Suscríbete
Editorial

Sin dogmas. No queda más que aplaudir

“Al reconocimiento de ir perdiendo la competencia con el Common Law, y a modificaciones como la eliminación de la causa y la consagración de la teoría de la imprevisión —entre otras cosillas—, se suma que este nuevo derecho se estableció vía ordenanza…”

25 Octubre, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Escenario: Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, lunes 24 de octubre. No es usual el nivel de honestidad: que académicos franceses digan “modificamos el Código Civil porque estábamos perdiendo terreno frente al Common Law” es impensable en un país como éste.

Dicho eso y pasando al fondo del asunto, Francia decidió renovar su derecho de contratos y obligaciones, consolidando doctrina jurisprudencial de años e innovando en algunas figuras, yendo incluso contra esa jurisprudencia.

En esta parte del planeta veríamos abogados de todas las edades clamando con horror por la falta de respeto a “don” Andrés Bello, quien tenía la sabiduría e inteligencia para predecir el futuro a mediados del siglo 19.

No contentos con esto, al reconocimiento de ir perdiendo la competencia con el Common Law, y a modificaciones como la eliminación de la causa y la consagración de la teoría de la imprevisión —entre otras cosillas—, se suma que este nuevo derecho se estableció vía ordenanza.

¡¿Vía qué?! Vía ordenanza. Porque la discusión parlamentaria para aprobar una ley iba a ser eterna.

Entendiendo que cada país es libre y soberano para construir su ordenamiento jurídico como quiera, respetando la Constitución; reconociendo mi completo desconocimiento del proceso que llevó a un grupo redactor a conciliar dos proyectos académicos y dos proyectos gubernamentales, plasmando 12 años de trabajo en esta ordenanza de 10 de febrero de 2016, no tengo más que aplaudir.

Si la inspiración francesa cambió, si la fuente de la cual nos nutrimos decidió que en esta área había “envejecido mal”, ¿tendremos en Latinoamérica la capacidad de adaptarnos haciendo bien las cosas? Sin dogmas. Trabajando. Mejorando.

Mustapha Mekki, Bernard Haftel, Nathalie Blan, Romain Boffa, Didier Guével, Frédéric Bicheron y Soraya Amrani-Mekki agradecieron al profesor chileno Mauricio Tapia el encuentro de ayer. Yo también.



Sofía Martin Leyton
Directora
Idealis Lex Reports
@Idealex_press

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn