Suscríbete
Columnas

Uso de software sin licencia en empresas

“No deja de ser curioso y a tener en cuenta que el 45% de los casos investigados por la Justicia procede de denuncias de ex trabajadores”.

2 Junio, 2017 Comparte en:
software sin licenciaBelén Salvador
Belén Salvador

Dos empresas en España han sido multadas con más de 450.000 euros por usar un software sin licencia (equivalentes a más de US$ 500.000), de acuerdo a la noticia publicada por el sitio Confilegal. https://confilegal.com/20170601-dos-empresas-multadas-con-mas-de-450-000-euros-usar-software-sin-licencia/
¿Qué entendemos por software ilegal? Lo primero que a cualquiera le viene a la cabeza es la instalación de un software e uno o más dispositivos, sin la autorización del propietario de los derechos de autor: lo que se conoce como piratería.

Pero nos olvidamos de todos aquellos casos en los que una empresa dispone de una licencia de uso de un determinado software, que adquirió legalmente en su momento, pero hace un uso excesivo de la misma.
Este uso ampliado puede deberse a que el sistema informático fue instalado en más computadores de los permitidos, o en más servidores, o tiene a más usuarios concurrentes de los permitidos, entre varias otras posibles contravenciones de los límites establecidos en el contrato.

En este último supuesto también estamos frente a un software sin licencia, y se trata de una práctica bastante extendida en el mundo empresarial.

BSA es la asociación que aglutina las principales empresas de tecnologías de la información a nivel mundial y advierte que el software ilegal favorece los ciberataques, como el del pasado 14 de mayo y días siguientes, cuando el virus WannaCry (un malware) y sus variantes llegó a infectar a 230.000 equipos de empresas y organismos públicos repartidos en 179 países.

A esto hay que sumar el coste comercial del uso fraudulento de software, que equivale a más de 900 millones de dólares perdidos por los fabricantes y desarrolladores, en detrimento de mejoras en los sistemas, inversiones en I + D, y un eventual incremento en las remuneraciones y bonos de los empleados.

Según la investigación publicada por BSA – The Software Alliance “Estudio global de software 2016”, en Chile el uso del software sin licencia y/o mal uso de la licencia alcanza el 57%.

Sin importar el país en que residas, si te encuentras dentro de dicho porcentaje, mi recomendación es que revises los términos de tu licencia y regularices la situación. Y si no tenías licencia, la adquieras directamente de fuentes legítimas que puedan establecer programas de gestión de activos de software (SAM).
¿Por qué? Entre las primeras consecuencias y más obvias, se encuentra el cumplir con la ley, minimizar la vulnerabilidad ante virus, pero además evitar el daño a la reputación, que es difícil de superar.

Se está llevando a cabo una política de regularización por parte de los fabricantes, que concretamente se ha traducido en enviar una carta a las empresas invitándolas a revisar sus licencias y ponerse en contacto, en un plazo determinado. Una de las que me ha tocado leer entregaba 5 días para responder sobre la situación actual del licenciamiento, y avisaba que en caso de que no hubiera contacto, y al fabricante o distribuidor le constaran las irregularidades, se presentarían acciones legales.

La denuncia ante el BSA es totalmente confidencial y, si el caso denunciado es investigado y finalmente se comprueba la ilegalidad, hay una multa asociada respecto de la cual el denunciante tiene derecho a un porcentaje.

No deja de ser curioso y a tener en cuenta que el 45% de los casos investigados por la Justicia procede de denuncias de ex trabajadores.

 

* Belén Salvador Crespo es abogada de la U. de Granada, España, y es especialista en contratos de tecnologías de la información y protección de datos. Tiene un máster en Gestión internacional de la empresa por EOI. Trabaja en In Motion Servicios S.A., con sede en Santiago, desde donde se centraliza la labor legal para las filiales de la región.

Comparte en: