fbpx
domingo, 27 de septiembre de 2020

internacional

Albert Jané: “Necesitamos tomar nichos en donde el abogado joven tenga una ventaja competitiva”

El nuevo presidente de la abogacía joven de Barcelona aborda la actual situación laboral y los desafíos que se abren para los profesionales, mientras la salud y la economía recuperan algo de normalidad.

- 12 agosto, 2020

Albert Jané Crespo

El abogado Albert Jané Crespo, nuevo Presidente de GAJ Barcelona.

Hoy, en la provincia de Cataluña y según datos que entrega el Colegio de Abogados de Barcelona, ejercen al menos unos 6 mil profesionales menores de 40 años. Aquí, tal como sucede en Latinoamérica, el sector tiene una preocupación compartida: los efectos económicos y laborales derivados del Covid-19.

Albert Jané Crespo, Partner-Lawyer en el estudio jurídico de la ciudad condal Jané Advocats y nuevo presidente del Grupo de la Abogacía Joven de Barcelona (GAJ Barcelona), no evade las dificultades que comienza a enfrentar el grupo de profesionales en sus primeros años, y cuya defensa de derechos e intereses ha aceptado representar.

Por el contrario, está consciente de la necesidad de explotar campos de formación más allá del derecho, como el emprendimiento y el impulso a mecanismos de resolución de conflictos más cercanos y rápidos. Según él, ya se no necesitan grandes despachos o infraestructura física para atender a sus clientes. Todo está cambiando.

—Colegios de Abogados de Latinoamérica y España han mostrado su preocupación por el impacto económico y laboral derivado del COVID 19, sobre todo entre los profesionales jóvenes. ¿Cuál es la situación en Barcelona?

“Si bien es cierto que en algunos despachos que se han dedicado especialmente al derecho laboral la actividad se ha visto potenciada, eso es excepcional. Al final, creo que los abogados jóvenes van a sufrir debido a que habrá menos contratación. Bajo ese marco nosotros, desde el Grupo de la Abogacía Joven (GAJ) de Barcelona, queremos potenciar mucho el emprendimiento profesional. Quizás es aún un poco pronto para ver las consecuencias de la pandemia; creo que llegarán con mayor fuerza hacia enero del año que viene. Sin embargo, esta situación da oportunidades a los jóvenes, pues al teletrabajar, y sobre todo si eso se sostiene en el tiempo, la infraestructura será menos importante y eso hará que el abogado joven tenga una barrera de entrada menos. Ahí es donde habrá que apoyar”.

—En este marco, ¿cuáles serán las prioridades del GAJ Barcelona?

“En temas de formación, que siempre ha sido de mucha calidad, queremos que los abogados jóvenes sean lo más formados posible. Pero no sólo como receptores, sino que participen también en dar formación. Ésta tiene que ser una oportunidad para ellos, ya que que de otro modo se excluyen de algo que les da una “marca personal”. Queremos que la formación sea bidireccional. Y también queremos potenciar, debido al carácter multidisciplinar de la abogacía, la formación en temas que van más allá del derecho”.

—¿En qué áreas del derecho podrían asumir desafíos los abogados jóvenes? Hay un asunto obvio: la digitalización. ¿Legislación en materia de tecnología, tratamiento de datos o e-comerce, por ejemplo?

“Potenciaremos mucho las nuevas tecnologías, porque entendemos que son una rama que excluye a algunos profesionales, quizás porque están desfasados. El objetivo es dar una formación de excelencia en temas del derecho, pero también en aquellos no jurídicos, porque al final nuestra profesión es liberal. Como lo señalé, hemos detectado cada vez más que a la gente le cuesta emprender, porque las barreras de entrada eran cada vez más altas, pero la Covid-19 puede ser una oportunidad para bajarlas”.

—¿Qué papel cabe a las formas alternativas de resolución alternativa de conflictos en los sistemas de justicia? Y no sólo para las cuestiones domésticas, sino que también en el área internacional. ¿Habrá apoyo a la formación de los abogados jóvenes en esas áreas?

“Como reflexión inicial es importante señalar que al final la justicia debe existir. Una justicia lenta y colapsada no es justicia. Entonces, si no existe, los abogados se la tienen que crear. Los medios alternativos de resolución de conflictos son eso: la justicia paralela. Si no nos la ofrece el Estado, entonces la tenemos que buscar por nuestra cuenta. Creo que la abogacía joven debe aprovechar todo lo que es nuevo al máximo. La capacidad del profesional joven de moldearse a sí mismo es muy superior a la de un abogado senior y eso hay que aprovecharlo, ofreciendo formación rápida y fresca. Las formas de resolución alternativa de conflictos, como el arbitraje y la mediación, pueden ser un pilar vertebrador para ellos”.

—¿Es el nuevo comité electo * más representativo de este grupo?

“Nosotros recogimos el legado del anterior comité que fue espectacular y también estamos buscando una renovación. Hemos buscado, por ejemplo, que en el comité haya más mujeres que hombres, lo que es representativo de la profesión hoy en día. También hemos buscado que en el comité haya abogados de todas las materias del Derecho. Asimismo, buscamos cubrir todo el espectro de edades de nuestros profesionales: la mitad del comité es mayor de 32 años y la otra mitad, menor”.

—¿Y cuál es el mensaje que como presidente del GAJ puede entregar a los abogados jóvenes?

“Que vamos a defender, en la medida que nos sea posible, todos los derechos que tienen y extender los que se presenten a futuro. Lucharemos en contra de la precariedad laboral que existe y que, a veces, en ciertos sectores del derecho, son invisibles. También queremos una formación a tope, porque creo que es uno de los pilares de la abogacía joven, y el emprendimiento por cuenta propia. Creemos que serán las bases que fundamentan nuestro mandato. Necesitamos tomar nichos en donde el abogado joven tenga una ventaja competitiva y abocarnos a ello”.

 

* Los miembros que acompañarán a Albert Jané, durante los próximos años en el GAJ son: Carmen Del Castillo Vericat, Alexander Salvador Cerqueda, Lorena Ortiz Cabanas, Asier Abad Mínguez, Paz Vallés Creixell, Pere Vidal López, Estefania Puig Garcia, Patricia Rodriguez Veazey, Mariona Argilés Playà, Irene Siurana Sieiro, Nil López Palahí, Beatriz Carando Vicente, Pol Fontquerni Ayensa, Eugènia Anoro Urréjola i Raül Calderero Márquez. 

 

artículos relacionados

Podcast Idealex.press