Suscríbete
Universidades

Estudiantes de escuelas elite de Derecho se enfrentan a las Biglaw

Las alumnas de las facultades de derecho “top 14” de Estados Unidos están denunciando malas prácticas de los grandes estudios del país. En sus contratos de pasantías de verano, las firmas estarían obligando a los estudiantes a firmar acuerdos de arbitraje, incluyendo en casos de acoso sexual.

1 Junio, 2018 Comparte en:
BiglawPixabay

En marzo de este año Abovethelaw.com publicó que la firma Munger Tolles & Olson, estaba intentando conseguir que los pasantes que contrataban por el verano firmaran acuerdos obligatorios de arbitraje. La oficina les habría exigido someter al conocimiento de un árbitro todos los reclamos relacionados con el empleo, incluyendo reclamos de acoso sexual. Muchos se indignaron.

De acuerdo a la publicación, cuando el estudio se vio enfrentado a las críticas, retrocedió rápidamente y se retiraron los compromisos arbitrales no solo para los pasantes de verano, sino para todos sus empleados.

La duda que surgió fue cuántas serían las firmas que habrían intentado obligar a los estudiantes a someter a arbitraje sus reclamos de acoso sexual. Varias ya han eliminado tales cláusulas de sus contratos, pero serían innumerables las han permitido que acuerdos similares se mantengan ocultos.

Gracias a la defensa estudiantil y una alianza entre las principales facultades de Derecho de Estados Unidos, dicha práctica ha entrado a la era de la campaña que incentiva a denunciar la agresión y el acoso sexual #MeToo.

En mayo, la Facultad de Derecho de Yale, en representación de las “top 14”, envió una encuesta a todas las Biglaw que contratan a estudiantes de sus campus, solicitando que transparenten si exigen como requisito obligatorio la firma de estos documentos o bien acuerdos de confidencialidad relacionados con mala conducta en el lugar de trabajo. También les pidieron que entregaran información sobre sus políticas para responder ante estos casos.

Los resultados de esta investigación estarán disponibles el 8 de junio para los estudiantes en todas las escuelas de Derecho participantes para que puedan decidir dónde les gustaría entrevistar y dónde les gustaría comenzar sus carreras.

En el artículo de Abovethelaw.com, una estudiante de Harvard explica que si bien no saben cuáles serán los próximos pasos que tomarán los estudios jurídicos, pretenden lograr que todas las firmas que reclutan a estudiantes en la universidad eliminen por completo de sus contratos el sistema de arbitraje obligatorio.

“Disponer de la información y no cambiar las políticas de reclutamiento pone la carga sobre las mujeres y otros grupos marginados, los que se ven forzados a elegir entre (1) optar por oportunidades profesionales que sus compañeros se sienten cómodos aceptando, o (2) aceptar ofertas de trabajo sabiendo que han firmado en contra de sus derechos por si sufren acoso o discriminación. Debido a que ninguno de estos es un resultado aceptable, continuaremos nuestro impulso para que se fijen requisitos estandarizados aplicables a todas las firmas que reclutan en la Facultad”, dijo la estudiante.

El medio llamó a denunciar mediante un correo electrónico o mensaje de texto hacia ellos, a los bufetes que todavía requieran que sus trabajadores se sometan a esa clase de “acuerdos”.

 
También te puede interesar: Futuras abogadas abren discusión sobre el acoso sexual

Comparte en: