Suscríbete
Universidades

Futuras abogadas abren discusión sobre el acoso sexual

Hoy se está haciendo una marcha estudiantil con reclamos feministas por la principal avenida de Santiago. El fenómeno comenzó en la Facultad de Derecho de la U. de Chile, se le unió la U.Austral de Chile y el domingo pasado fueron alumnas de Derecho UC quienes expresaron un malestar que llevaba años escondido.

16 Mayo, 2018 Comparte en:
César Contreras / Javiera Bianchi / Sofía Martin

Hoy se desarrolló una marcha en Santiago de Chile, convocada por la Confederación de estudiantes de Chile (CONFECH) en contra de la violencia machista abogando por una educación no sexista. Las 150 mil asistentes, en su mayoría mujeres estudiantes, piden un cambio real, ahora.

“No, no es no, qué parte no entendiste, la ‘N’ o la ‘O'”, cantaban las manifestantes caminando pacíficamente por la Alameda. Caras pintadas con el símbolo de Venus (♀), carteles denunciando prácticas sexistas, megáfonos, torsos desnudos y pintados con colores fuertes, pasaban por la avenida. Los varios fotógrafos de medios no dejaban de sacar imágenes.

acoso sexualIdealex.press

Fuera de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica, miles de estudiantes principalmente de la misma institución, exigían en sus cánticos el “término del patriarcado en la UC”.

Ahí mismo una de las asistentes se subió e intervino a la estatua colocándole sostenes en los ojos. El público le aplaudió. A continuación un hombre estudiante de la misma universidad, se subió, los sacó y agresivamente gritó sobre el poco respeto que tendrían las manifestantes por el patrimonio cultural, recibiendo un abucheo fuerte del público e incluso hubo intentos de golpe por hombres que marchaban – no tan – tranquilos como las demás. Pocos minutos después, dos mujeres con el torso desnudo y la cara tapada, volvieron a dejar su huella en la estatua. Todas celebraron.

acoso sexualJaviera Bianchi, Idealex.press

 
En ese mismo grupo de estudiantes, estaban las alumnas de derecho varias autoras de la carta “Derecho UC despierta”, la cual denunciaba prácticas machistas dentro de la conservadora Facultad. Ellas, junto a algunos de sus compañeros gritaban: “Derecho, derecho no es bonito, hay abusadores y mucho machismo”.

acoso sexualJaviera Bianchi, Idealex.press
acoso sexualJaviera Bianchi, Idealex.press

 

La marcha siguió su transcurso normal, incluso hubieron bonitas intervenciones artísticas. Hasta que llegaron los encapuchados en una vía paralela. Las mujeres mediante cantos los echaban: “fuera los machitos”, era una de las frases. Nadie quería que la marcha que hasta el minuto había sido pacífica, se viera manchada por la presencia de los jóvenes encapuchados, que no tenían más de 18 años.

acoso sexualJaviera Bianchi, Idealex.press

 

Breve historia para entender lo que está ocurriendo

“Alerta, alerta, alerta machista, que todo el territorio se vuelva feminista”. La frase es parte de una consigna de marchas anteriores, que reflejan una discusión que se tomó la actualidad en Chile.

En la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile se hizo la primera toma feminista en la historia chilena, que se fue replicado en universidades, facultades de la capital y regiones, con diversas movilizaciones contra la violencia machista y reclamando casos de abusos preexistentes.

La toma de Derecho en la Chile se inició el 27 de abril. Ese día, las estudiantes solidarizaron con una compañera que llevaba 8 meses esperando un sumario administrativo contra un profesor y ex presidente del Tribunal Constitucional, por acoso sexual y laboral. Hubo 2 reuniones, por la mañana se reunieron el decano y el vicedecano con la denunciante, a quien se le comunicó verbalmente la resolución del sumario.

Más tarde, ese mismo día, hubo una nueva reunión entre representantes estudiantiles y el decano, en la que los universitarios informaron a las autoridades los resultados de la votación de una asamblea de estudiantes que iniciaba la toma.

Las versiones de los hechos difieren. Por una parte, los estudiantes crearon esa misma noche una página de Facebook donde alojarían en adelante toda la información respecto a la toma y en la cual —el 30 de abril— subieron una declaración pública con su versión de los hechos y críticas por exponer el nombre de la afectada. Por la otra, la universidad llamó a Consejo de Facultad y desde su portal web, el 4 de mayo, emitió una declaración del Consejo que llamaba a deponer la toma. Luego, el 8 del mismo mes, publicaron una declaración, con una línea de tiempo, de los hechos acontecidos hasta el minuto, firmada por el Decano Davor Harasic.

El miércoles 2 de mayo la movilización elevó un petitorio al rector Ennio Vivaldi —en ese minuto candidato, actualmente reelecto—, y al decano. En ella pedían, entre otras medidas:
– la destitución inmediata del profesor sumariado;
– formación de género a estudiantes, docentes y funcionarios
– aplicar inmediatamente medidas cautelares en los procesos abiertos
– incluir optativos de género en las mallas curriculares
– un ​protocolo de actuación ante denuncias sobre acoso sexual, laboral y discriminación arbitraria
– exámenes gratuitos de VIH y otras infecciones de transmisión sexual
– habilitación de ​salas de lactancia y mudadores.

