Suscríbete
Columnas Opinión

¿Es Derecho una carrera rentable?

“Lo más triste es ver la ilusión de familias completas que se endeudan con tal de ver al primero de los suyos entrar a la universidad, especialmente cuando se trata de una carrera tradicional como ésta. Debería darle vergüenza a los decanos y a los directorios de muchas universidades que le venden humo a sus estudiantes”

17 Febrero, 2016 Comparte en:

 

Felipe Lavín V.
felipe-lavin-venegas | idealisLex

Si lo que te motivó a estudiar Derecho fue el amor por la justicia, seguir una carrera humanista, el servicio social, o razones similares, no necesitas seguir leyendo.

Pero si lo hiciste pensando en que Derecho era una carrera rentable, este artículo puede traerte malas noticias: la gran mayoría de los abogados se demora muchísimo en recuperar su inversión.

Te contaremos la realidad chilena. En los muchos años que llevamos seleccionando abogados para el mercado nacional hemos notado con frecuencia que algunos estudiaron Derecho para complacer a su papá y otros tantos, calculadora en mano, pensaron que era una de las carreras más rentables. Estos últimos se preguntan si finalmente fue así: invertir al menos 6 años de estudio (en muchos casos 7 u 8), financiar un examen de grado (interrogadores, el “lucro cesante” de no estar trabajando, pagar el derecho a examen), financiarse mientras hace la práctica gratuita para el Estado, y terminar este calvario además con un crédito universitario por pagar.

La información salarial que se publica en el portal Mi Futuro dista absolutamente de lo que en Idealis Recruitment venimos constatando hace años puesto que apenas un 10% de los abogados en Chile realmente ganan más de $1.000.000 líquidos en su primer trabajo —en marzo Idealis Reports publicará una actualización de su informe de remuneraciones para el 2016—. Con razón hay frustración en los que, ilusionados con una carrera que parecía más corta y que pagaba mejor, ahora se enfrentan a que invirtieron fácilmente 20 millones (US$ 28 mil) en estudiarla para entrar al mercado ganando 400 mil (US$ 570).

Estamos claros que la rentabilidad de Derecho no es la de Ingeniería en minas ni la de Medicina (ésta última que pareciera tanto más larga que Derecho). Ya lo señalamos en otra oportunidad: difícilmente habrá una carrera en Chile que muestre una brecha tan grande entre el sueldo del quintil superior y del más bajo.

Al menos un 50% de las facultades de Derecho del país cargan con la responsabilidad de no informar correctamente a sus alumnos, quienes de haberlo sabido mejor, habrían estudiado algo más corto y más rentable. La rentabilidad de esta carrera no venía expresada en la letra chica del pagaré que firmaron al matricularse, ni en ninguna parte. Lo más triste es ver la ilusión de familias completas que se endeudan con tal de ver al primero de los suyos entrar a la universidad, especialmente cuando se trata de una carrera tradicional como ésta. Debería darle vergüenza a los decanos y a los directorios de muchas universidades que le venden humo a sus estudiantes.

Mi esperanza es que esto lo puedan leer los que piensan estudiar Derecho y van a directo a una trampa porque ignoran cuáles son los factores que más influyen en el sueldo del abogado recién titulado. Estos son la universidad de pre-grado, el nivel de contactos, el dominio del inglés y el buen rendimiento académico. Y si tuviera que escoger uno solo, me quedo con la universidad de pre-grado, porque insisto: va a demorar un largo tiempo antes de que pueda recuperar lo que le costó haber estudiado Derecho en la facultad equivocada.

¿Se puede venir de una familia de pocos recursos y encontrar un buen trabajo como abogado? Afortunadamente la respuesta es sí. Hay muchos empleadores inteligentes que les basta para contratar a un abogado, que venga de la Universidad de Chile y que haya sido buen alumno. Y la otra cara de la moneda es el abogado a quien lo acompaña el apellido. Pero el diámetro de la moneda no da para incluir a los que no fueron a una buena universidad, no hablan inglés y no vienen de una familia de abogados: a ellos el mercado los castigará como a cualquier hijo de vecino.

* Felipe Lavín Venegas es abogado, socio director de Idealis Legal Recruitment.

Comparte en: