Suscríbete
Universidades

120 alumnas de Derecho UC denuncian machismo en la Facultad

En una semana movilizada por la educación no sexista, estudiantes crearon una carta exponiendo situaciones reprochables en que se han visto involucradas en la universidad. Frases como: “Señorita qué hace con ese escote, ¿usted vino a dar una prueba oral o a que la ordeñen?”, incitaron a las jóvenes a adherirse a las movilizaciones de este miércoles.

14 Mayo, 2018 Comparte en:
Derecho UCel-puclítico
J. Bianchi

El domingo 13 de abril, 120 alumnas publicaron en el medio fundado por estudiantes de la misma universidad, el PUClítico, una carta llamada “Derecho UC despierta”.

En ella denuncian prácticas machistas en profesores, funcionarios y alumnos de la institución católica. Estas jóvenes rompen con los esquemas de una facultad conocida por su conservadurismo, y que rara vez se adhiere a paros y marchas.

El texto dice lo siguiente:

“‘Señorita qué hace con ese escote, ¿usted vino a dar una prueba oral o a que la ordeñen?’ ‘Hay que exigirles más a las mujeres feas porque las lindas, aunque tontas, igual encuentran marido, pero fea y tonta no hay quién la aguante’, ‘Señorita, hágame un favor y mejor agarre los 4 palos de la carrera y váyase al mall’, ‘Cuando el hombre ve a una mujer y siente ganas de violarla, no es más que un desorden de sus inclinaciones naturales’.

Mentira. La primera reacción al leer estas frases probablemente sea decir mentira, estas cosas no pueden ocurrir en pleno siglo XXI. Uno quisiera creer que la reacción sería igual en todas partes, pero lamentablemente nosotras no lo cuestionamos, porque sabemos que es verdad, que ocurre y que seguirá ocurriendo dentro de Derecho UC todos los días. Estas frases se han naturalizado a tal punto dentro de la facultad que incluso han quedado registradas en nuestros propios apuntes. Y no solo eso, sino lo que es peor, han sido validadas por algunos de nuestros compañeros con diversas actitudes que cuestionan nuestras capacidades en el aula de clases y nos objetivizan fuera de ella.

Bajo este marco, es necesario desmitificar los prejuicios en torno a la educación no sexista y el feminismo, donde se ha dicho que “Las fuerzas ideológicas han buscado diferenciarse y marcar las ideas en las que el debate “feminista” conflictúa: la identidad de género, los derechos reproductivos y sexuales –en donde aparece controversia sobre el aborto en 3 causales y libre– y otros que también generan una notoria división”.

Y no solo esto, sino que incluso algunos han intentado ridiculizar esta lucha diciendo que es poco clara y que lo que estamos pidiendo es que no puedan existir colegios de un solo sexo.

Esto no puede ser otra cosa que una mirada reduccionista, proveniente de la falta de información y de un análisis crítico de nuestra realidad nacional. Porque si hoy día; a lo largo de todo Chile, tenemos a casi diez universidades en toma, a muchas más carreras en paralización de actividades, varias de ellas de nuestra propia universidad, y miles de personas que se han movilizado, o que se están preparando para movilizarse durante la próxima semana, es por algo MUCHO más grande.

Porque la lucha es una: detener la violencia que se perpetúa a través de la educación, tanto dentro como fuera de nuestra facultad, manteniendo a la mujer y a las disidencias sexuales en una posición de inferioridad y vulnerabilidad. Y esta realidad, que es brutal e indignante, no va a cambiar hasta que tengamos un protocolo que incluya todos los casos de violencia sexual que afectan a nuestra comunidad, inclusive el acoso. Hasta que los procesos sumarios dejen de dilatarse al infinito. Hasta que las medidas precautorias sean realmente efectivas y no vayan en perjuicio de la víctima. Hasta que ciertos profesores finalmente cambien su discurso sesgado e ignorante. Hasta que por fin podamos sentirnos seguras y valoradas.

A pesar de la crucial relevancia de estas consignas y de su cotidianidad, estos vientos de cambio aún no han llegado a nuestra facultad.

Muchas creímos el año pasado que, con el precedente histórico que implicaba tener tres candidatas mujeres a nuestro Centro de Alumnos, se iniciaba un proceso de transformación de un entorno que estaba poco consciente e incluso indiferente de nuestra realidad. Triste ha sido ver que no mucho ha cambiado, y que aún estando en este momento tan relevante para la reivindicación de la mujer en todos los espacios, en Derecho UC aún seguimos dormidos.

Pero no todo está perdido, aún estamos a tiempo de despertar. No podemos quedarnos en la constatación de estos hechos y la indignación, tenemos que empezar a actuar. Porque juntas podemos lograr el cambio histórico que nuestra facultad y nuestro país tanto necesitan. Las invitamos a todas a sumarse a nosotras, a participar de la asamblea feminista este lunes 14 y a que marchemos juntas por las Alamedas el miércoles 16. Porque los grandes cambios no nacen, se hacen. Súmate a nosotras”.

 
De esta forma, 120 estudiantes mujeres de Derecho UC se adhieren junto a su casa de estudios a la marcha convocada por la Confech: “Por una educación no sexista”. La Facultad aprobó la movilización con un 56,3% y rechazó la paralización para los días martes 15 y miércoles 16 con un 59,9%.

También te puede interesar: Video de abogada española causa revuelo en la red

Comparte en: