Suscríbete
Sponsored

Paz Ciudadana: victimización cae, delitos violentos y denuncias aumentan

Según el informe anual sobre victimización que prepara la fundación, la cantidad de hogares que fueron víctimas de un robo este año llegó a 36,4%, su nivel más bajo en 8 años.

29 Noviembre, 2018 Comparte en:

Álvaro Vergara, Estado Diario

La Fundación Paz Ciudadana dio a conocer este lunes su informe anual sobre victimización a nivel nacional, donde los resultados muestran una baja de 3,1% respecto del año pasado en la cantidad de hogares que fueron víctimas de robo o intento de robo.

Frente a la pregunta “¿Usted o alguna otra persona de los que viven con usted ha sido víctima de robo o intento de robo en los últimos 6 meses?”, un 36,4% de un total de 2050 hogares entrevistados respondió que sí ha sido víctima de un robo o de un intento de robo durante los últimos 6 meses, llegando a su nivel más bajo desde 2010 cuando la cifra alcanzó un 33%. Ante la misma pregunta, un 39,5% de los encuestados respondió que sí en 2017.

¿Cómo se mide la victimización?

El Índice de Victimización se construye a partir de 4 preguntas: En los últimos 6 meses, ¿Usted o alguna otra persona de los que viven con usted ha sido víctima de un robo o intento de robo?
1. Sin violencia física, fuera del hogar
2. Con violencia física, fuera del hogar
3. Sin violencia física, dentro del hogar
4. Con violencia física, dentro del hogar

El hogar se clasifica como victimizado si afirma ser víctima en cualquiera de las 4 situaciones.

Cuando nos fijamos en las cifras según estratos socioeconómicos, se puede observar que la disminución más significativa ocurrió en el grupo alto, bajando de un 46,8% de hogares victimizados en 2017 a 37,1% este año, lo que equivale a una disminución de 9,7%. El NSE medio también experimentó una baja importante de 4,6 puntos porcentuales, mientras que en el grupo más bajo hubo un aumento de un 4,2% en la victimización, pasando de un 33,3% de los hogares victimizados el año pasado a 37,5% en 2018.

Cifras positivas: nivel de temor y denuncias

Sin embargo, en contraste con el alza en la victimización del NSE bajo, el ítem que evalúa el nivel de temor de la ciudadanía muestra que quienes aseguran vivir con un grado alto de temor en este grupo alcanzan un 12,2%, 7,5 puntos menos que durante el 2017 (19,7%). Además, el promedio nacional de temor e inseguridad disminuyó a un 10,4%, la cifra más baja desde el año 2000.

Otros números interesantes son las denuncias. El índice global de denuncia se construye a partir de las preguntas de “le robaron algo” y “realizó la denuncia” para cada uno de los 4 delitos consultados. Los resultados arrojan que del total de hogares victimizados, un 61,2% de ellas realizó una denuncia, cifra que supera al 55,1% de 2017.

Precaución: aumentan delitos violentos

No obstante, no todos los resultados son positivos. La encuesta arrojó un aumento en la proporción de los delitos violentos por sobre los no violentos, alcanzando un 27,8%, 5 puntos más en comparación al año pasado cuando la cifra llegaba a 22,4%. “Nos preocupa mucho. Vemos que el tipo de delitos violentos está aumentando y es estadísticamente significativo”, señaló Daniel Johnson, director de Paz Ciudadana.

Según consigna La Tercera, el director de Paz Ciudadana comentó que “esto puede tener varias explicaciones. Puede ser porque hay sectores de la ciudad de niveles socioeconómicos más bajos, que es donde tiende a no ceder el delito y que las condiciones de violencia ahí sean mayores. También lo que hemos visto en los últimos años es que hay tecnologías en algunos vehículos y viviendas que evitan el robo y obligan a que estos se produzcan con el propietario del bien en su interior”.

Evaluación de instituciones

Respecto de la evaluación de las instituciones involucradas, las mejores notas las obtuvieron Carabineros, la Policía de Investigaciones y Gendarmería (4,6; 4,7 y 4,4 respectivamente). Mientras tanto, los alcaldes, fiscales, jueces, el gobierno y los parlamentarios a pesar de haber mejorado en sus calificaciones, ninguno logró una nota sobre 4.

De acuerdo a lo que señala La Segunda, Daniel Johnson explicó que “si bien los resultados de victimización no son algo que uno deba aplaudir, porque seguimos en alrededor de tres familias de cada diez que son víctimas de un intento de robo o un robo, el que marque una tendencia a la baja es algo positivo, más aún si esta tendencia está acompañada de una sensación de seguridad, que se refleja en que las familias dicen que están saliendo, ya no evitan espacios públicos o salir a ciertas horas y se están relacionando con los vecinos para sentirse más acompañados”. Y agrega que “todas estas medidas están alineadas con una sensación de temor más baja”.

También te puede interesar:
Cómo el análisis de Big Data puede ser una herramienta de prevención del delito
Información y análisis criminal: los desafíos de seguridad pública

Comparte en: