Suscríbete
Columnas

Nuevos formatos del retail

“… Arrendar espacios para promocionar e introducir una marca en el público consumidor, los llamados pop up store, que son aquellos espacios que se arriendan en un lugar estratégico por unos meses o incluso semanas…”

29 Agosto, 2018 Comparte en:
formatos del retailAnnalucia Fasson, Estudio Muñiz
Annalucia Fasson Llosa

La competencia en ventas hace que los emprendedores piensen en ideas innovadoras y atractivas para atraer a un público que se vuelve cada vez más exigente y que está en búsqueda de nuevas propuestas.

Existen formatos de retail desde lo más tradicional que es el de arrendar espacios, módulos o locales a un largo plazo. En el Perú solo se puede celebrar contratos de arrendamiento máximo por un plazo de 10 años a cambio del pago de una contraprestación que puede ser una renta mínima (que se paga a principios de cada mes) o una renta variable en función a un porcentaje que se aplica a las ventas que se hayan realizado en su local dentro de dicho mes.

Además, por el solo hecho de entrar al centro comercial se debe de pagar un pie de ingreso o de derecho de llave —na suerte de matrícula de colegio o derecho de admisión a un club—, y montos correspondientes a los gastos de mantenimiento de áreas comunes y del fondo de promoción, que es un monto fijo o por metro cuadrado que se aporta en beneficio de la realización de campañas publicitarias a favor del centro comercial, tales como el Día de la Madre, Fiestas Patrias o Navidad, con la finalidad de atraer más público. Cuanto más publico vaya más posibilidad de venta hay y como consecuencia de ello un mayor pago de renta variable para el centro comercial.

Por su parte, los centros comerciales también están adaptando su propuesta de oferta para dejar de ser un centro de compra para convertirse en uno de experiencia. Ahora se inauguran espacios de entretenimiento, arte, gastronomía y de diversión, ya que la tendencia mundial es comprar el producto con un clic y recogerlo en la tienda. Así, el área arrendada solo se utiliza como almacén o pick up, por lo tanto se están comenzando a arrendar nuevos espacios conocidos como los pick up store.

Asimismo, los centros comerciales a raíz del uso cada vez más frecuente del comercio electrónico están incorporando en sus contratos de arrendamiento o usufructo una cláusula para exigir a los arrendatarios que, aunque la venta se realice desde su página web o vía online, si el despacho de la mercadería se efectúa desde la tienda del centro comercial, la venta será computable para efectos del cálculo de la renta variable del local materia de arriendo o usufructo.

Otro formato de retail que cada día va creciendo en el mercado es el de arrendar espacios para promocionar e introducir una marca en el público consumidor, los llamados pop up store, que son aquellos espacios que se arriendan en un lugar estratégico por unos meses o incluso semanas y que no tienen por finalidad la venta en si misma sino que se desea promocionar u ofertar un producto diferente y creativo. Asimismo, los pop up store se caracterizan por llamar mucho la atención, dado que son novedosos y se encuentran en lugares estratégicos o poco comunes, y también suelen ser itinerantes, es decir, no siempre estarán en el mismo lugar.

Por otro lado, y ya como alternativa a la venta en un centro comercial, dado que para algunos emprendedores las rentas pueden ser elevadas, está naciendo un nuevo concepto que es la venta en la calle mediante la promoción de sus productos en buses o camionetas. Es decir, es el concepto de foodtruck, que no es otra cosa que vender comida en espacios abiertos a través de camionetas. Se les conoce como restaurantes itinerantes o también aplicando el mismo concepto nacen los fashiontruck que comercializan ropa, zapatos y cosméticos. Tanto los foodtruck como los fashiontruck son una especie de carritos o bus que van recorriendo la ciudad y que tienen determinadas rutas establecidas para que sus clientes prueben y compren su producto.

Y, finalmente, no podíamos dejar de mencionarlo, el crecimiento de cada vez más franquicias en el Perú, el cual consiste en que el titular del negocio (el franquiciante) autoriza a un tercero, (el franquiciador) a fabricar, distribuir y/o comercializar determinado producto y/o servicio dentro de una zona o territorio, transfiriéndole el know-how, es decir, su modelo de negocio por un determinado período y debiendo el franquiciador cumplir y mantener los estándares de calidad y procedimientos acordados para la ejecución del contrato.

En el Perú la primera franquicia en operar fue en 1981 con Kentucky Fried Chicken (KFC), sin embargo, a la fecha cada vez más empresarios apuestan por invertir bajo esta modalidad de contrato como por ejemplo los recientemente inaugurados Taco Bell o Victoria’s Secret.

Y usted ¿con cuál formato de retail quisiera emprender su negocio?

 
* Annalucia Fasson Llosa es asociada senior del Estudio Muñiz, de Perú. Es especialista en derecho corporativo y jefa del Área de Derecho de la Moda y Retail.

Comparte en: