Suscríbete
Editorial

Edad y autoridad

Si te sientes más cómodo tratando de usted a tu posible jefe o a tus clientes, ya no puedes alegar desconocimiento. Ponlo entre tus temas pendientes a reflexionar. ¿Por qué lo haces? ¿Es respeto o es miedo? “Libres e iguales en dignidad y derechos” ¿te suena?

15 Junio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 
Se considera señal de respeto y en países como Colombia, es lo usual. En Honduras es el tratamiento esperado incluso entre amigos.
 
Hablamos de tratar de usted y no de tú.
 
Pero en países como Chile y Argentina la realidad es la contraria; en Chile, además, muestra diferencias sociales y culturales.
 
Gente menor de 30 años que creció fuera de la capital suele tratar de usted a cualquier persona unos años mayor o que tiene cierta autoridad, lo que no pasa en Santiago. Y mientras más educados sean los padres o de mayor nivel socioeconómico, sus hijos hablarán de tú a tú con la mayoría de la gente, sin importar la edad.
 
¿Importa? Sí y no. En teoría, no necesitas renunciar a tus tradiciones y a tu crianza: siéntete orgulloso. En la práctica: “Si un candidato me trata de usted, de inmediato refleja problemas en sus habilidades blandas”, dice un reclutador de abogados.
 
Si te sientes más cómodo tratando de usted a tu posible jefe o a tus clientes, ya no puedes alegar desconocimiento. Ponlo entre tus temas pendientes a reflexionar. ¿Por qué lo haces? ¿Es respeto o es miedo? ¿No lo sientes un par, por qué?
 
Mientras lo piensas, comienza por tratar de tú y por su nombre a un médico que te atienda por primera vez o al pediatra nuevo de tus hijos: ríete al ver cómo se retuerce.
 
¿A alguien le suena la frase “libres e iguales en dignidad y derechos”?
 
 
Sofía Martin Leyton
Directora
Idealis Lex Reports
@Idealex_press

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn