable de la profesión.

Ya no entro en otros problemas de salud mental y adicciones porque no se han medido todavía en nuestro país.

La gravedad del fenómeno provocó que la propia IBA lanzara la primera iniciativa global de salud mental a finales del año pasado. En palabras de su presidente Horacio Bernades Nieto: “Me preocupaban cada vez más los informes demasiado frecuentes sobre el abuso de sustancias, la depresión grave y el suicidio dentro de la profesión”. No further comment, Your Honour.

Ambar pone en jaque a los big law y recupera la esencia liberal de la profesión en el mundo de los negocios

Además de deteriorar progresivamente la salud mental y el bienestar de los abogados, el sistema Cravath adoptado por los grandes despachos, basados en una estructura jerárquica piramidal (up or out) y en la hora facturable (billable hour), niega la propia esencia liberal de la profesión en el mundo de los negocios.

Pues bien, Ambar Partners, por medio de distintas variantes del Gambito de Dama, hace una apertura de juego cuestionando esta forma de ejercer la abogacía. La firma recupera lo que considero “las cinco libertades del abogado de los negocios”. Es decir, tiene un poder de decisión absoluto sobre (i) cuándo, (ii) dónde, (iii) cómo, (iv) con quién, y (v) en qué proyectos quiere trabajar.

El hermano pequeño de Axiom ofrece la alternativa sostenible y saludable de la Abogacía de los Negocios. Durante los próximos meses veremos cosas muy interesantes en España.
Solo le pido una cosa a Ambar y a todos aquellos players que ofrezcan distintas alternativas en el mercado: haced jaque mate al big law. Obligadles a cambiar de sistema de juego. Saldremos todos ganando.

 

* Manel Atserias Luque es abogado de la Universidad Pompeu Fabra, España; fundador del Instituto de Salud Mental de la Abogacía; miembro de la International Bar Association Well-Being Taskforce; y fundador del proyecto #HazTuAlegato.

 

También te puede interesar:
La incerteza del virus genera stress
Salud mental: American Bar Association intenta que las firmas tomen acciones
El bienestar sicológico del abogado pasa por reducir su estrés
— Estrés académico: cómo reconocerlo y enfrentarlo
— La materia olvidada de la abogacía española: la salud mental

artículos relacionados

Podcast Idealex.press