El tema de Derecho en la U. de Chile, sumado a los últimos casos conocidos de abusos sexuales nacionales e internacionales han generado lo que muchos llaman una “revolución feminista” en el país. Casos como el de “La Manada” en España, el de la denuncia a unos hinchas de un equipo de fútbol que habrían violado a una transeúnte tras un partido en el Estadio Nacional, en Santiago, y las acusaciones de numerosas actrices chilenas contra un director de televisión que habría tenido comportamientos inaceptables durante más de una década, han sido elementos que han sumado argumentos a las movilizaciones: hay tomas feministas en Puerto Montt, Valdivia, Temuco, Concepción, Valparaíso y Atacama.

Ingeniería y Derecho

Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la U.de Chile —conocida como un clásico rival de sus pares de Derecho— pasaron la semana pasada desde “las guerras del puente” a solidarizar y seguir el camino que las futuras abogadas habían abierto. La tradicional división fue derribada por las mujeres, quienes el 7 de mayo votaron una toma feminista.

La movilización contó con el apoyo de 10 académicas, quienes en una carta pública destacaron “el liderazgo y la valentía” de sus estudiantes, y dijeron que “la formalidad burocrática no es excusa para la inacción frente a las justas peticiones” de las alumnas. “Los hechos son graves y los tiempos son urgentes”, dice la misiva suscrita por académicas de la talla de Salomé Martínez.

“La toma es una acción extrema que nos remece y nos hace reflexionar. Por eso, consideramos imperativo el compromiso de todos y todas con la protección y respeto de la dignidad de nuestras estudiantes y de todos los integrantes de la comunidad”, agregaron.

El texto continúa con un llamado a las autoridades de la Facultad “a reconocer la responsabilidad que les cabe en no haber previsto y actuado a tiempo”, a quienes instaron a actuar ahora y con decisión. El Consejo de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas también tuvo un Consejo Extraordinario para referirse al tema desde el que comunicó su postura.

Desde la Universidad Católica las estudiantes de Derecho quieren hacer ruido para establecer más protocolos ante situaciones machistas y también quieren educar a los profesores que, según dicen, es lo más difícil. “Este tema para nosotras es más atingente porque nuestra carrera es mucho más machista que otras. En un examen los profesores me han llegado a decir “bonita”, en vez de mi nombre, o incluso que he dado un buen examen para ser mujer. Estas actitudes son imposibles de denunciar, porque generalmente son los profesores que tienen más alta categoría y para la universidad, son intocables”, dijo la alumna hoy en la marcha.

En la Universidad Diego Portales el año pasado se creó un protocolo de acoso, que en Derecho está representado por tres abogados y profesores de la Facultad. Una de las estudiantes que fue víctima de acoso de uno de sus propios compañeros, dice que los docentes estuvieron siempre ahí para ella y que así como ella tuvo ese apoyo, le gustaría que en todas las universidades pasara lo mismo.

“Un compañero me perseguía en la universidad, me mandaba mensajes y no me dejaba tranquila. Yo no veía esto como algo malo, hasta que un día mis amigas me convencieron de poner una denuncia y fui donde mi profesor. Él me explicó todos los motivos de porqué esto sí era acoso e incluso me dijo que mi compañero ya tenía otra denuncia y que sabían que él tenía problemas psiquiátricos, llegando incluso a escribir un libro de asesinatos a mujeres. La universidad tomó cartas en el asunto de inmediato, no me hicieron esperar ningún segundo y por suerte ahora ya está solucionado”, dijo la alumna de la UDP.

Las alumnas de Derecho en la Universidad de Chile, que están en paro hace más de dos semanas, dicen que en su Facultad no suceden tantas situaciones sexistas explícitas de los profesores o compañeros hacia las estudiantes, pero que faltan vías ante las cuales puedan acudir en situaciones de violencia y acoso.

“En la Chile creo que hay una concientización un poco mayor que en otras universidades, pero el problema es que todo esto ha surgido exclusivamente por las estudiantes. El protocolo contra el acoso sexual que hoy rige en la universidad, que es uno muy deficiente, se armó solo porque las alumnas empezaron a exigir comisiones y mesas de trabajo. Rectoría ha apoyado esas causas a medida que las estudiantes lo piden, pero nunca poniéndole un interés en serio en que esto sea un avance en la universidad y en el país. Ha costado mucho que se considere como un tema que la universidad tiene que resolver como entidad y no solo las estudiantes”, explicó una alumna de cuarto año de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Los colegios y el acoso

El jueves 10 de mayo, a la hora de almuerzo, la portería de uno de los colegios masculinos más emblemáticos de Chile, el Instituto Nacional, estaba repleta de alumnas del Liceo 1, el Liceo Carmela Carvajal y el Liceo Tajamar. Las estudiantes, tomando el ejemplo de las universitarias, acudieron a mostrar su enérgico rechazo por un polerón de un alumno de último año, que tenía la siguiente frase: “Quien fuera bisectriz pa`partirte en dos y altura para pasar por tu ortocentro”.

La manifestación sumó caras de estudiantes del Instituto Nacional que habrían anteriormente acosado a alumnas de los liceos nombrados y un reproche general por un sketch parodia viralizado por redes sociales del caso español conocido como “La Manada”.

Comparte en: